Mundo Obrero México

MUNDO OBRERO

2015: año de superexplotación para las y los trabajadores mexicanos

La situación del trabajo en el año 2015 se caracterizó por una profunda precarización y superexplotación, aunado a las raquíticas condiciones de trabajo.

Martes 29 de diciembre de 2015 | Edición del día

El año 2015 en América Latina ha sido definido por distintos analistas como el fin de ciclo de los “gobiernos posneoliberales”. Gobiernos que llegaron al poder después de procesos de movilizaciones y protesta social que tumbaron presidentes en muchos países del cono sur, como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina, mismas que se desarrollaron producto del desgaste del neoliberalismo en esas naciones.

Dichos gobiernos mantuvieron el curso capitalista de sus países, y se beneficiaron en la primera década de este siglo por el alto precio de las materias primas, lo que les permitió otorgar distintas concesiones a los sectores obreros y populares, teniendo altos índices de popularidad, a la par que se garantizaban altas tasas de ganancia para los capitalistas y las trasnacionales. Pero el ciclo del “boom” de las materias primas ha terminado y los gobiernos que antes se presumían como “nacionales y populares” ahora se han visto como los sostenedores de políticas anti obreras y anti populares.

PRECARIZACION LABORAL, EL OTRO ROSTRO DE PEÑA NIETO

En ese contexto, México ha aparecido como la economía de Latinoamérica que, al calor de la integración a los Estados Unidos, mantuvo tasas de crecimiento que -aunque bajas respecto a décadas previas- superaron las de la mayoría de las economías del Cono Sur. Esto ha dado pie a que los medios de comunicación burgueses del país exalten al gobierno mexicano y califiquen las medidas “macroeconómicas” del gobierno como satisfactorias.

Pero para los trabajadores mexicanos esa relativa estabilidad y los índices de crecimiento relativo del PIB no se refleja en su día a día. Sino que la situación del trabajo en el año 2015 se caracterizó por su fuerte precariedad y superexplotación, aunado a las raquíticas condiciones de trabajo. Millones de trabajadores que mueven los resortes de las grandes empresas trasnacionales, muchas de las cuales se ubican en las ramas consideradas dinámicas de la economía -como la automotriz, la electrónica o la industria aeroespacial- en estados como los del norte y el centro del país, en plantas y parques industriales de alta tecnología, reciben a cambio los salarios más bajos de la región. Se debe mencionar también, que 70 por ciento de trabajo precario es mano de obra femenina.

A esto hay que añadir que también el 2015 el cinismo del régimen mexicano pues, mientras los funcionarios públicos gozaron con aguinaldos de hasta 500,000 pesos, los trabajadores recibieron un ridículo aumento de un 4.6% en el salario mínimo, pasando de 70.10 a 73.04 pesos. Esto confirma lo que decimos arriba, que México es el país con los salarios más bajos en América Latina.

El gobierno mexicano presume que se crearon “más de 700 mil empleos” en este año. Pero estos trabajos fueron creados gracias a las enormes ventajas que el gobierno mexicano cede a las burguesías transnacionales: salarios miserables, aranceles bajísimos y permisos especiales para contaminar la salud de las personas y el medio ambiente.

La política antiobrera del Estado se extiende al resto de la clase. En noviembre de este año el gobierno jalisciense y la patronal, de la mano de los charros de la CTM maniobraron un fraude para imponerse en la pelea por la titularidad del sindicato de la planta de Honda Jalisco contra el sindicato independiente, el STUHM. Para hacerlo utilizaron a la policía dentro y fuera de la planta, junto con la presencia de golpeadores de la CTM.

El año 2015 fue también el año de la imposición de las reformas estructurales a través de toletazos. Después de que retrocedieron las movilizaciones por Ayotzinapa, el régimen de la alternancia vio una oportunidad para enfrentar la resistencia del magisterio frente a la reforma educativa. El gobierno busca aleccionar al resto de trabajadores para no encontrar oposición en su intención principal: que México sea una atractiva plataforma de producción y exportación, y para el impulso de las ganancias de las transnacionales.

Esto mientras las condiciones de las grandes mayorías de la población ha empeorado. Hasta los propios organismos oficiales, como el Consejo Nacional de la Política de Desarrollo Social (Coneval) arrojan que en el 2015 dos millones más de mexicanos pasaron a la franja de la pobreza, siendo Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Michoacán las entidades con más pobres del país.

NUEVO DESPERTAR DE LA LUCHA OBRERA

Sin embargo, no todo el panorama de la clase obrera es sombrío. Las duras condiciones para laborar están arrojando a cientos y aún miles de trabajadores a unirse y luchar contra la superexplotación. El ejemplo lo están dando las trabajadoras y trabajadores de Ciudad Juárez, una ciudad donde se presenta la expresión más cruda del neoliberalismo: la maquila.

Maquiladoras como Foxconn, Eaton y Lexmark realizaron paros en este año para luchar por mejores salarios y condiciones. Para hacerlo, los obreros y obreras se dieron cuenta que necesitaban tener un sindicato independiente que los fortaleciera y así poder enfrentar a la patronal. Los trabajadores de la maquila están dando un importante paso: Ciudad Juárez, conocida por ser la tierra de feminicidios, ahora está mostrando el despertar de sectores de la clase obrera, siendo las mujeres maquiladoras la mayoría en estos procesos.

Así, el nuevo año que entra será un año de suma importancia para la clase trabajadora mexicana. Aunque aun de manera molecular, los obreros se vienen rearticulando y se abre la posibilidad de que ese camino se profundice. Ante el ataque a las condiciones laborales de los trabajadores, estos deben avanzar en su su unidad y fortaleza. Para eso será fundamental la coordinación de las luchas existentes, rodear de solidaridad las mismas, y avanzar en una política independiente de la patronal, los charros y las instituciones, para imponer las reivindicaciones de los trabajadores en lucha.







Temas relacionados

Mundo Obrero México   /    Precarización laboral   /    Luchas obreras   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO