Política

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Ajuste peronista: Magario y Menéndez paran todas las obras públicas en sus municipios

Como Vidal, los intendentes de La Matanza y Merlo decidieron frenar todas las obras, lo que repercutirá negativamente en el empleo y la actividad económica.

Virginia Gómez

@mavirginiagomez

Miércoles 5 de septiembre de 2018 | 16:25

En medio de una corrida cambiaria de la semana pasada, que desató un nuevo salto en la crisis económica y política del Gobierno, la gobernadora María Eugenia Vidal decidió poner todos sus recursos en “asistencia social”, usando de intermediarios a miembros de la Iglesia Católica y evangélicas.

“Vidal y Stanley estuvieron con referentes de Cáritas del conurbano y tienen previsto reunirse en los próximos días con los obispos bonaerenses que se encuentran en Italia y con referentes de organizaciones sociales”, informaron a través de un comunicado. A la vez que hoy que se dió a conocer una reunión de Macri con pastores evangélicos con el mismo objetivo.

La asistencia social consta de “refuerzo” en septiembre y diciembre, únicamente, de $300 en la Asignación Universal por Hijo y un incremento en la entrega de alimentos a comedores, mientras la fuga de capitales asciende a 20 mil millones de dólares sólo en los primeros siete meses del año y queman las reservas del Banco Central. El monto destinado por la Gobernadora para lo que denomina “ayuda” social, es de sólo mil millones de pesos y serán reducidos de otras áreas del presupuesto provincial.

Decisiones similares a las de la Gobernadora tomaron los intendentes de La Matanza y Merlo de la provincia de Buenos Aires. Verónica Magario y Gustavo Menéndez decidieron frenar las obras municipales, y destinar los recursos unilateralmente a “asistencia social”. El titular del PJ bonaerense declaró que van a realizar “un repliegue de la inversión de todo lo que tiene que ver con obras de infraestructura”, mientras que Magario agregó que “el panorama es terrible de acá a fin de año”.

Aunque sus propios pronósticos avizoran una cruda realidad producto del plan de ajuste de Macri y el FMI, en el peronismo bonaerense siguen trabajando para el cada vez más lejano 2019. Consultado sobre el armado electoral de todo el peronismo, Menéndez sostuvo que “vengo trabajando en ese sentido, en el sentido de la unidad amplia. Todos construyendo una gran oferta electoral. Una nueva confluencia el campo popular, que es el primer paso para la composición de una nueva mayoría. Si eso sucede, si tenemos esa inteligencia política y ese equilibrio emocional, tendremos una fuerza imbatible en las urnas y en condiciones de volver a darle a nuestro pueblo sus horas más felices, que siempre fueron y seran peronistas”.

Falta más de un año para las elecciones, y los capitalistas y especuladores ya están ganando con esta crisis que saquea a los trabajadores y sus riquezas. Pero el peronismo bonaerense lejos está de tomar medidas inmediatas que afecten las ganancias de quienes se están beneficiando con la fuga de capitales, el pago de la deuda y la devaluación, en sintonía con la CGT que convoca a un paro pasivo en primavera y los gobernadores que se aprestan a acordar un presupuesto de ajuste. Mientras desde el peronismo anhelan cambiar el año calendario, las grandes mayorías ya pagan los costos sociales del saqueo, que pretenden contener con migajas. Recordemos que días atrás, la intendenta de La Matanza y titular del PJ local propuso avanzar en la “paz social” y conformar con “gran mesa de diálogo” precedida por la Iglesia.

Te puede interesar: Macri nos declara la guerra, el PJ pide “paz social” y que la Iglesia presida “gran mesa de diálogo”

Como planteó Nicolás del Caño, diputado nacional del PTS en el Frente de Izquierda, “la clase trabajadora y la juventud necesitan un programa propio frente al saqueo desenfrenado que están imponiendo el gobierno y el FMI, con la complicidad del PJ y sus gobernadores que ya están negociando con Macri el presupuesto de ajuste para el 2019”. Junto con la exigencia a las centrales sindicales de asambleas en los lugares de trabajo (tomando como ejemplo la autoorganización estudiantil que recorre el país), para imponerles un paro activo ya de 36 hs.

Pero como los trabajadores no tienen tiempo que perder, desde el PTS y las agrupaciones que impulsamos proponemos también tomar en nuestras manos la Jornada Nacional de Lucha del próximo 12 de septiembre, impulsada por los obreros del Astillero Río Santiago, en el marco del paro de estatales, docentes y profesionales de la salud, junto a la juventud que pelea por “plata para educación y no para la deuda”, y con la fuerza de las mujeres que luchan por sus derechos.







Temas relacionados

Iglesia   /    PJ bonaerense   /    Gustavo Menéndez   /    Asignación Universal por Hijo (AUH)   /    AUH   /    Verónica Magario   /    CGT   /    PJ   /    Iglesia Católica   /    Provincia de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO