Economía

A pedido del Citibank, el juez Thomas Griesa convocó a nueva audiencia el viernes

El juez Thomas Griesa convocó ayer a una audiencia para el próximo viernes. Fue a pedido del Citigroup, que le había solicitado al juez que le permitiera el pago de los títulos en dólares bajo legislación argentina que vencen el próximo 30 de setiembre. En la misma jornada, el gobierno redobló la presión sobre el banco, afirmando que este “no tiene una pistola en la cabeza” sino “un contrato con la Argentina”.

Esteban Mercatante

@EMercatante

Martes 23 de septiembre de 2014 | Edición del día

El juez Thomas Griesa convocó ayer a una audiencia para el próximo viernes, luego de que el Citigroup le solicitara que permitiera el pago de los títulos en dólares bajo legislación argentina, cuyo vencimiento opera el próximo 30 de setiembre. La entidad “argumentó” que la orden del magistrado de impedir los pagos de títulos en dólares bajo ley local la enfrenta al gobierno argentino, que le exige que cumpla con los contratos que los vinculan, dijeron agencias internacionales.

El jueves pasado la Corte de Apelaciones de Nueva York rechazó una presentación similar hecha por el Citigroup al considerar que el pedido no era de su jurisdicción, pero no le cercenó al banco la posibilidad de presentarse ante Griesa. En tanto, el ministro de Economía, Axel Kicillof, advirtió que “el contrato no es con el Citibank Nueva York, sino con el Citibank Argentina” y aseguró que, “si no cumple, hay una serie de regulaciones que incluyen diferentes penalidades”. Karen Wagner, abogada del Citigroup había adelantado que el banco le pediría a Griesa “que revoque o demore su decisión de impedir el pago”, acción que finalmente se conoció ayer.

Tras la primera orden de Griesa de bloquear los pagos a bonistas reestructurados, el Citigroup había conseguido que Griesa permitiera un pago “por única vez”. Sobre esa decisión luego fue a la Corte de Apelaciones, justificando en el impacto que tiene la sentencia de Griesa sobre la relación del banco y la Argentina. La Argentina le exige al Citigroup que cumpla con los contratos que los vinculan, mientras la entidad no quiere incumplir las sentencias dictadas por Griesa. Durante la audiencia que se celebró el jueves pasado, Citigroup ya adelantó que cumplirá con los fallos de la justicia de los Estados Unidos.

El día de ayer, el Gobierno argentino redobló la presión sobre el banco, aunque rechazó los cuestionamientos sobre el tono de las exigencias que está planteando el Gobierno argentino. “No tiene una pistola en la cabeza” sino que “tiene un contrato con la Argentina que dice que cuando se le deposita la plata, tiene que pagar”, recalcó el ministro. En tanto, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, advirtió al Citibank que “no debe estar en un dilema” porque tiene que transferir los fondos depositados por el país a los tenedores de deuda soberana a raíz de que “se trata de la aplicación de la jurisdicción argentina”.

El gobierno reforzó la presión sobre el banco, para intentar contra reloj conseguir la continuidad de los pagos de bonos fuera de jurisdicción norteamericana. Hace esto a la vez que busca avanzar con la implementación de la Ley de Pago Soberano para intentar salir del default, al menos con los bonistas que acepten cambiar la jurisdicción. Más allá de la retórica de “patria o buitres”, el gobierno busca apoyarse en buitres “buenos” como Soros, y viene ensayando múltiples vías para volver a ser pagador “serial”. Es decir, restablecer el oneroso costo que tiene para la economía argentina el pago de la deuda. La soberanía, sólo para los discursos o para aplicar a algunas leyes nombres pretenciosos.







Temas relacionados

Deuda externa   /    Citibank   /    Thomas Griesa   /    Buitres   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO