Economía

OPINIÓN

Aumento en el transporte: subsidian las ganancias empresarias con el esfuerzo del pueblo trabajador

Este lunes Cornejo cumplirá con la formalidad de realizar una Audiencia Pública para legitimar la suba del boleto que ya está decidido. En menos de un año el pasaje duplicó su costo.

Lautaro Jimenez

@LautaroJ_PTS

Sábado 17 de diciembre de 2016 | Edición del día

El gobernador de Mendoza decidió terminar el año asestando un nuevo golpe al bolsillo de los trabajadores y trabajadoras de la provincia, con el único objetivo de satisfacer la sed de ganancias de los empresarios de las privatizadas Edemsa, Ecogas, y del transporte urbano de pasajeros. Los mentirosos consumidores de subsidios de Ecogas, ya pidieron un aumento del 42% en las inflamadas facturas del consumo de hogares. Mientras que Edemsa logró, luego de anunciar un nuevo aumento de las tarifas, que el presidente Macri le condonara una deuda de 1.339 millones. Aysam por su parte anunció un aumento del 35%. Esa segunda tanda de saqueos al bolsillo del pueblo trabajador tiene como correlato en el transporte público, un nuevo aumento del boleto y la privatización de la EPTM, la única empresa pública que podía actuar como regulador de los precios del boleto.

Desde que asumió Francisco Pérez en 2011 hasta hoy, el boleto mínimo del colectivo pasó de un $1,80 a $6. Ahora pretenden que ese boleto pase de ese valor a $8 el 1 de febrero y a $8,50 el 1 de julio de 2017. Durante ese mismo período, los empresarios del transporte urbano de pasajeros recibieron suculentos subsidios.

Según el ministro de Servicios Públicos, Sergio Marinelli, el sistema de transporte urbano cuesta $2.500 millones anuales y está sostenido el 40% por la recaudación, el 40% por subsidios nacional y el 20% por el subsidio provincial. Es decir que el 60% del costo del transporte lo paga el pueblo trabajador de forma indirecta a través de los subsidios que da el Estado a los empresarios del transporte, y el 40% restante lo paga de forma directa cuando utiliza el servicio. El subsidio nacional que reciben los empresarios aumentó un 37% a principios de 2016 por decisión de Macri y su ministro Dietrich. Con ese aumento los empresarios del transporte del interior del país tuvieron cubiertos los costos salariales de un año y lo justificaron diciendo que era para equilibrar entre el interior y la capital.

Para Marinelli, la inflación prevista y los futuros aumentos de salario, que al parecer son el gran problema, harían que los costos subsidiados de los empresarios aumenten y por ende los trabajadores deben poner la plata para que continúe la fiesta de unos pocos capitalistas, si es que se puede llamar así a personajes que nunca invierten un solo peso de su bolsillo.

Los trabajadores pasaran a pagar $8 el boleto y además la intención del gobierno es aumentar el subsidio por kilómetro recorrido un 38%. Para el gobierno de Cornejo la clave es cuidar las ganancias de los empresarios, porque si hablamos de solucionar alguno de los problemas más acuciantes del pueblo trabajador, las medidas gubernamentales brillan por su ausencia. No movieron un dedo para mejorar el sistema de transporte, como no lo hicieron para reclamar los subsidios que se comió Ecogas sin hacer las más mínimas inversiones. Más bien ocurre todo lo contrario, los despidos y los aumentos de los servicios, además de la inflación, fue el único cambio que se obtuvo.

Ya es conocido que desde el Frente de Izquierda proponemos que exista un Boleto Educativo Gratuito en todos los niveles y para toda la comunidad educativa. Según Marinelli esa medida costaría $120 millones anuales y nosotros le dijimos de donde sacar la plata sin afectar el bolsillo ya castigado del pueblo trabajador. Sacamos la cuenta y observamos que si los legisladores, funcionarios y todos sus asesores cobraran como una maestra, tendríamos el dinero necesario para que jóvenes y maestros mendocinos puedan viajar a los establecimientos educativos para enseñar y aprender de forma gratuita.

Por supuesto se negaron, se negaron porque es conveniente mantener a una casta política que avala todo tipo de medidas que “casualmente” siempre favorece al mismo sector social, el de los empresarios.

Desde el Frente de Izquierda estamos en las antípodas del gobierno de Cornejo o el PJ que viene avalando toda la política cornejista, votándole todas y cada una de las leyes que envían desde el ejecutivo. Nosotros estamos junto a los trabajadores e invitamos a todos y todas a sumarse a enfrentar la privatización del trole, para pelear por la continuidad de los docentes suplentes, para terminar con los privilegios de la casta política, y con los subsidios a empresarios y curas que se enriquecen mientras miles de mendocinos y mendocinas caen en la pobreza y ven a sus familias arruinadas.







Temas relacionados

#BoletoEducativoGratuito   /    Tarifazo   /    Aumento del boleto   /    Transporte   /    Boleto Educativo Gratuito   /    Mendoza   /    Economía   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO