Internacional

DECLARACIÓN DE LA CRT DEL ESTADO ESPAÑOL

Ante la sentencia a los líderes soberanistas y la represión en Cataluña

Impulsemos asambleas en los centros de estudio y trabajo para que la huelga del 18 sea masiva. Contra la represión del Estado y el Govern. Que la lucha por la amnistía y contra la represión abra el camino a la lucha por imponer procesos constituyentes desde la movilización.

Miércoles 16 de octubre | 23:10

Reproducimos la declaración emitida por la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras del Estado Español (CRT) parte de la Fracción Trotskista - Cuarta Internacional. La declaración fe publicada originalmente en el sitio español de la Red Internacional La Izquierda Dirio.

Las protestas contra la sentencia se extienden por toda Catalunya. Tras las manifestaciones y la acción del aeropuerto del lunes, ayer martes decenas de miles se movilizaron en las principales ciudades. Este miércoles han arrancado las primeras huelgas estudiantiles, como en la UAB, que mañana se extenderán al resto de universidades y las marchas que el viernes confluirán en Barcelona. Todo un gran calentamiento de motores para la jornada de huelga general prevista para ese día y que será el punto más álgido de esta semana de lucha.

Preparemos la huelga general del 18-O con asambleas en los centros de estudio y trabajo

Para poder sostener y desarrollar esta lucha, fortalecerla y decidir democráticamente que hoja de ruta necesitamos para imponer la amnistía, frenar la represión y retomar la lucha por el derecho a decidir, es fundamental que la izquierda independentista, anticapitalista y el sindicalismo alternativo, promovamos asambleas en los centros de estudio, trabajo y barrios.

En el movimiento estudiantil hay que preparar la huelga y la confluencia con los trabajadores y trabajadoras. Los sindicatos estudiantiles deben convocar asambleas de base en todas las facultades e institutos para convertir los centros de estudio en epicentros de organización de los miles de jóvenes que se movilizan a diario.

La izquierda sindical ha de sumarse de conjunto a esta convocatoria, empezando por la CGT que fue clave para la huelga del 3 de octubre. A su vez, hay que buscar la confluencia con los sectores de base de los grandes sindicatos que desde secciones sindicales y comités quieren ser parte de la huelga del 18.

Y redoblar la exigencia a las direcciones de CCOO y UGT que hasta la fecha se niegan a hacerlo y siguen poniendo trabas así para que sea una huelga masiva ¿Realmente no piensan hacer nada para oponerse a este recorte de derechos democráticos sin precedentes? Es necesario que llamen a la huelga en Catalunya y preparen movilizaciones en el resto del Estado para combatir el discurso anti catalán con el que el régimen quiere dividir a la clase trabajadora.

Contra la represión ¡Buch Dimisión! !BRIMO disolución!

La reacción del Estado ha sido la de esperar. El bloque monárquico, esta vez con el PSOE a la cabeza, ha endurecido el discurso y las medidas represivas. La sentencia es un mazazo contra el derecho de manifestación, reunión y la libertad de expresión. Algo que confirman el traslado de casi 3.000 policías nacionales y guardias civiles, las cargas policiales de estos días o las amenazas de Marlaska contra el Tsunami Democràtic.

El Govern de la Generalitat, por medio de los Mossos d’Esquadra, ha estado a la cabeza de la represión de las protestas. Sumándose a la campaña de criminalización contra una parte cada vez más significativa del movimiento catalán que tachan de “violentos”, han justificado su mano dura -que ha dejado casi 200 heridos- como una necesidad para evitar que el Estado haga efectivas sus amenazas contra el autogobierno.

Hoy mismo el conseller d’Interor ha salido a defender las cargas y sumarse a la campaña de criminalización mediática en marcha. Además, para 4 de los detenidos del martes el Govern se ha sumado a la Fiscalía en su petición de prisión provisional, la misma medida que se impuso a los presos políticos catalanes antes de la condena del lunes.

Por eso el grito de “Buch Dimisión” ha pasado a ser un cántico popular de las manifestaciones, y organizaciones como la CGT o la CUP exigen la disolución de la BRIMO, los antidisturbios de los Mossos. Desde la CRT hacemos nuestras estas demandas. Y añadimos que por todo esto es cada vez más importante poner en pie un movimiento independiente del Govern y los partidos que lo componen que, en los hechos, han decidido sumarse a este nuevo engranaje represivo.

El bloque monárquico amenaza con más represión y Unidas Podemos no quiere quedar fuera de este consenso reaccionario

El PSOE ha decidido ponerse a la cabeza del bloque monárquico como lo estuvo Rajoy en 2017. El PP y Cs le piden medidas más contundentes, como la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional o un nuevo 155. Vox se suma al coro con medidas aún más extremas. El bloque monárquico del 2017 reaparece con toda la fuerza, con el Rey y la Justicia detrás, queriendo imponer un nuevo consenso reaccionario que supone un recorte de derechos y libertades histórico en todo el Estado.

La posición de Podemos en este escenario es escandalosa. Pablo Iglesias llamó el lunes a acatar la sentencia y tras su reunión con Sánchez ha dado un apoyo crítico al gobierno en funciones y la actuación de los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil en estos días.

Desde la CRT denunciamos este salto en la integración en el Régimen de la dirección de Podemos, que asume en los hechos ser la pata izquierda de este nuevo consenso reaccionario que supone la confirmación del marco. Al mismo tiempo, les exigimos que rompan con esta política y, si se consideran mínimamente democráticos, se pongan a la cabeza de la convocatoria de movilizaciones en todo el Estado en solidaridad con Catalunya. Todos los sectores democráticos de Unidas Podemos, en especial los compañeros y compañeras de Anticapitalistas, deberían separarse públicamente de esta política, exigir que la abandonen y que convoquen y sean parte de las concentraciones de apoyo que ya se están organizando.

Que la pelea por la amnistía reabra la lucha por imponer procesos constituyentes

El movimiento democrático catalán vuelve a ser el principal ariete contra el Régimen del 78 y los intentos de cerrar su crisis por una vía reaccionaria. En esta ocasión lo hace con amplios sectores, sobre todo en la juventud, que actúan después de la experiencia de 2017.

La dirección procesista se encuentra mucho más desprestigiada que entonces, tanto por su retorno al “autonomismo” como por haberse sumado a la represión. También las consignas desmovilizadoras o “a la calma” que puedan hacer entidades afines al Govern reciben una contestación en contra en la acción. A pesar de las condenas a la “violencia” que ha hecho hoy el Govern y el procesismo, esta tarde decenas de miles están tomando de nuevo las calles de Barcelona.

Desarrollar la autorganización y que la clase trabajadora y la juventud pasen al centro de esta pelea democrática, son elementos fundamentales para conseguir imponer las demandas democráticas que se están planteando desde las calles. Pero también para ligar esta pelea a la lucha por la resolución de los grandes problemas sociales pendientes y por terminar con un régimen político que ha demostrado que no tiene nada más que ofrecer que ajustes, recortes de derechos y represión.

La actual lucha democrática en Catalunya y un gran movimiento de solidaridad en todo el Estado, es hoy el camino para bloquear los intentos de una nueva Transición y reabrir la pelea que se planteó a partir del 15M y en el otoño de 2017: imponer procesos constituyentes libres y soberanos por medio de una gran movilización que barra con los restos del régimen heredero de la Dictadura.

¡Amnistía!
¡Basta de represión!
¡Buch dimisión!
¡Huelga general en Catalunya y movilizaciones en todo el Estado!
¡Luchemos por procesos constituyentes libres y soberanos!







Temas relacionados

Independencia de Catalunya   /    Autodeterminación de Catalunya   /    Estado español   /    Pedro Sánchez   /    Cataluña   /    Represión   /    PSOE   /    Catalunya   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO