Internacional

COMISION DE LA VERDAD

1968: invasión militar en la Universidad de Brasilia

El 29 de agosto de 1968, el campus de la Universidad de Brasilia fue brutalmente invadido por los militares. Centenares de estudiantes fueron retenidos en el campo de deportes. Decenas fueron encarcelados e incluso uno fue herido de bala. Los presos sufrieron brutales torturas. Esta fue la tercera invasión sufrida en la universidad desde el comienzo de la dictadura en 1964.

Isabel Infanta

@isabel_infanta

Sábado 11 de octubre de 2014 | Edición del día

A pesar de su corta existencia –su fundación fue en 1962, dos años después de la inauguración de la ciudad- la UnB estaba a tono con el clima político e ideológico que se vivía en aquellos años en Brasil y en el mundo, como el del Mayo Francés.

Los estudiantes universitarios venían mostrando una vigorosa resistencia a la represión estatal. Recientemente, en una importante asamblea cerca de 3000 estudiantes de la UnB repudiaban el asesinato de un estudiante secundario en Rio de Janeiro en manos de la policía. Los profesores universitarios venían sufriendo despidos y persecuciones, en lo que era una clara ofensiva contra la vanguardia política e ideológica en el centro mismo del poder político del país.

La truculencia de los militares

Los militares se encontraban en el poder desde 1964 tras el golpe de Estado que derrocó al presidente João Goulart. La dictadura brasilera, que duró hasta 1983, hizo uso de los aberrantes métodos de represión que caracterizaron a otras dictaduras como la de Augusto Pinochet en Chile o como la que en Argentina dejó a 30 mil desaparecidos.

Gilson Dantas, médico y Doctor en Sociología de esa universidad, quien en ese momento era estudiante de medicina y fue uno de los presos y torturados ese día, cuenta en una entrevista que “fuimos presos sin mandato judicial, es decir, secuestrados. Luego surgió un fuerte movimiento democrático por nuestra liberación. Fueron 37 días de cárcel. Fui torturado con golpes, ‘teléfono’ y agua a presión. Sin embargo algunos colegas míos sufrieron torturas mucho peores. Recuerdo haber visto a una compañera siendo arrastrada por policías, inconciente y perdiendo sangre”.

Este y los innumerables hechos de violación a los Derechos Humanos ocurridos en Brasil durante la dictadura continúan sin castigo.

Los dos demonios de la Comisión de la Verdad de la UnB

La “democracia” brasilera fue instaurada sobre la base de un ignominioso pacto de impunidad para los represores sobre la base ideológica de la “teoría de los dos demonios”, que igualó las acciones de lucha y resistencia de sectores de la población oprimida a las acciones terroristas de las fuerzas represivas del Estado que buscaban mantener el orden opresor. Entre los partidos que aceptaron y sostuvieron este pacto se encuentra el PT, dirigido en aquel entonces por el ex presidente Lula.

La pretensión de castigo para los militares de sectores importantes de la población, muchos víctimas de la represión estatal, obligó sin embargo a que el PT en el gobierno tuviera que buscar algún mecanismo que permitiera descomprimir esos reclamos y a su vez renovar su maquillaje progresista. Es así como surge la “Comisión de la Verdad”, una verdadera farsa que pretende perpetuar el pacto de impunidad por medio de una investigación que saque a la luz los crímenes de la dictadura sin que eso permita castigar a los criminales.

La Comisión de la Verdad de la UnB, impulsada por el Rectorado, actúa como auxiliar de la nacional. Según señala Dantas, quien declarará en esa Comisión para dejar su versión de los hechos, “la verdadera historia no es contada por que exigiría una sincera autocrítica de todos los que participaron de la resistencia dando su apoyo y confianza ciega a las direcciones nacionalistas burguesas y también porque es un duro golpe a la estrategia de conciliación de clases que marca la historia del PT”.







Temas relacionados

Comisión Nacional de la Verdad   /    Dictadura en Brasil   /    Brasilia   /    PT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO