Política

LEGISLATURA PORTEÑA

Amenazan a diputado del Frente de Izquierda en plena sesión

La llevó a cabo el legislador Roberto Quattromano, mano derecha de Cristian Ritondo, a Marcelo Ramal (PO) mientras se discutía un permiso para el uso de un club de golf en Lugano. La última sesión ordinaria ya había pasado las 12 horas y había aprobado beneficios impositivos para empresas tecnológicas y de artículos deportivos, el canje de deuda de la Ciudad y el Presupuesto 2015, entre otros proyectos. La iniciativa del PRO de prohibir los cuidacoches volvió a caer.

Sábado 13 de diciembre de 2014 | Edición del día

Foto / DyN

Pasada la medianoche de ayer se terminaba de aprobar el presupuesto 2015 con algunas pequeñas modificaciones con las que se negoció el apoyo del UNEN y del bloque de Graciela Ocaña. Más temprano se habían votado las exenciones de impuestos para empresas tecnológicas y artículos deportivos y la autorización a tomar deuda pública para cubrir vencimientos de 2015 y 2017, pero todavía quedaba el polémico proyecto que otorgaba a la Asociación Golf Club José Jurado el permiso de uso de un predio en el Parque de las Victorias, en Lugano y de más de 45 hectáreas, hasta 2029.

La sesión ya venía votando a favor de los negociados privados y este proyecto parecía ser el “broche de oro” para el PRO. Ya había conseguido el apoyo del Frente para la Victoria, a cambio de la construcción de un jardín, y del UNEN, al bajar de 20 a 15 años el permiso. Lo cínico del proyecto que iban a votar es que el predio queda justo enfrente del barrio Papa Francisco que fuera violentamente desalojado en agosto de este año. A los vecinos que no tienen tierra les tiraron sus casas las topadoras, mientras que a un club de golf privado se le otorga un permiso a precios irrisorios de un terreno equivalente a 45 manzanas.

Los diputados Alejandro Bodart (MST), Pablo Bergel y Gustavo Vera (Bien Común) ya habían manifestado su oposición cuando estaba haciendo uso de la palabra Marcelo Ramal del Frente de Izquierda. En ese momento, Quattromano empezó a hostigarlo desde su banca y luego se acercó a la banca del legislador del FIT. Mientras seguía provocándolo, durante su intervención se acercó y, cuando todos pensaban que iba a hablarle de la nueva derecha moderna de gestión y de los últimos números de Durán Barba, le espetó un “ya vas a ver cuando te agarre la barra brava afuera, cuando estés solo”, ante la incredulidad de los vecinos de la banca Bergel y Vera que presenciaron una dosis de realpolitik del PRO que seguramente va a alterar a Macri. Algo similar ya había sufrido el diputado nacional Nicolás del Caño (PTS-FIT) cuando fue agredido por la patota del SMATA en el Congreso Nacional por su apoyo incondicional a los trabajadores de la autopartista Lear.

Ramal solicitó una moción de privilegio ante la amenaza del ritondista Quattromano pero el PRO se negó a votarla y llamó a un cuarto intermedio para bajar la tensión. Al reanudarse el debate, intentó una poco creíble disculpa y después de provocaciones varias, decidió dar por terminada la sesión sin votar el proyecto.

El macrismo de la Ciudad es consciente de que puede acordar con el FPV o con el UNEN sus iniciativas y negociados, pero tiene en el FIT la única oposición consecuente que cuenta con un desarrollo cada vez más importante en la Ciudad. Se ve que el desarrollo de la izquierda está poniendo nervioso a más de un derechista.







Temas relacionados

Marcelo Ramal   /    Patricio del Corro   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO