Sociedad

MEDIOS DE DIFUSIÓN

¿Alacranes o escorpiones? ¿paranoia mediática o realidad?

A raíz del fenómeno de la aparición de alacranes en CABA y GBA; y la cobertura de los grandes medios de difusión que ameritó ocultar los 380 despidos en AGR-Clarín, entrevistamos al Doctor en Biología Andrés Ojanguren*.

Facundo Pilarche

Congresal Suteba | @facupilarche

Sábado 21 de enero de 2017 | 00:00

1. En la última semana, han habido una serie de casos de picaduras de alacranes. Estamos frente a una invasión?, Son algunos casos aislados? Cual es la situación real?

No se puede hablar de una invasión; en Buenos Aires hay dos especies de escorpiones: Bothriurus bonariensis que no es peligrosa para el hombre, es natural de esta zona, y actualmente está restringido a zonas poco urbanizadas, y Tityus trivittatus que es potencialmente peligroso, fue introducida por el hombre en Buenos Aires a principios del siglo pasado, y que ya esta instalado en el subsuelo de la ciudad.

Siempre en verano los escorpiones presentes en la ciudad de Buenos Aires tienen una mayor actividad que hace que aumentan las posibilidades de que una persona los pueda ver, o que accidentalmente entren en una casa. Este verano fue particularmente húmedo y caluroso, lo que favoreció aun más este fenómeno, pero no se puede asegurar a esta altura que haya habido un aumento de la población de escorpiones.

2. De acuerdo a esto, ¿Por que tuvo tanta repercusión este fenómeno?

La repercusión que tuvo este fenómeno este año creo que fue amplificada por el accidente grave de un chiquito en Palermo que lamentablemente llama más la atención que si hubiese sido en un a zona más marginal. Las dos muertes de chicos que se habían dado poco tiempo antes en Córdoba, si bien aparecieron en los medios, tuvieron mucha menos repercusión.

3. ¿Que tipo de precaución hay que tener?

En la ciudad de Buenos Aires los escorpiones peligrosos están restringidos al subsuelo de la ciudad (subtes, cámaras de luz, cloacas...), y generalmente acceden a las viviendas a través de las cañerías o de grietas que comuniquen con estos ambientes. Por esto conviene tapar los desagües con rejilla de trama muy fina que no les permita pasar, y poner burletes bajo las puertas para que no ingresen desde la calle.

Hacia el norte del país Tityus trivittatus esta presente en zonas peri domiciliarias y no esta limitado al subsuelo. En estas zonas conviene evitar tener en las casas acumulaciones de escombros o madera, para así evitar ofrecerles lugares que les brinden refugio.

En caso de picadura hay que ir lo más rápido posible al Hospital, ya que el suero debe ser aplicado en lo posible en las primeras dos horas después de la picadura. En la medida de lo posible hay que tratar de capturar al escorpión para que el médico determine si es una especie peligrosa y decida si es necesario aplicar el suero. El animal puede estar muerto ya que son fácilmente identificables; no es recomendable intentar capturarlos vivos ya que pueden causar nuevos accidentes en el intento.

3. ¿Hay algún tipo de protocolo de actuación para la población?

No tengo conocimiento de que exista algún protocolo a nivel nacional para este tipo de eventualidades. Si entiendo que desde hace unos años el instituto Malbrán fabrica suero antiescorpiónico. A nivel nacional el Instituto Malbrán es el que se ocupa de hacerle llegar el suero antiescorpiónico a los distintos centros de salud de referencia como el Hospital Posadas (de donde salió el suero que le aplicaron al chiquito picado en Palermo).

4. ¿De dónde provienen los escorpiones y a que sectores de la población puede afectar más?

La especie peligrosa de Buenos Aires, Tityus trivittatus, proviene originalmente del norte del país, aunque en este momento ya esta distribuida en casi todas las ciudades del centro y norte de la Argentina. En Buenos Aires esta especie esta normalmente restringida al subsuelo de la ciudad y en general sólo llegan a la superficie cuando se inundan los lugares donde habitan o son perturbados por algún movimiento.

La picadura de esta especie casi nunca es mortal en adultos, pero hay varias muertes registradas en niños pequeños. Debido al lugar donde habitan en la ciudad, la mayor cantidad de accidentes registrados suelen ser en trabajadores que se encuentran realizando tareas en cloacas, subtes o sótanos, y al ser adultos normalmente los accidentes no suelen ser de gravedad. Los casos de picaduras en niños pequeños por suerte son raros en la ciudad de Buenos Aires y hasta el momento no tengo conocimiento de que haya habido víctimas fatales en la ciudad.
En el norte del país al estar presentes los escorpiones en zonas peri domiciliarias los accidentes con niños son mucho mas comunes, y si han habido varios casos de accidentes fatales.

* Andrés Ojanguren, Doctor en Biología, investigador del CONICET en la división aracnología del Museo Argentino de Ciencias Naturales, “Bernardino Rivadavia”







Temas relacionados

AGR-Clarín   /    Alacranes    /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO