Juventud

PANDEMIA Y PRECARIZACIÓN

Aseguradora: “Si no llegás al objetivo la empresa se queda lo que vendés”

Denuncia de trabajadoras contra los abusos patronales y la explotación llevada a sus hogares con el teletrabajo.

Viernes 31 de julio | 20:00

La empresa tercerizada aseguradora, tiene varias sucursales en la Ciudad de Buenos Aires, cuenta con más de 80 empleados y le va bastante bien a costa de los contratos basura y el laburo no regulado.

Estas maniobras son usuales en empresas tercerizadas. Prometen estabilidad laboral, exprimen todo lo que pueden y finalizados los meses de prueba despiden sin contemplación.

“Los objetivos de la empresa son claros, llegar a las 40 ventas por mes para poder comisionar, si no llegás no cobrás y lo que vendiste se lo queda la empresa” asegura una trabajadora.

“Nos redujeron el horario de descanso, nos obligan a regalarles 1 hora extra sin pago y ni un miserable aumento dieron durante la cuarentena”, agrega otra compañera.

Pero esta situación pegó un salto con la pandemia, con medidas invasivas en los hogares de los trabajadores. “Al principio de la cuarentena seguimos asistiendo normal, compartíamos ascensor y escaleras con otras trabajadoras en el mismo edificio, estábamos muy expuestas. Finalmente hubo un reclamo y ahora trabajamos desde casa”.

Te puede interesar: ACC Group y Next: “Bajan la persiana para disimular que el call center sigue abierto”

Se trata del famoso teletrabajo, aplaudido por empresarios y denunciado por laburantes con justa razón. “Nos dieron una computadora para laburar desde casa. Desde el principio me costó adaptarme pues no tengo un espacio adecuado. Me llaman a cualquier hora fuera del horario del trabajo, me exigen entrar una hora antes o salir una hora después porque ya no tengo que viajar en el bondi”, aseguró.

La saturación de la red de internet, por causa de la cuarentena, también es aprovechada por los empresarios. “Si un día se te va la conexión, la empresa te obliga a devolver las horas durante el mes. No es nuestra culpa que esto ocurra. Pasaba cuando se cortaba la luz en el edificio pero ahora nos tenemos que hacer cargo nosotros”, asegura una trabajadora.

“La empresa nos informó que si se rompe la compu, la reparación corre por nuestra cuenta, eso es porque no tenemos un espacio adecuado en la casa”, señaló otra trabajadora.

“Pagamos internet sí o sí, las compañeras sin acceso en su casa fueron despedidas. Además, si te enfermás de Covid-19 la empresa te echa, es imposible para ellos que estén 14 días sin vender, prefieren echarte y tomar otra persona”, sentenciaron las entrevistadas.

Finalmente comentaron cómo está afectando su salud la nueva modalidad de trabajo. “Nuestros oídos están atrofiados por tanto laburo, no contamos con sillas ergonómicas y nos sentimos mal porque la empresa nos obliga a mentirle a la gente para incrementar las ventas”.

Estas indignantes condiciones de trabajo recaen sobre todo en mujeres, que tienen que aceptar las reglas de juego porque no les queda otra. No hay guarderías en los lugares de trabajo, no hay acceso a un trabajo genuino, no hay sindicato que te defienda, no hay becas de la universidad que permitan seguir cursando.

Leé también: Asamblea nacional de trabajadores de Comercio, para enfrentar los despidos, suspensiones y contagios

Por eso son muchas y muchos quienes se empiezan a organizar en las asambleas de la Red de Trabajadores Precarixs, porque las vidas trabajadoras importan. El próximo 8 de agosto, trabajadores y trabajadoras de comercio convocan a una gran asamblea nacional de forma virtual. Uniendo al AMBA y La Plata con Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Neuquén. Se trata de una de las ramas más golpeadas en la pandemia debido a los altos niveles de precarización. La Federación Argentina de Sindicatos de Comercio y Servicios es el gremio más grande del país, con 450 mil afiliados, sobre un total de 1.200.000 empleados, la mayoría en la informalidad.







Temas relacionados

Red de Trabajadores Precarizados   /    Cuarentena   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Sindicato de Comercio   /    Juventud precarizada   /    Precarización laboral   /    Call center   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO