Economía

POLÍTICA ENERGÉTICA

Aranguren le mete gas a la energía

Con la primer mitad de año “sincerada” en materia energética, el ministerio de energía adjudica licitaciones para construir centrales de combustibles fósiles.

Mariano Saleh

@duroms

Jueves 7 de julio de 2016 | 12:28

Desde el desembarque del CEO petrolero en la cartera de Energía y Minería, Juan José Aranguren dictó la “emergencia energética” que se tradujo en fuertes aumentos de tarifas a la luz y el gas “para todos y todas” y eliminación de los subsidios. Con la primer mitad de año “sincerada” que buscaba en gran medida enfriar el consumo, el famoso segundo semestre arribó con anuncios de obra pública para sector de generación. En una primer licitación “se adjudicaron 20 ofertas por un total de 1.917 Mw: 4 ofertas entrarían en servicio antes de febrero del año que viene, por un total de 455 MW; otras 5 antes de fin de año, por 327 MW; y las últimas 11 entrarían en servicio a comienzos de 2018, por 1.134 MW. La inversión estimada será del orden de u$s 1.530 millones de dólares y el precio promedio unitario del conjunto es de 21.833 u$s por Mw al mes, lo que representa un costo 32% inferior al contratado por la anterior administración" explicaron a la agencia Télam fuentes del Ministerio de Energía y Minería. Aseguran que se superaron ampliamente las expectativas de la primer licitación y abrirán una segunda tanda para las ofertas que quedaron afuera. Todas serían centrales electricas alimentadas en base a combustibles fósiles, que son las más económicas y rápidas para construir, pero contaminantes y costosas de operar. Las petroleras mientras tanto afilan sus lápices. Las centrales consumen entre 200 y 300 dólares en combustible por cada Mw generado.

La “ilusión” de emergencia energética

Según los datos del sector, ya existe una capacidad instalada suficiente para cubrir la demanda. Si bien hay un porcentaje de indisponibilidad, ya sea por escasez de combustible (gas natural principalmente) o falta de mantenimiento, el principal “cuello de botella” sigue siendo la distribución en los hogares. Transformadores de calles, sub estaciones transformadoras y tendidos eléctricos insuficientes son el causal de los cortes de luz en picos de demanda que permiten crear la “ilusión” de emergencia energética para empezar un nuevo ciclo de endeudamiento que beneficia a las contratistas amigas y las privatizadas. Tal será el caso de las centrales nucleares que demandarán u$s 16.000 millones con financiamiento chino y parques de energías alternativas, que deberían construir a contrareloj si quieren cumplir con la Ley 27191 y su modificación Ley 26190 , que estipula un 8% del total para el 31/12/2017 y en sucesivas etapas deberá llegar al 20% para el 31/12/2025.

Bajo un supuesto apuro de revertir la “pesada herencia kirchnerista”, el accionista de Shell continúa favoreciendo al puñado de empresas imperialistas como AES, Endesa y Total que controlan el sector.

Te puede interesar: Proyectos de energías alternativas en Argentina







Temas relacionados

Juan José Aranguren   /    Energía   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO