Mundo Obrero

OPINION

8M: Por Las Trabajadoras de Cuyoplacas

Reproducimos una carta de Edgardo Videla, delegado de la fábrica mendocina Cuyoplacas, sobre las condiciones de trabajo de las mujeres en esa fábrica y la importancia de movilizarse el próximo 8M en el Paro Internacional de Mujeres

Edgardo Videla

Delegado Comisión Interna de Cuyoplacas | Mendoza

Lunes 6 de marzo de 2017 | 13:39

Como Delegado Gremial de la Maderera Cuyoplacas, estoy muy orgulloso de mis compañeros por muchas razones, y una de ellas es por como hemos evolucionado hacia una conciencia que contempla a la violencia de género, no sólo como una problemática social preocupante, sino también adoptando una actitud participativa hacia las campañas y marchas por el “Ni una menos”, infinidad de fotografías con compañeros de todos los sectores de trabajo, además de levantar la consigna en los torneos de fútbol, o marchar en cada convocatoria, dan prueba de esto.

Sistema de Ascensos

Cuando un hombre ingresa a trabajar en Cuyoplacas, lo hace con la categoría más baja del escalafón del Convenio Colectivo de Trabajo de la Industria Maderera, al cabo de 3 años, alcanzará las categorías intermedias, y a partir del cuarto año en adelante debería alcanzar las categorías más altas. La velocidad con que se logre este proceso dependerá de varios filtros, (no siempre contemplados por el Convenio). El primer filtro es la capacidad del trabajador para desempeñar su tarea, que va emparentado directamente con el grado de “amiguismo y sumisión” que desarrolle con su encargado, ya que es este quien solicita la categoría para el operario. El segundo filtro, lo pone el Departamento de Recursos Humanos, que evalúa si el trabajador presenta inasistencias, accidentes laborales, o sanciones, algo que no debería tenerse en cuenta para valorar el trabajo. Y el último filtro lo pone el Directorio, que determina el número de ascensos que otorgará en cada entrega de categorías.

Si bien hay casos particulares que demuestran inequidad e injusticia dentro de los ascensos en Cuyoplacas, el sistema es, en una mirada generalizada, de la forma que se explicó.

Mujeres en Cuyoplacas

Dentro del grupo de más de 350 trabajadores de Cuyoplacas, hay siete mujeres, seis afectadas a la Fábrica de Muebles, y una, afectada a la cocina y comedor donde toman su refrigerio los trabajadores de esta Planta.

Estas seis mujeres que se desempeñan en el“Sector de Kit”, no tienen, bajo ningún punto de vista, el mismo trato que los hombres por parte de Cuyoplacas, no tienen oportunidad de ascender. En un escalafón que va de categoría 7, la mínima, hasta 1, la máxima, desde su ingreso hasta la actualidad las mujeres de Cuyoplacas, solo ascendieron hasta la Categoría 5.

Cuando hay trabajadores que en cuatro años han alcanzado la categoría máxima, las trabajadoras llevan, en promedio, 8 años, sin recibir un ascenso, sin salir de una de las categorías más bajas del Convenio.

Trabajo de Delegados

Desde el año 2007, en la Subsecretaría de Trabajo de Mendoza, entre Delegados, Sindicato, y miembros del Directorio, se acordó la entrega de ascensos dos veces al año. Algunos años más tarde, en 2011, los Delegados de la Comisión Interna, comenzamos a entregar al Directorio nuestras sugerencias con respecto a los ascensos de nuestros compañeros. El año pasado, por primera vez, los Delegados pudimos sentarnos a discutir las categorías con Recursos Humanos, e incluso conseguir que se revieran algunas categorías luego de haberse hecha efectiva la entrega.

Desde que comenzamos a pasar la lista al Directorio, los Delegados hemos hecho foco sobre la injusta valoración que le da el Directorio de Cuyoplacas al trabajo femenino, incluso se expuso el tema en la Sub Secretaría de Trabajo, sin que la Empresa abandone su postura. La razón que esgrimen, es que el trabajo específico que desempeñan las trabajadoras, no les permite, según el Convenio, acceder a un ascenso. Si bien esto tiene asidero, también es verdad que las compañeras son llamadas a reemplazar a operarios varones, realizando la misma tarea que ellos en diversos sectores, y periódicamente, sería muy justo que esta predisposición y capacidad de las mujeres de Cuyoplacas, fuera reconocido por la patronal. No obstante esto, es una situación extremadamente injusta que las compañeras no tengan la posibilidad de salir del Sector, el puesto y el trabajo al que la Empresa las confina indefinidamente.

No bajamos los brazos

De ninguna manera la Comisión Interna de Cuyoplacas, dejará de insistir en el pedido de igualdad de derechos para nuestras compañeras, pero después de tantos años sin ser escuchados, entendemos que con el diálogo respetuoso, no alcanza. Nuestras compañeras siguen siendo postergadas sistemáticamente por la Empresa. Por lo tanto, desde la CI no descartamos pasar a acciones que visibilicen ante la sociedad, la situación de estas trabajadoras.

Fundamentalmente, entendemos que en algún momento, las víctimas de esta injusticia, deberán abandonar los temores, y tener una posición más ofensiva, en donde ellas mismas exijan el respeto que se merecen. Cuando esto pase, la CI está lista para respaldarlas hasta las últimas consecuencias, pero además, tanto las compañeras, como la Comisión Interna, necesitamos la solidaridad de todos los trabajadores.

Los trabajadores, los compañeros, deben entender que el “Ni Una Menos” que venimos apoyando, no apunta solo a la agresión física que duele y mata. No es un slogan vacío, como el que agitó nuestro Presidente en el discurso de apertura de Sesiones, cuando el Estado destina menos de $5, por mujer a los programa de violencias de género, es también entender, que violencia es la falta de igualdad en los derechos de laburantes que sufren nuestras compañeras.

En este sentido todos podemos dar el primer paso, un nuevo mensaje de solidaridad, como lo hemos hecho con tantos laburantes propios y ajenos, este miércoles 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer.

Banalización de nuestra historia

Así como desde las clases dominantes, compuestas por la oligarquía empresarial y sus aliados en la casta política, se esfuerzan por instalar que el 1 de Mayo, es un día de festejo, para que los trabajadores celebremos nuestro esfuerzo cotidiano al servicio del patrón, intentando destruir la memoria de lucha de clases, y el recuerdo de Los Mártires Chicago, quienes dieron su vida para que las generaciones siguientes, nosotros, tengamos jornada laboral de 8 horas. Así, intentan extirpar de la historia obrera, el recuerdo de las 130 obreras textiles que hartas de ser explotadas, se rebelaron, y fueron quemadas vivas dentro de un textil de New York, para instalar que el Día Internacional de la Mujer, es el día para agasajar con flores y bombones, a nuestras novias, esposas, o amigas.

Te puede interesar: El 8 de marzo las mujeres paramos y volvemos a las calles de Mendoza

El 8 de Marzo se celebra a la mujer que lucha, puede o no, haber flores, pero no debe faltar la conciencia de la clase obrera. Por eso, invito a todos los compañeros y compañeras a sumarse a la movilización que se llevará a cabo a partir de las 18 hs, el próximo miércoles, concentrando en el nudo vial. Hay muchas razones para estar presente, y una de ellas es por los derechos de nuestras compañeras de Cuyoplacas.







Temas relacionados

#8M   /    #ParoInternacionalDeMujeres   /    #NiUnaMenos   /    Día Internacional de las Mujeres   /    Mendoza   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO