Géneros y Sexualidades

8 DE MARZO

8M: en la UNCuyo redoblemos la apuesta por los derechos de las mujeres trabajadoras

Este 8M las mujeres de Pan y Rosas Mendoza saldremos a las calles por nuestros derechos. Seremos parte de enormes manifestaciones que se realizarán en nuestro país así como en los principales países del mundo. También pondremos en juego la amplia experiencia de lucha por nuestros derechos que tenemos las mujeres de esta provincia.

Jueves 7 de marzo | 11:26

Exigiremos aborto legal ya y separación de la Iglesia y el Estado, así como la plena aplicación de la ILE y la ESI. Lo haremos en nombre de aquellas niñas de Tucumán y Jujuy doblemente violentadas cuando se las obliga desde el Estado a continuar con embarazos que no desean y que fueron producto de un abuso. Lo haremos porque sabemos que esos casos no son ajenos a nuestra provincia.

Mendoza nunca adhirió al Protocolo de Aborto No Punible a pesar de que existe hace casi diez años a nivel nacional, tanto el gobernador kirchnerista Paco Perez como el radical Cornejo se negaron a adherir. Este último a pesar de que demagógicamente lo había prometido durante su campaña electoral. Denunciamos que se trata de una resolución nacional que debería aplicarse de todas formas, pero la falta de adhesión de nuestra provincia habilita arbitrariedades en su aplicación. Desde Pan y Rosas en el Frente de Izquierda, impulsamos este debate en reiteradas ocasiones cuando Noelia Barbeito era senadora provincial. Sin embargo, los diputados radicales y peronistas se negaron siempre a tratarlo. El acceso a este derecho elemental está tan minado en Mendoza que ni siquiera tenemos acceso Oxaprost en las farmacias por contener Misoprostol.

Nos plantaremos firmes contra la injerencia de las iglesias en nuestras vidas y denunciando los casos de abuso sexual infantil por parte de sus miembros, como sucedió en el Instituto Próvolo de Luján. Desde el principio el Estado y sus funcionarios intentaron garantizar la impunidad a los abusadores, llegando al absurdo de que el propio municipio de Luján (UCR) gastó alrededor de 173 millones de pesos en comprarlo y transformarlo en su nueva municipalidad, ocultado la escena de un caso judicial que aún no se cerraba.

Te puede interesar: Mendoza: con una fuerte denuncia al ajuste las organizaciones de mujeres preparan el 8M

Mendoza es la misma provincia donde nunca se aplicó plenamente la Educación Sexual Integral en las escuelas porque las iglesias literalmente llamaban a alzarse en armas contra ese derecho elemental, como sucedió hace unos años en el sur.

Mendoza es la misma provincia donde nunca se aplicó plenamente la Educación Sexual Integral en las escuelas porque las iglesias literalmente llamaban a alzarse en armas contra ese derecho elemental, como sucedió hace unos años en el sur. Nos plantaremos porque sabemos que si no avanzamos nosotras, lo harán ellos, y que no hay conciliación posible con quienes llaman a estrechar más fuerte las cadenas que nos oprimen.

Saldremos también a exigirle al gobierno provincial que se implemente la Emergencia en Violencia de Género y el aumento en el presupuesto en violencia de género. En la larga cadena de violencias que sufrimos las mujeres, el Estado tiene su cuota de responsabilidad ya que actualmente el gobierno de Mendoza destina 11 pesos por mujer. Una vergüenza, “más barato que el colectivo” como manifestó nuestra compañera Noelia Barbeito comparándolo con el precio del boleto, que ya llegó a los 16 pesos para la tarifa mínima y que se anuncian nuevos aumentos.

Pero sabemos que no alcanza solo con eso. Por lo que exigimos también el acceso a trabajos genuinos, de calidad, en blanco y con salarios acordes a la canasta básica. Mendoza es una de las provincias donde más fuerte pega el ajuste que afecta a toda la clase trabajadora, pero que pega doblemente sobre nosotras.

Lo hacemos en una provincia donde existe un 6,4% de desocupación, y el número roza el 20% si hablamos de las mujeres jóvenes menores de 29 años. Sólo en 2018 se destruyeron más de 3 mil puestos de trabajo, mientras Cornejo ya dejó desocupados a más 8.800 trabajadores estatales desde el inicio de su gestión.

Por eso este 8M, al frente de la columna de Pan y Rosas estarán las trabajadoras, aquellas que pelean cada día para llegar a fin de mes con salarios que no alcanzan para costear la enorme inflación, que duplicó los precios de los productos de consumo cotidiano el año pasado. Juntas diremos a los gobiernos provincial y nacional que no queremos más precariedad en nuestras vidas, para eso es necesario dejar de pagarle inmediatamente al FMI, que se lleva el 70% de la riqueza que se produce en el país.

Por eso estarán al frente las docentes y las enfermeras que vienen exigiendo más para educación y peleando contra el vaciamiento de los hospitales públicos. Las mismas que denuncian que el presupuesto de este año, votado por el oficialismo y la oposición del PJ, implicó fuertes recortes en sus áreas para bancar esa enorme e ilegítima deuda.

También podes leer: [Video] Mitos y realidades sobre el Día Internacional de las Mujeres

Son esas docentes las que vienen luchando contra el gobierno provincial que las ataca constantemente en sus discursos y con el extorsivo ítem aula, a pesar del cual cientos de ellas estarán el viernes en las calles. Lo harán en oposición al gobierno provincial y a la Dirección General de Escuelas que ahora, además, quiere prohibir a sus alumnos asistir a clases con sus pañuelos verdes. Intentan así invisibilzar un reclamo del que les estudiantes secundaries fueron y siguen siendo les protagonistes.

Con ellas marcharemos también las estudiantes universitarias que hemos dado una lucha histórica en la provincia contra la casta judicial cuando denunciamos, al calor del NiUnaMenos, a los docentes de la UNCuyo Uliarte y Valerio por sus fallos misóginos y homofóbicos. Levantaremos las banderas de las más pobres y olvidadas en el nombre de Johana y Soledad, y las banderas del orgullo en nombre de Alejo Hunau, a quien estos jueces calificaron de “desviado sexual” por ser homosexual, para justificar la absolución del único imputado por su crimen. Son los mismos jueces que condenaron sólo a 3 años con prisión domiciliaria al policía que asesinó a por la espalda a Lucas Carraso, de sólo 16 años, en un claro caso de gatillo fácil.

En el nombre de todos ellos, las universitarias exigimos terminar con la casta judicial y reclamaremos que los jueces sean electos por voto popular y con cargos revocables. Denunciaremos una vez más las provocaciones de Cornejo que durante su gobierno designó a Valerio como juez de la Suprema Corte, a pesar del amplio repudio popular.

En la pelea contra esta casta judicial, este 8M marcharemos junto a nuestros compañeros trabajadores como Jonatan Neira. Delegado de Átomo Supermercados, a quien la patronal le inventó una causa para despedirlo por ser delegado de sus compañeros de trabajo, llevando adelante una persecución judicial en su contra, hasta que finalmente la semana pasada le sacaron los fueros gremiales dejándolo sin trabajo. Dos de los jueces de la Suprema Corte que fallaron en su contra, Valerio y Palermo, plantean públicamente diferencias de criterio pero no dudan en unirse para atacar la organización de los trabajadores.

Denunciamos las políticas persecutorias de los Millán, así como la precariedad que imponen en sus supermercados. Recordemos que se trata de una de las familias más adineradas de la provincia que año a año reúnen a la casta política con los empresarios provinciales en un almuerzo vendimial que oculta toda la miseria a la que someten a les trabajadores rurales.

Por eso, mientras se festeja la Vendimia de los ricos y de los grandes empresarios bodegueros, nosotras marcharemos junto a las obreras de viña, levantando también sus demandas. Exigiremos que tanto para ellas como para todos los trabajadores de viña que se apruebe inmediatamente el proyecto de ley de la jubilación anticipada a los 57 años. Mientras ellos se agasajan con todos los lujos a disposición, les niegan de forma discriminatoria a las viñateras y sus compañeros, acceder a este derecho del que ya gozan el resto de los trabajadores rurales

En los últimos años el movimiento de mujeres de Mendoza ha ganado ampliamente las calles, logramos que todos los responsables de perpetuar nuestra opresión tengan que salir a darnos explicaciones. Fuimos miles copando la casa de Gobierno en el último pañuelazo, lo mismo sucedió para las multitudinarias marchas por NiUnaMenos. El año pasado, para el último 8M éramos decenas de miles y este año no podemos hacer menos que redoblar esas fuerzas.

Este 8M no puede ser un año más, es necesario que pongamos en pie una enorme columna que refleje cada una de nuestras demandas. Al calor de la crisis mundial y los ataques que desde arriba nos vienen imponiendo, el movimiento de mujeres se radicaliza a lo largo y ancho del globo. En América Latina debemos repudiar con todas nuestras fuerzas al imperialismo, para eso rechacemos al FMI en nuestro país y exijamos el no pago de la deuda, a la vez que denunciamos el intento de golpe en Venezuela, que sólo ajustará las cadenas de nuestras hermanas y hermanos en ese país.







Temas relacionados

#8M   /    #ParoInternacionalDeMujeres   /    Día Internacional de las Mujeres   /    UNCuyo   /    Mendoza   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO