Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA

Asumió Juri y quiere que las empresas gestionen la Universidad de Córdoba

El 26 de abril, Hugo Juri asumió como rector de la UNC. Propone que “sectores productivos, de trabajadores y ONG” formen parte del gobierno de la UNC.

Lunes 2 de mayo de 2016 | 11:18

Como ya habíamos adelantado en este medio, el médico que fue Ministro de Educación durante el gobierno de la Alianza, asumió el mando de la Casa de Trejo con una batería de propuestas demagógicas que van desde convocar a una Asamblea Universitaria para cambiar el mecanismo de elección de rector a la creación de múltiples vicerrectorados a manos de sus amigos radicales y de la derecha peronista que aportaron sus votos para que Juri pueda ser rector.

Hugo Juri busca tapar el sol con las manos y pretender que tomando el repudio generalizado al método antidemocrático de funcionamiento de las Asambleas Universitarias pueda correr el eje de lo que pretende hacer en esa misma Asamblea: reformar los estatutos de la UNC para que en el Consejo Superior puedan sentarse a discutir y decidir por sobre la mayoría de la misma universidad no sólo las camarillas docentes, sino también empresarios. Un nuevo paso adelante bajo el grito de “CAMBIEMOS” en la alianza nada nueva entre empresas y universidad.

Las alianzas con las empresas, una figurita repetida

Podemos volver el tiempo atrás y recordar que en el 7 de Julio de 2008, la Universidad Nacional de Córdoba presentó el “Polo de Investigación y Desarrollo Biotecnológico” Córdoba junto con la multinacional Arcor. “Con el objetivo de crear un espacio que posibilite el intercambio entre la capacidad tecnológica de la Universidad y las demandas de aplicaciones específicas por parte del medio productivo” rezaba el comunicado convocando a dicha presentación. “Globalmente, la finalidad es favorecer la promoción de empresas argentinas a nivel nacional e internacional, impulsando la difusión e incorporación de tecnología a la industria, lo que redunda en beneficio de la comunidad por las mejoras en las condiciones de vida que esto lleva implícito” finaliza. Sin embargo, aún no se han encontrado “mejoras en las condiciones de vida” de las mayorías populares gracias a este tipo de convenio, mucho menos de las y los estudiantes que realizan pasantías en estas empresas siendo mano de obra barata para las mismas.

Dos años después, el 5 de mayo del 2010, el gerente de recursos humanos de Arcor se encontraba en la Facultad de Ciencias Económicas dando una charla. Ese año, cabe recordar, se daba una de las luchas más importantes de los últimos años en la industria alimenticia con las diferentes plantas de esta empresa paralizadas y con sus trabajadores en plan de lucha por mejores condiciones laborales, aumentos de sueldo, entre otras reivindicaciones. Esa charla fue interrumpida por un grupo de estudiantes que, solidarizándose con la lucha de las y los trabajadores no permitieron que se diera.

Sin embargo, Arcor no fue la única empresa que tenía importantes vínculos con la Universidad. Cabe recordar cómo la impresionante movilización estudiantil durante el 2009, le logró imponer a la rectora Carolina Scotto el rechazo a los fondos de la minera La Alumbrera. Algo similar pasó en numerosas Universidades del país, mientras organizaciones estudiantiles, ambientalistas, políticas y de derechos humanos denunciaban los riesgos ambientales de la minería a cielo abierto.

En ese mismo año, un nuevo hecho se ganó el repudio de numerosos sectores estudiantiles y, particularmente, de aquellos que se ven obligados a trabajar en los Call Centers para poder continuar sus estudios. En la página web de la UNC se podía ver una entrevista realizada a José Luis Romero Victorica, presidente de la Cámara Empresaria de Servicios de Contactos para Terceros (Cesct) y CEO de Allus Global BPO, quien sostenía: “Tenemos hecho con el departamento de Higiene y Seguridad de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Córdoba un estudio de todos los miembros, y muy lejos de tener condiciones de trabajo desfavorable, tenemos el más alto puntaje”. El empresario aseguraba en la nota: “Las condiciones laborales lejos de ser malas son excelentes y no dicho por mí, sino por la UNC”.

Apenas un año después, otro convenio aparece en el mapa. Esta vez de la Facultad cuya gestión dice ser de las más “progresistas” de toda la universidad: la Facultad de Filosofía y Humanidades. El día 26 de Mayo de 2010, la decana Gloria Edelstein, firmaba un convenio marco (Resolución 724/2010) para que las y los estudiantes de la FFyH puedan realizar pasantías en la empresa Cargo, aprobando un convenio celebrado entre la empresa y la UNC cuyo representante había sido ni más ni menos que quien hoy es vicerrector de Juri, Pedro Yanzi Ferreira, que en ese momento era decano de la Facultad de Derecho. Cabe recordar que Cargo es una de las tantas empresas tercerizadas del rubro automotriz que viene de una histórica lucha en el año 2006 y más recientemente una denuncia y orden de reincorporación por la persecución sindical y discriminación política contra el activista y militante César “Aguja” Quiñones en la planta de Cargo-Renault.

A su vez, la UNC cuenta en su haber con convenios con la empresa Techint y la Fundación de los hermanos Rocca que mediante proyectos universitarios convoca a investigadores de la misma universidad. Así, se puede leer en el área de la Secretaría de Ciencia y Tecnología del portal de la Casa de Trejo un comunicado de la empresa en la que afirma: “A lo largo de las décadas, nuestras empresas y la Fundación Hnos. Rocca han apoyado proyectos universitarios de distinta índole. Actualmente el acento está puesto particularmente en aquellos proyectos que contribuyan a la mejora de la calidad educativa universitaria técnico-científica e iniciativas que estén alineadas con las recomendaciones de la CONEAU para la Facultad/Escuela y carrera solicitante”.

Más recientemente y aún presente en las y los estudiantes universitarios se encuentra el convenio realizado por el decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, hoy al frente del vicerrectorado de Gestión Institucional, Marcelo Conrero con la multinacional Monsanto. Convenio que tuvo que dar marcha atrás por la movilización de estudiantes y diferentes organizaciones que pudieron ponerle un freno.

Finalmente, durante el año 2014, un grupo de médicos, docentes, investigadores y estudiantes realizaron un estudio en la localidad de Monte Maíz, denunciando el nivel de glifosato que provocaba un alto nivel de cáncer y deformaciones en la población. Dicho estudio fue descalificado por el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Médicas a cargo de Marcelo Yorio, quien fuera aliado de en la elección de rector del 2013 Tamarit hasta que en la última elección acompañó a Juri.

Frente al avance de la derecha, resistencia desde las bases

Hugo Juri avanza en el terreno sembrado todos estos años por el kirchnerismo universitario que bajo las gestiones de Scotto y Tamarit perduraron las alianzas con grandes empresas de las cuales las mencionadas son sólo algunos pocos ejemplos. Resulta increíble que haya sectores de la autodenominada “izquierda independiente” como Patria Grande que hablen de “unidad” con estos sectores que, lejos de buscar algún “Cambio Universitario” mantuvieron nuestros conocimientos al servicio del lucro y las ganancias empresariales.

A menos de dos años de conmemorarse el centenario de la Reforma Universitaria, es necesario volver a proclamar bien fuerte “nuestro sagrado derecho a la insurrección”, recuperando nuestros espacios de organización como son los Centros de Estudiantes para ponerlos en función de esa organización y la lucha para que nuestros conocimientos sean puestos al servicio de las y los trabajadores y los sectores populares que hoy se encuentran resistiendo a los despidos y el ajuste que viene llevando adelante el gobierno de Macri.

El próximo 7 de Junio, fecha de las elecciones estudiantiles, tenemos una gran responsabilidad por delante donde, entre las organizaciones de base e independientes de estas camarillas universitarias, impulsemos un gran frente de toda la izquierda. Este frente debe proponerse recuperar esos Centros de Estudiantes que hoy funcionan con el modelo noventista de kioscos y cantinas de la mano de La Bisagra o la Franja Morada para desarrollar la lucha estudiantil, pararle la mano a la derecha de Juri y, junto a los trabajadores y sectores populares, salir a las calles contra el ajuste y los despidos.







Temas relacionados

Córdoba   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO