Mundo Obrero

ENSENADA

Astillero Río Santiago: Emergencia laboral con olor a paz social

ATE Ensenada, el gremio que nuclea a los trabajadores del Astillero Río Santiago declaró a la empresa en Emergencia Laboral. Pero ante el difícil panorama que se presenta a los trabajadores, no hay asambleas ni plan de lucha y la fábrica se mantuvo al margen del Paro Nacional de ATE el pasado 11 de Agosto.

Juan Contrisciani

Delegado del Astillero Río Santiago | Agrupación Marrón | Dirigente del PTS

Hernán García

Agrupación Marrón-Astillero Río Santiago | Dirigente del PTS

Miércoles 31 de agosto de 2016 | Edición del día

En el comunicado el gremio dice que "se debe a que como trabajadores queremos cumplir con los contratos presentes y futuros, pero para que esto ocurra necesitamos imperiosamente la ampliación del crédito presupuestario". Y continúa planteando que "el Astillero se comprometió a entregar el buque Eva Perón al país hermano de Venezuela, pero si no se incrementa el crédito presupuestario y no se agilizan las compras pendientes es imposible cumplir con los plazos fijados".

Ante este difícil panorama que se abre para los trabajadores, la llamada "emergencia laboral" lejos de significar algún plan de lucha, la discusión en asamblea general y de secciones como se ha hecho históricamente en el astillero ante un problema de semejante magnitud, el gremio no planteó ninguna medida concreta. Sólo que el Astillero se mantuvo al margen del último Paro Nacional de ATE el pasado 11 de Agosto.

Lo cierto es que en la fábrica la “emergencia laboral” es una realidad desde hace rato, trabajando sin las condiciones necesarias de seguridad, mucho menos de higiene. Esto tomo estado crítico y se hizo de público conocimiento cuando el 25 de Enero perdió la vida nuestro compañero Chirola Ramírez en un accidente que desnudó las pésimas condiciones de trabajo y el riesgo que se asume cada día al realizar las tareas. El gremio en ese momento lejos de tomar alguna medida, pidió darle al gobierno 90 días para que mejore la situación de la fábrica, plazo que se extendió hasta estos días, sin que signifique ninguna mejora en cuanto a seguridad e higiene se refiere.

Futuro incierto con PDVSA

Hoy en el Astillero reina la incertidumbre de qué va a pasar si no se entrega el buque Eva Perón. Ya que el plazo en que la empresa se comprometió a entregarlo es totalmente inverosímil buscando tal vez el incumplimiento y así contar con los argumentos necesarios para descargar un ajuste hacia los trabajadores.

Desde ATE Ensenada al mismo tiempo parecen ir por la cabeza del presidente Gaspari, el CEO que la gestión de Cambiemos destinó para el Astillero, mientras intercambia gestos amistosos con el ministro de Producción de Vidal de origen peronista Joaquín de la Torre. Pero la responsabilidad por la situación en que se encuentra la empresa no termina en la presidencia. Es responsabilidad de un cuerpo gerencial que viene conduciendo los destinos del astillero desde hace por lo menos 8 años, cuando los actuales gerentes "de carrera" reemplazaron a la intervención K de Urien. La construcción 79 Eva Perón comenzó a montarse en el año 2008 y aún restan llegar equipos para su entrega. Y la construcción 80 Juana Azurduy a la cual recientemente se le monto el último cuerpo del casco tiene destino incierto ya que desde PDVSA afirman que ambas construcciones ya están pagas en un 95% y no habría fondos para concluir el segundo buque venezolano.

MONTAJE DEL ÚLTIMO BLOQUE · Buque Productero Juana Azurduy
Se cerró el casco del segundo buque encargado por PDVSA

Continuidad laboral en duda

Si había dudas en cómo terminará la relación comercial con PDVSA, no es mejor el panorama con los trabajos para Abadía del Mar (6 remolcadores) y para Withe Sea (4 bulck carrier), ambas empresas contratadas a través del bróker (intermediario) Ricardo Casou. En recientes declaraciones este empresario naval denunció el destrato que la provincia tiene para con él y la falta de apoyo para financiar los trabajos entregados al ARS tanto de la gestión de Vidal como de la predecesora gestión de Scioli.

Las cartas de crédito fueron presupuestadas bajo el gobierno de Scioli en los años 2014 y 2015 por 122 millones de dólares, pero esas partidas nunca fueron ejecutadas. En el presupuesto del año en curso pero elaborado por el ejecutivo sciolista esas cartas de crédito directamente no figuraron por lo que esas construcciones tan importantes para la continuidad laboral en el ARS directamente están "en el limbo" según palabras de Casou.

¿Por qué no se reclamó la ejecución de esas cartas de crédito? No hay mucha explicación al respecto, pero quizás deba buscarse la causa en la estrecha relación entre el gremio y la anterior gestión del gobierno bonaerense donde juntos trabajaron en la campaña "Scioli Presidente".







Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Astillero Rio Santiago   /    Ensenada   /    ATE   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO