Internacional

AFRICA

Crisis en Argelia: nueva jornada de manifestaciones

Argelia vivió este martes otra jornada masiva de protesta estudiantil junto a profesionales reclamando el cambio de régimen. Gaid Salah llamó al diálogo con la oposición desconociendo las próximas elecciones. El rechazo a las elecciones generó la huida de los candidatos.

Miércoles 29 de mayo | 00:00

Argelia está atravesando una situación de gran complejidad política. Está siendo sacudida por movilizaciones masivas desde el 22 de febrero desencadenadas por la voluntad del presidente Abdelaziz Bouteflika de presentarse a un quinto mandato. Aunque dimitió el 2 de abril bajo la presión de las masas, esto no satisface las reivindicación de que caiga todo el régimen que se mantiene en el poder hace décadas como parte del círculo cercano a Bouteflika. Los manifestantes rechazan la celebración de unas elecciones presidenciales hasta que no se cumplan sus demandas, pese a los impedimentos puestos por un régimen que se resiste a caer y endurece poco a poco la represión contra los manifestantes.

Este martes las fuerzas de seguridad volvieron a bloquear el acceso a las Plazas de los Mártires y de Audín, mientras cientos de estudiantes marchaban por la avenida Pasteur en la capital hacia el edificio de correos en la Gran Post símbolo de las movilizaciones, que hoy se encontraba totalmente bloqueado por operativos policiales cada vez más grandes. Los manifestantes gritaron consignas contra las elecciones presidenciales programadas para el 4 de julio, exigiendo la caída de Salah y todo el régimen. En Orán, en el noroeste de Argelia, los manifestantes guardaron un minuto de silencio en memoria de la activista de derechos humanos Kameldine Fekhar, quien fuera detenido y falleciera hoy en el hospital de Blida, en el suroeste.

Entre algunos carteles que se veían en las calles algunos apelaban a un proceso político democrático, alejado de la influencia del Ejército, como uno que exigía que "no se gestione la República desde los cuarteles".

Gran rechazo a las elecciones

Este sábado 25 de mayo era el límite para presentar candidaturas para las elecciones convocadas el 4 de julio. Sin embargo, el Consejo Constitucional de Argelia no recibió "ninguna candidatura", afirmó este domingo la radio nacional, lo que podría generar un aplazamiento de los comicios. Algunos datos revelan el espectacular rechazo que hay entre los argelinos a las próximas elecciones:

Según la agencia oficial APS, 77 dosieres de candidatura fueron retirados en el ministerio del Interior. El rechazo generalizado de la población dificultó a los posibles candidatos la recolección de firmas, además unos 400 alcaldes fueron negados para supervisar los comicios, los cuales la oposición opina que serán fraudulentos. Dos de los partidos que anunciaron su intención de presentarse se retiraron de la contienda.

Por otro lado, ninguna de las figuras políticas anunció públicamente su candidatura. Ninguno de los grandes partidos, ni del gobierno actual, ni de la oposición, designó a un candidato firme. El presidente interino Abdelkader Bensalah, en el cargo desde el 9 de abril, ha dicho que quiere respetar los plazos constitucionales que señalan “que hay que elegir a un nuevo jefe de Estado en los 90 días siguientes al comienzo de la interinidad”.

Abdelhakim Hamadi y Hamid Touahri, dos candidatos independientes, presentaros sus candidaturas a ultima hora evitando que se pospongan las elecciones. Según la ley electoral el Consejo Constitucional cuenta con un plazo de 10 días, a partir del último sábado, para pronunciarse sobre su validez.

Mientras en las calles podían leerse pancartas que decían: "quien cometió fraude en cuatro mandatos no se arrepentirá en 4 de julio", "no a las elecciones bajo el mando de la mafia" o "no habrá elecciones hasta que se marchen”.

El General Gaid Salah rechaza la transición y llama al diálogo

Gaïd Salah es el “hombre fuerte” de Argelia, designado como Jefe del Ejércto en 2004 por el propio expresidente Abdelaziz Bouteflika. Durante años fue su colaborador fiel hasta que hace un mes se sumo a la presión para que Bouteflika renuncie.

El general que hasta el momento defendía el proceso de transición que debe concluir con las elecciones convocadas para julio rechazó este martes la posibilidad de establecer ese período de transición. Dijo que sólo un "diálogo serio" y racional "podría resolver la crisis política que atraviesa el país”, y le pidió a las "personalidades nacionales que contribuyan a encontrar las soluciones esperadas ". Un diálogo que “conduzca a un consenso y compromiso sobre la necesidad de la organización de las elecciones presidenciales, tan pronto como sea posible ". Este supuesto dialogo con la oposición tiene como objetivo frenar las movilizaciones y aumentar la represión en cada protesta para sostener al régimen actual frente a la exigencia de las masas.

Es cada vez más evidente que Gaid Salah busca ser el árbitro de la transición, como en Egipto con el general Al Sisi que alargó su mandato hasta el 2030, o en Sudán que intentan extender el plazo de transición por 4 años. Sin embargo nada indica que no vaya a ser con grandes contradicciones, ya que las masas argelinas apuntan a que haya un gobierno civil. La oposición liberal no plantea ninguna salida de fondo y busca una resolución pacífica y negociada de la situación. Su objetivo real se reduce a conseguir mayores cuotas de poder en un futuro régimen “maquillado”. El rechazo a las elecciones y las movilizaciones semanales que sostienen las masas argelinas, afirman que están lejos de abandonar la pelea por un cambio profundo de todo el régimen.







Temas relacionados

Abdelaziz Bouteflika   /    Protestas   /    Argelia   /    Ejército   /    África   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO