Mundo Obrero

UOM // CAMPANA

Atma: sustitución de empleos por importaciones

La empresa Atma se adaptan a los tiempos de Macri buscando mantener sus ganancias con importaciones. Trabajadores denuncian las condiciones laborales y exigen que se respeten sus derechos.

Mariano Saleh

@duroms

Miércoles 13 de julio de 2016 | Edición del día

La planta que el grupo Newsan posee en Campana, produce electrodomésticos de la marca ATMA con decenas de contratados. El 20% del personal se encuentra en esta forma de precaria de contrato temporario de trabajo en la que siempre el despido está a la orden del día. Laura es una de las víctimas de este fraude laboral y le cuenta a La Izquierda Diario que llegó a firmar 4 contratos de 3 meses y cobraba en promedio $7.000. En menos de un año trabajando en línea de producción ya tiene diagnosticada cervicalgia provocada por el trabajo repetitivo. “Vamos a trabajar enfermas por miedo a perder el trabajo. He visto a compañeras mías llorando pidiendo cambio de tarea por los ritmos a los que nos obligan a trabajar. El 70 % de la planta somos mujeres y muchas somos madres solteras y único sostén del hogar.

Se aprovechan del miedo para que compitamos entre las operarias, para ver quien produce más. Es obvio que vamos a hacer lo necesario por aguantar el trabajo. La mano está más difícil ahora y se aprovechan. Es mentira que están en crisis, mienten para que tengamos miedo y no exigir nuestros derechos como trabajadores. El mismo sindicato pasa la bola de que la empresa está en crisis. Pero no podemos entrar en esa. Tenemos una alternativa y es exigir todos juntos nuestros derechos, si nos plantamos la fábrica no produce”.

Adaptarse para seguir ganando

En una reciente entrevista al diario Clarín, el CEO de la compañía Luis Galli declaró “el crecimiento futuro de la empresa vendrá del lado de la importación” y que comenzarían a comercializar la marca Duracell, importando pilas y baterías de esta importante marca, pasando a ser el representante en Argentina. El año pasado, el grupo Newsan declaró ganancias por 2.400 millones de dólares, y este año espera una contracción de entre un 10 y 15 % esas ganancias. El saldo continuaría siendo positivo en u$s 2.000 millones. Sólo con las ganancias de este año podrían pagar los sueldos, de hambre que actualmente paga, a los 5.000 trabajadores que la firma posee en todo el país por 66 años; y por 30 años si pagaran un sueldo mas acorde a la canasta familiar. Los delegados de la UOM por su parte negocian extensiones de los contratos pero pateando la efectivización del personal que resolvería el problema del fraude laboral.







Temas relacionados

Atma   /    Campana   /    Importaciones   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO