Cultura

LITERATURA

¡Ánimo, Verónica!: la orfandad que deja una guerra

Reseña de una estudiante de 1° 4° de la escuela secundaria de comercio N° 2 “Malvinas Argentinas” de Jujuy, sobre una novela juvenil referida a la orfandad que dejó la Segunda Guerra Mundial en Francia.

Lunes 4 de noviembre | 11:49

La obra es una novela juvenil que procede del país de Francia, tiene 15 capítulos y su autora es Suzanne Pairault. El lenguaje de la novela es formal. La obra comienza Ab ovo y tiene algunas anacronías. La cuenta un narrador omnisciente. Se trata de la orfandad, la pobreza y la independencia.

Verónica es una niña huérfana que está por ser adoptada por un hombre. A Verónica le avisan que tiene un hermano y ella decide irse a vivir con él. Su hermano no la dejaba estudiar, así que ella, sin decírselo, busca trabajo y toma clases particulares. Luego de un tiempo deciden mudarse lejos, pero el padre adoptivo los convence de quedarse con él.

La época en la que se desarrolla la historia es en los ´40 o ´50, y se sitúa en Francia. En la historia hay indicios de que Verónica es abandonada por su niñera en el bombardeo de los alemanes a París el 3 de junio, en la Segunda Guerra Mundial (capítulo 9).

La parte de la historia que me conmovió más fue cuando Verónica y su hermano Jerónimo explican todo lo que vivieron como huérfanos.

La descripción de los personajes es buena, tienen la personalidad muy bien definida porque sus actitudes concuerdan con cómo los describe el narrador, son verosímiles.

Verónica, como una niña que creció sin padres, es independiente y responsable, aprende a cuidarse sola, sabe lo que tiene que hacer: a los trece años compra, cocina, estudia, ordena y trabaja.

En del capítulo 12 (en la página 131), Jerónimo responsabiliza de su adicción al juego al trabajo “autómata” de la fábrica. Jerónimo dice: “…Bueno, yo estoy seguro de que lo más dañoso para mí ha sido esta vida de fábrica, que aborrezco; esas máquinas, ese trabajo autómata…”. Creo que es posible que tenga razón, depende del esfuerzo que haga, yo supongo que el trabajo en una fábrica sí es cansador.

Llama la atención que la novela fue publicada por primera vez en 1955 (la tradujeron mucho después al español) y todavía, en la actualidad, hay condiciones laborales como las de Jerónimo y, por así decirlo, también hay personas adictas al juego según leí en un diario de internet de España.

La parte que no me gustó de la historia es en la que Jerónimo le prohíbe estudiar a Verónica. Si yo fuese la autora cambiaría esa parte, haría que Jerónimo deje estudiar a Verónica desde un principio.

Aun así, yo recomendaría esta obra a todos mis conocidos. Es una novela juvenil que te puede llamar la atención y te puede conmover.







Temas relacionados

Narrativa   /    Jujuy   /    Juventud    /    Reseñas   /    Literatura   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO