Política

EL ARCHIVO SE MUERDE LA COLA

Ayer nomás: ¿te acordás todo lo que decía 678 del “anti-K” Alberto Fernández?

Agente de corporaciones como Clarín, de multinacionales como Repsol y operador político-mediático funcional a la derecha. Todo eso era para el periodismo kirchnerista el exjefe de Gabinete y ahora precandidato presidencial de Cristina.

Daniel Satur

@saturnetroc

Sábado 18 de mayo | 13:27

Ayer nomás hubo un programa en la Televisión Pública, producido por Daniel Gvirtz, con un abultado presupuesto pagado por el Estado y cuya materia prima no era otra que el inconmensurable archivo audiovisual y sonoro de los medios argentinos. Se llamaba 678 y estaba protagonizado por un plantel de periodistas (muchos ex Clarín y La Nación) dedicados a batallar día a día contra la oposición política y mediática al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Apenas conocida la noticia de este sábado, dada en primera persona por la propia expresidente a través de un video, haciendo honor a aquel recordado ciclo televisivo La Izquierda Diario fue al archivo del programa para ver qué decían sobre el flamante precandidato presidencial kirchnerista y compañero de fórmula de la propia CFK. Veamos.

Lobbista de la multinacional Repsol

En su programa del 23 de abril de 2012 678 titulaba “Confirmado: Alberto Fernández es lobbista de Repsol”. Allí decía que el dato “salió a la luz pública” el día anterior y que, si bien era algo que “no representa un problema, necesariamente”, lo que pasaba era que “Fernández, a la hora de hablar del tema Repsol, lo hace como si fuera independiente y nunca blanqueó que cobraba de la multinacional”.

El informe agregaba que la empresa española había contratado al exjefe de Gabinete “desde octubre de 2011 por $ 25 mil mensuales” como asesor “en el área de comunicación estratégica y asuntos públicos”. Según 678, Fernández aportaba “materiales de actualidad política parlamentaria y seguimiento de proyectos en el Congreso Nacional para la empresa”.

Además acusaban directamente a Fernández de participar de “operaciones opositoras con Clarín y (el periodista Joaquín) Morales Solá”, quien también cobraba suculentas sumas de dinero de la multinacional en concepto de publicidad para su programa.

Razones no le faltaba a 678 para su acusación. En ese momento Fernández era un férreo opositor a la “renacionalización” de la empresa petrolera. Con los años bajaría un poco y no le disgustaría para nada la jugosísima “indeminazación” que Cristina y Kicillof le propinaron a la multinacional en un gesto “patriótico” para no poner nervioso al stablishment económico y financiero.

678 tomó ese tema como una causa propia, colocando al ahora precandidato presidencial de su jefa como un verdadero vendepatria y cipayo servidor del imperialismo y de Clarín. El programa afirmaba sin dudar que “Fernández salió a hablar del tema intentando embarrar la cancha, pero en verdad terminó confirmando sus vínculos con Repsol. Obviamente el primer medio que lo entrevistó de manera cómplice y sin preguntar nada fue el de Magnetto”. Como muestra pusieron un pasaje de una llamada telefónica entre el exfuncionario y Jorge Lanata en Canal 13.

¿Y qué le decía Fernández a Lanata ante la acusación de 678 y el diario (entonces ultra k) Tiempo Argentino? “No es cierto, Jorge, la verdad es que tengo una íntima indignación por todo este tema. En el año 2008 yo dejé la Jefatura de Gabinete en una situación compleja porque yo había dejado mi estudio jurídico cerrado y la verdad es que Néstor Kirchner se preocupó por mi situación laboral. Y fue precisamente él quien le pidió a la gente de YPF que trate de, objetivamente, darme un trabajo. Yo no acepté pero sí acepté ser un consultor externo”. Es más, el mismo Fernández le dijo a Lanata que el contrato con Repsol era del 2008 y no de 2011 como informaron.

“Es una bajeza que Fernández diga que trabaja ahí por alguien que, obviamente, no lo puede desmentir”, terminaba su informe 678 en referencia a Kirchner.

Fernández contra Morales

Dos meses después, el 29 de junio de 2012, otro informe del programa se titulaba “La contundente respuesta de Víctor Hugo a Alberto Fernández”. Allí se recordaba que Fernández “reconoció cobrar de Repsol ($ 25 mil por mes) y defenderlo por eso cuando el tema tomó estado público" y que venía "atacando sistemáticamente a Víctor Hugo Morales con la misma argumentación del periodismo corporativo (Clarín y La Nación)... Vaya coincidencia, ¿no?".

En ese momento el tema de debate era que Cristina había decidido pasar parte de sus millones de dólares a pesos.

“Harto del clarinista Fernández, Víctor Hugo decidió responderle”, decía el informe. Y reproducía una frase del periodista, en ese momento conductor de las mañanas de Radio Continental: “le ha dado (a Fernández) con que yo soy el consejero económico de la presidenta, pero no tenemos ninguna relación. Quizás debería ser un poco más cuidadoso de andar con puñal y, en todo caso, hacerlo de una manera un poco menos grotesca”, respondía.

En ese mismo momento el conductor y relator deportivo definía al mismo Fernández como alguien que ganaba “dinero con las multinacionales directamente, sin decirlo”, agregando que lo fastidiaba mucho ver a un “hombre fuerte de gobierno” que “con un sueldo altísimo y sin que la gente sepa” salía en defensa de Repsol.

Desde 678 complementaban la información afirmando que “Fernández ocultaba hacer lobby contra los intereses argentinos porque recibía un sueldo de Repsol... Fea la actitud”.

Efectivamente en esos momentos el exjefe de Gabinete se paseaba por TN y otros medios de “la Corpo” hablando de “medidas confiscatorias” de CFK hacia el pulpo español. La periodista Sandra Russo, biógrafa de CFK, dijo en ese mismo programa que “cuando Alberto Fernández ahora dice que es consultor externo (de Repsol), recién ahora lo dice, obligado por las circunstancias porque ya salió públicamente esa información, pero niega a ser lobbista, yo me pregunto ¿qué es ser lobbista si no es recorrer todos los medios de comunicación a su alcance para hablar en contra de la medida que dictó el Ejecutivo?”

“Operación censura”

Poco antes de esa campaña anti Fernández, en marzo el programa se hizo una panzada riéndose de una falsa acusación de “censura” denunciada por Clarín y el propio exjefe de Gabinete.

“Otro papelón de Clarín. Anoche, en el programa del opositor Marcelo Longobardi, en el canal opositor C5N fue entrevistado el opositor Alberto Fernández. El ciclo se pasó unos minutos del horario pautado y fue levantado del aire tras un buen rato de entrevista”.

Nelson Castro habló al otro día de la “censura” con el propio Fernández por Radio Mitre, quien afirmó convencido que “fue un hecho muy penoso, que no le hace bien al país. Los comentarios que decía la producción (de C5N) es que había llamados de funcionarios del gobierno pidiendo el levantamiento del programa y una orden de la dirección del canal (entonces en manos de Daniel Hadad) que fue la que lo dispuso”.

Castro le preguntó si quien había llamado al canal había sido Julio de Vido, a lo que el actual precandidato kirchnerista a la presidencia dijo “le pido que me libere de hablar, pero es lo que se está diciendo”.

El tema es que en esa entrevista con Longobardi el exjefe de Gabinete le estaba pegando con todo y por varios flancos al gobierno de Cristina Kirchner, ahora su compañera de fórmula. Obviamente en ese momento el Grupo Clarín se hizo una fiesta con la denuncia.

Eran los tiempos en los que el kirchnerismo colocaba al propio Fernández en la bolsa de “opositores” que desfilaban día y noche “por el canal C5N, de tendencia opositora”, junto a Mauricio Macri, Gabriela Michetti, Elisa Carrió, Alberto Rodríguez Saá, Hermes Binner y Horacio Rodríguez Larreta.

En ese marco, 678 desmintió la “censura” mostrando un archivo demoledor. El propio Daniel Hadad conversó con él en la mañana de Radio Diez (también de su propiedad) para pedirle disculpas por el levantamiento del programa. “Quiero expresarle mis disculpas”, dijo Hadad a Fernández, quien respondió “nunca me sentí censurado por ustedes, sino que sentí que ustedes quizás también estaban siendo víctimas de una presión” (del kirchnerismo).

La operación censura estaba desmantelada, y ahora la panzada se la hacían en el estudio de la Televisión Pública. El informe terminaba diciendo “desde el ultraoficialista 678 les regalamos un festival del opositor Alberto Fernández en el opositor C5N criticando al gobierno de Cristina”. Miralo.

Hay más, pero con esta parece que alcanza, ¿no?. En varios de los informes de 678 se solía repetir el slogan “el archivo es inapelable”. Al menos en eso, no mentían.







Temas relacionados

Marcelo Longobardi   /    678    /    Alberto Fernández   /    C5N   /    Jorge Lanata   /    TN   /    Grupo Clarín   /    Clarín   /    TV Pública   /    Víctor Hugo Morales   /    Kirchnerismo   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO