Ajuste en educación

Auxiliares de educación: despidos encubiertos en el Gobierno de Kicillof

Durante la pandemia, cientos de auxiliares quedaron cesantes en la provincia de Buenos Aires. Miles viven con un salario de miseria o sin cobrar. Trabajando bajo total precarización. Consecuencias del recorte en educación por parte del gobierno.

Miércoles 26 de agosto | 11:00

En el sector de auxiliares de educación, todos los problemas se profundizaron con la pandemia: el salario ha quedado totalmente por debajo de la línea de la pobreza, la precarización continúa con faltante de cobros, miles quedaron sin la posibilidad de trabajar porque fueron cesanteados, despedidos, además se levantan licencias para “ahorrarse” cargos. Mientras que la desocupación, suspensiones y rebajas salariales se cuentan de a millones, los grandes empresarios y bancos siguen amasando fortunas.

No hay dudas que quienes trabajan en el ámbito educativo vienen jugando un rol clave: garantizar la enseñanza de los pibes, con escasos recursos y en muchos casos con propios. Las escuelas se transformaron en lugares importantes para la entrega de bolsones de comida, aunque estos sean totalmente insuficientes para hacer frente a la crisis social y económica que estamos atravesando, ya que el Estado no garantiza ni cantidad ni calidad.

Precarización laboral y despidos encubiertos

Sin dudas, los sectores más precarizados se llevaron la peor parte. Para quienes realizan suplencias, la mayoría mujeres sostén de hogar, el gobierno de Kicillof puso en pie el programa PIEDAS, que en los hechos significó un recorte del salario del 50%, son alrededor de $12.000 lo que se cobra en este programa, yendo a diferentes escuelas. Cabe destacar que en todos los casos, son los mismos auxiliares quienes deben llevar sus propios elementos de seguridad, ya que el estado no garantizó ni un solo insumo necesario, como barbijos.

Por otro lado, cientos quedaron sin trabajo ni ingreso al quedar cesantes, ya que se levantaron muchísimas licencias médicas. Al no contar con actos públicos virtuales ni ser incorporados al programa mencionado, quedaron totalmente librados a su suerte. Forman parte de los llamados “despidos encubiertos”.

Organizarnos desde abajo para pelear por nuestras demandas

Esta situación que atravesamos los y las trabajadoras, cuenta con la complicidad de las conducciones sindicales. Al ser parte del Frente de Todos, los gremios estatales como ATE o SUTEBA aportan su cuota en el ajuste que se lleva adelante. Por eso hay que organizarse, impulsar reuniones, asambleas y plenarios regionales de todos los sectores de la comunidad educativa es un paso fundamental.

Hay que juntar fuerzas y exigirle al conjunto de los sindicatos que salgan de su pasividad y se pongan a la cabeza de nuestras demandas. Desde la Agrupación Marrón venimos aportando a esta política. Realizamos un importante plenario nacional educativo donde participaron más de 1400 compañeros y compañeras. Fuimos parte de la caravana educativa convocado por el SUTEBA Tigre para ganar las calles denunciando la precarización laboral y la falta de trabajo. También exigen que haya Comisiones de seguridad e higiene en las escuelas, ya que quieren hacernos volver a trabajar en condiciones inseguras.

Necesitamos con urgencia reapertura de paritarias, un salario equivalente a la canasta familiar, regularización de los cobros, actos públicos virtuales o nueva apertura del programa PIEDAS con sueldo completo, nuevas titularizaciones, insumos y elementos de limpieza, prohibición de ceses y levantamiento de licencias.







Temas relacionados

Educación   /    La Marrón Clasista    /    Asociación Trabajadores del Estado (ATE)   /    Axel Kicillof    /    Mar del Plata

Comentarios

DEJAR COMENTARIO