Política

JUJUY

Agrupación 9 de abril: “Hay que fortalecer la organización de los docentes contra la grilla y por el salario”

Desde la agrupación 9 de abril de Jujuy señalaron que “la lucha de la docencia hizo retroceder al Gobierno en el tema de la grilla. Hay que redoblar la organización democrática y la exigencia a las directivas de asambleas y plan de lucha por la derogación de la ley 6118, una grilla discutida por la docencia y por el salario”.

Viernes 24 de enero | 18:40

Mañana se realizará una nueva reunión de los y las docentes autoconvocados/as. Desde la agrupación nueve de abril venimos participando desde el primer día de la lucha contra la grilla y por la derogación de la ley 6118, como también de todas las instancias y reuniones autoconvocadas. Participamos tanto en las movilizaciones, como en el enorme rechazo de la jornada del día 16 de diciembre, como también dando la pelea con los diputados del PTS/FIT, quienes vienen apoyando incondicionalmente nuestros reclamos en la calle, como en la Legislatura y la Comisión de Educación.

Para pensar cómo continuar esta lucha creemos importante resaltar algunos puntos principales de lo que se ha conseguido hasta ahora. En primer lugar, el gobierno de Morales tuvo que retroceder de su intención de aprobar la grilla el 3/12 y luego de la jornada del 16/12 se logró una relación de fuerzas que hizo que, por el momento, no hayan podido avanzar. Este es un punto muy importante, ya que luego de años de ataques se logró frenar, aunque sea parcialmente, una medida que perjudica nuestras condiciones laborales.

Básicamente, esto se logró a partir de la organización desde abajo que impuso a las directivas gremiales el paro y la movilización el 3/12 y que se continuó bajo la forma de autoconvocados, donde se aglutinó a distintos/as referentes y agrupaciones, pero sobre todo a sectores de activistas que encontraron allí un espacio de debate y organización. Esto permitió sostener la exigencia sobre las conducciones sindicales para que no haya ningún acuerdo a espaldas de las y los docentes y un estado de alerta y movilización ante cualquier intento del Gobierno de querer votar la ley durante enero.

Pero, lo que realmente consideramos que inclinó la balanza a nuestro favor fue la aparición en escena de los miles de docentes que desde las escuelas expresaron un rotundo rechazo al proyecto de grilla en la jornada del 16 de diciembre. Desde autoconvocados también se jugó un rol importante en esa instancia, elaborando como fruto del debate distintos documentos y argumentos que fueron los que, de alguna manera, colaboraron a organizar el rechazo en cada escuela, empalmando con un sentimiento de hartazgo y hastío de la base docente frente al constante maltrato por parte del Gobierno.

Humildemente, desde nuestra agrupación creemos haber aportado tanto en la elaboración de esos documentos como también en la participación en los cabildos abiertos acerca de cómo encarar la lucha: como por ejemplo el debate que planteamos en relación a que era un error que desde autoconvocados se convocara a parar el día 16/12 cuando lo que teníamos que preparar era la discusión y el rechazo en las escuelas como finalmente se dio. Convocar o exigir la convocatoria al paro ese día nos hubiera aislado de los miles de docentes con quienes dimos el golpe más fuerte rechazando la grilla contundentemente.

En este marco, desde nuestra agrupación entendemos a “autoconvocados” como un espacio de coordinación que reúne a distintas formas de pensar y opinar y da un lugar de organización a muchos docentes que ven que las actuales conducciones gremiales no están respondiendo a la altura de los ataques. Pero que, sin embargo, no se deja de dar los debates y exigencias dentro de los gremios que son una organización del conjunto de los y las trabajadoras. Esta coordinación surgió al calor de la lucha contra la grilla y la ley 6118.

Por eso desde nuestra agrupación hemos planteado la necesidad de establecer un método en el que se respete la libertad de tendencias y opiniones en el marco de respetar un funcionamiento democrático asambleario, en las que se toman decisiones por votación de mayoría y minoría y se lleva adelante lo resuelto con un “solo puño”. Desde este punto de vista nadie se puede auto-adjudicar la pertenencia o dirección del espacio.

Desde este punto de vista criticamos el accionar de un sector de autoconvocados que, rompiendo la unidad en la acción que se venía desarrollando, se adjudica la representación de autoconvocados sin que esto haya sido resuelto en ninguna asamblea. Vemos esto como un grave error que repite los métodos que se critican a las directivas gremiales.

¿Cómo seguir?

La nueva etapa de la lucha docente se da en un marco provincial y nacional en la que, por un lado se abrieron expectativas en muchos trabajadores/as por el cambio de gobierno nacional; pero que las primeras medidas van mostrando, desde nuestra opinión, que se sigue privilegiando el pago de la deuda, los intereses de los más poderosos, sobre la realidad de trabajadores y jubilados que no llegamos a fin de mes.

Tanto la llamada ley de solidaridad, como el reciente proyecto enviado por el Ministro de Economía al Congreso ponen como eje principal la necesidad de la sustentabilidad del pago de la deuda, el ajuste de las cuentas fiscales y el “esfuerzo” que siempre viene de los trabajadores y no de los empresarios que amasaron fortunas con el macrismo. Con el agravante de que se plantea la “prorrogación de soberanía”, es decir de que si hay litigios con los fondos buitres, puede resolver la justicia norteamericana como ya pasó con el juez Griessa.

En cuanto a la deuda ni siquiera se pone en cuestión, para investigar, el desfalco y la fuga que se desarrollaron durante los últimos cuatro años, por ejemplo con el bono a 100 años de Caputo, entre otros. En este marco, se entienden tanto las declaraciones de Alberto Fernández contra las cláusulas gatillos en las negociaciones salariales (dando a entender la idea liberal de que la inflación la generan los salarios), como la negación de Gerardo Morales a pagar el aumento insuficiente decretado a nivel nacional, cuando al tercer trimestre del año pasado la provincia tenía superávit.

Por eso en este marco, para avanzar en la lucha contra la grilla y por la derogación de la ley 6118, como también empezar a organizarnos para la pelea salarial en paritarias, no sólo hay que reforzar la organización democrática, sino que también no hay que pensar la lucha sólo de manera corporativa, ya que nuestra fuerza se multiplica uniéndonos al reclamo de otros sectores de trabajadores, pero sobre todo uniendo lazos con la comunidad educativa, empezando por los estudiantes y sus familias que también sufren las consecuencias de la crisis y los intentos de atacar cada vez más a la educación pública para imponer un modelo de educación mercantilizada que no sólo afecta nuestras condiciones laborales sino también la educación de la mayoría de los y las jóvenes que van a la escuela pública y son de familias trabajadoras. En ese sentido, vemos que hay que redoblar la exigencia de asambleas a las directivas para continuar la lucha contra la grilla y empezar la pelea por las paritarias.







Temas relacionados

Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO