Mundo obrero internacional

ESTADOS UNIDOS

A 11 días de la huelga en General Motors: sindicato coreano muestra solidaridad

La huelga en todo el territorio estadounidense de los trabajadores de la General Motors ya cumple 11 días, son aproximadamente 30 fábricas las que se encuentran paradas.

Jueves 26 de septiembre | 17:45

Esto aunado a las amenazas y despidos de la empresa que está tratando de negociar con la cúpula del sindicato la manera de detener a los trabajadores sin ceder en sus demandas que incluyen elementos básicos como el derecho a la salud y la seguridad en sus centros de trabajo.

La huelga ya detuvo dos plantas en Canadá que aglomeran aproximadamente a 2000 trabajadores, quienes han sido en muchos casos despedidos temporalmente por la empresa y el sindicato Unifor, el más grande del sector privado, tampoco ha hecho nada por organizar a los trabajadores o defender sus fuentes de empleo.

A su vez, ya se ha anunciado que, de seguir el paro, existen posibilidades de comenzar a cerrar plantas en México, principalmente la de Coahuila que ya reporta exceso de producción.

Estas son las amenazas y los acuerdos que pacta la empresa tanto con los gobiernos como con las principales centrales sindicales que son Unifor y la CTM, en ambos lados de la frontera de EUA.

Esto con la finalidad de que los trabajadores no se organicen y generen un verdadero paro trasnacional que ponga en jaque las terribles condiciones de explotación en la que se encuentran los trabajadores no solo en América del Norte sino en otros países como Brasil o Corea del Sur, en donde la gigante automotriz tiene presencia.

En los Estados Unidos el sindicato al frente de la huelga el UAW (United Automobile Workers) se ha manejado de manera oportunista con todos los bandos. Por un lado, plantea estar defendiendo a los trabajadores, a pesar de que trato de evitar la huelga, por otro lado pacta con los empresarios buscando incansablemente la manera de detener el paro, sin atreverse a llamar al resto de sus 100,000 agremiados en Ford, Fiat y Chrysler que ya han mostrado su interés por unirse y crear una huelga general automotriz.

Pero por si esto fuera poco el UAW ha comenzado a ensanchar la campaña electoral de algunos políticos, principalmente del Partido Demócrata, como la recién publicación “heroica” del gobernador de Montana Steve Bullock, anunciando que estará hoy en el piquete de los trabajadores.

Esta manera oportunista en la que el sindicato navega le permite por todos los frentes salir victorioso con intereses y favores de las altas cúpulas con los políticos y empresarios, utilizando como moneda de intercambio a los trabajadores y su hartazgo ante el abuso.

Es por eso que la solidaridad es tan importante en todos los niveles, porque son únicamente los trabajadores los que pueden cortar de tajo con toda esta corrupción y mafia que se encuentra jugando con su futuro y su dignidad.

Solidaridad desde Corea

Recién este martes se publicó una carta de los trabajadores del GM en Corea del sur aglomerados en el Korean Metal Workers Union, en el cual destacan:

"A nombre de 180 mil trabajadores… les decimos que a través del océano, no están solos y su lucha es nuestra lucha”

Denunciaron condiciones igual pésimas de trabajo que incluso llevaron a trabajadores al suicidio después de haber entregado toda su vida a la General Motors en trabajos precarizados y que nunca obtuvieron una dignificación del retiro, terminando sus días en la calle.

Anunciaron también que se encontraran en paros escalonados y acciones de protesta tomando las calles de Seúl.

Pero es necesario dar un paso más allá: que los trabajadores de base presionen a la dirección del sindicato coreano, que ve a las plantas de General Motors en Estados Unidos como competencia, para generar acciones contundentes de apoyo a los huelguistas estadounidenses, como el llamado a un paro nacional en toda Corea.

En México, ante la solidaridad, la patronal impone despidos

También el día de ayer en una carta publicada en redes se solidarizaron con los trabajadores despedidos en la planta de Silao en México.

Además de los primeros cinco despedidos en la planta de Silao, el pasado 25 de septiembre la patronal junto al sindicato charro, despidieron al compañero Javier Martínez Mosqueda, sumando así ya ocho despedidos, quien junto a otros miembros de la agrupación sindical Generando Movimiento se encuentran construyendo una fuerte resistencia en contra de la CTM y apoyando a sus compañeros en EUA.

Estos despidos ya han sido denunciados también por los trabajadores de la planta Flint en Michigan y es deber no solo de los aglomerados en el sector automotriz, si no de todos los que laboramos en condiciones de explotación exigir la reinstalación de todos los compañeros despedidos en Silao, Ontario y los Estados Unidos, así como de abrazar y solidarizarse con la huelga iniciada en Detroit.







Temas relacionados

Mundo obrero internacional   /    Corea del Sur   /    Estados Unidos   /    Claves internacionales   /    General Motors   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO