Cultura

HISTORIA ARGENTINA

A 122 años de la fundación del Partido Socialista

El 28 y 29 de junio de 1896 se realizó un Congreso que nucleaba diversas agrupaciones socialistas en el Club Vorwärts. Es considerado como el congreso fundador del Partido Socialista de Argentina.

Jueves 28 de junio | Edición del día

Antecedentes

En 1857 se funda la primera asociación obrera: la sociedad tipográfica bonaerense. Entre mediados de la década del 60 e inicios de la década del 70 aparecen los primeros periódicos obreros y en la década siguiente se crean nuevos sindicatos: carpinteros, ebanistas y anexos, albañiles, panaderos, etc.

Argentina presencia durante la segunda mitad del Siglo XlX, la mayor afluencia de inmigrantes (mayoritariamente europeos) de la historia, quienes arribaron al país no solo con su fuerza de trabajo, sino con las tradiciones de lucha gestadas en el viejo continente.

El club Vorwärts

En enero de 1882 emigrados alemanes que habían llegado al país escapando de las persecuciones del gobierno de Bismarck, fundaron el Club Vorwärts. Eran, en general, miembros del partido socialdemócrata alemán y su nombre provenía de su lema “Verein Vorwärts”, traducido como “unidos y adelante”.

El club estuvo representado en el Congreso internacional obrero que fundó la ll internacional y que se reunió en París en 1889, a tal efecto viajó el franco argentino Alejo Peyret.

De acuerdo con las resoluciones de dicho Congreso, se debería organizar también en la Argentina el 1° de mayo de 1890 la conmemoración de los Mártires de Chicago con la demanda de las ocho horas. Al tratarse de una realización simultánea de mitines en todo el mundo, sería un símbolo de la solidaridad internacional del proletariado.

El Club Vorwärts fue el impulsor de aquella jornada. Era esencialmente una agrupación socialista, sin embargo, los anarquistas y sus organizaciones fueron convocados y participaron plenamente en la preparación del acto, de la mano de una comisión que se formó con la finalidad de ponerse en contacto con las organizaciones obreras existentes [1].

Los inicios del Partido Socialista

“Y dejaron de ser extranjeros
en el instante en que se aprestaban a luchar
por el mejoramiento de las condiciones de vida
del proletariado argentino y por el progreso institucional”.

Augusto Kuhn

Hasta 1894, los grupos socialistas estaban compuestos casi exclusivamente por obreros inmigrantes, generalmente trabajadores cualificados y artesanos. Las asociaciones no solo se caracterizaban entonces por la idea de desarrollar la teoría y la práctica socialista en Argentina, sino que también funcionaban como agentes de cooperativismo y lugares de encuentro entre extranjeros de un mismo país, que sufrían el desarraigo, en un momento en que el país atravesaba una enorme crisis económica y la tasa de retorno era altísima. Así como el Club Vorwärts nucleaba a exiliados alemanes, Les Egaux conformaba el grupo socialista de Francia y Fascio dei Lavoratori, el de Italia.

Ese año se produjo un cambio fundamental en el campo socialista al aparecer La Vanguardia pero sobre todo al incorporarse una buena cantidad de intelectuales.

A partir de este hecho, se producirá una polémica entre el viejo y el nuevo núcleo, hasta que el viejo sector finalmente sea desplazado por el ala que encabezará Juan B. Justo.

En 1895, a propuesta del grupo Les Egaux, se aprobó una carta orgánica y se eligió un Comité Central de quince miembros (tres por cada grupo), cuyo primer secretario general fue José Ingenieros. Poco después, el 13 de octubre de ese año, se reunió la primera Convención del partido, que resolvió modificar el nombre por el de Partido Socialista Obrero Argentino (PSOA).

El 8 de marzo de 1896 el PSOA se presentó por primera vez a elecciones en Buenos Aires, con una lista de parlamentarios integrada por Juan B. Justo, Adrián Patroni, Juan Scheafer, Germán Avé Lallemant y Gabriel Abad, obteniendo 138 votos, en una elección escandalosa y abiertamente fraudulenta, como era la característica de un régimen electoral basado en el voto cantado. Un sector de agrupaciones socialistas (sobre todo los miembros del Club Vorwärts) se manifestaron en contra de participar debido a que, en primer lugar los inmigrantes no podían votar así que las elecciones carecían de cierta validez, y en segundo lugar, serían garantes, indirectamente, del fraude. A pesar de estos recaudos, terminaron sumándose al PSOA.

El 28 y 29 de junio de 1896 se realizó por primera vez un Congreso, llevado adelante en el Club Vorwärts. Es considerado como el congreso constituyente o fundador del Partido Socialista de Argentina.

Será La vanguardia el órgano de prensa del partido autodefinido como un periódico socialista científico, defensor de la clase trabajadora. Será editado por Augusto Kuhn, quien venia del Club Vorwärts, Esteban Jiménez, Isidro Salomo, Juan Fernández y dirigido por un joven médico de 28 años, Juan B. Justo, quien también fue el primero en traducir El capital, al español.[2]

Un programa reformista

La plataforma del PS se basaba en un programa de reivindicaciones mínimas (salario igualitario entre hombres y mujeres, jornada laboral de 8 horas, etc.) y se pronuncia por el librecambio con el exterior a favor del ingreso de productos más baratos. El PS no plantea la cuestión nacional y la relación del país con el imperialismo (en un contexto de plena inserción del país en la división internacional del trabajo). Su estrategia es reformista, y así como en el plano económico aspira a la modernización del país capitalista, en el político se orienta a ocupar espacios dentro del régimen (consiguiendo en 1904 Alfredo Palacios la primera banca socialista en América Latina), y a través del parlamentarismo ir mejorando las condiciones de vida de los trabajadores.[3]

Para el PS, la organización de los obreros en sindicatos, cooperativas y partido, era la condición para conquistar el progreso del país. En tanto y en cuanto no se modernice el estado y entren en plena vigencia las instituciones, no se desarrollarían totalmente las fuerzas productivas y, por lo tanto, el proletariado como sujeto revolucionario.

El quiebre por izquierda dentro del Partido Socialista se dará en el marco, primero, de la guerra, y luego de la Revolución Rusa. En cuanto a la Gran guerra, un sector del PS caracterizó correctamente a la escalada bélica como la consecuencia de la expansión imperialista. Este sector era una base más obrera que estaba cansada del reformismo y progresismo intelectual de Justo que alejaba al PS de las luchas obreras.

Mas allá de que se asistió a una reconfiguración mundial de las izquierdas luego de la toma del poder por los bolcheviques, dentro del PS este mismo sector, también más juvenil, comienza a evidenciar el conservadurismo de Justo y, en un periódico que lanzarán en paralelo con La Vanguardia, conocido como La Internacional, mencionarán “Somos como Lenin, no como Kerensky”.[4] El PS entre 1917 y 1919 reivindicará la revolución pero será pro revolucionario, no pro bolchevique, caracterizando a Lenin y Trotsky como agitadores más cercanos a las ideas de Bakunin y no de Marx, y alejándose de las democracias reales, imponiendo una dictadura del proletariado que consumara una dictadura de los bolcheviques.

A partir de esta caracterización, se escindirá el actual Partido Comunista, adherente en ese entonces a la Revolución Bolchevique y la lll internacional, y el resto del partido socialista sufrirá divisiones en general orientadas en torno al progresismo, fortaleciendo al régimen burgués.

Notas

1. Bauer, Alfredo. La Asociación Vorwärts y la lucha democrática en Argentina. 1a edición. Buenos Aires. Biblioteca Nacional. 2008.

2. Falcón, Ricardo.Orígenes del movimiento socialista en Argentina. Prologo. Cuadernos del Ciesal. Año 8, numero 10. 2011.

3. Aragón, Hernán. Historia critica del sindicalismo: desde los orígenes hasta el Partido Laborista. 1a Edición. Buenos Aires. Ediciones IPS. 2009.

4. Entrevista a Hernán Camarero en Ideas de Izquierda: Http://www.laizquierdadiario.com/ideasdeizquierda/wp-content/uploads/2017/11/48_51_Camarero.pdf







Temas relacionados

Historia argentina   /    Partido Socialista   /    Movimiento obrero   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO