Política

CORONAVIRUS

Ayuda estatal: cero para las empresas recuperadas y todo para las grandes corporaciones

El famoso ATP (Programa de Emergencia de Asistencia al Trabajo y la Producción) se ha convertido en un vaciamiento a la ANSES a través del cual se transfieren millones a las grandes empresas para cubrir los salarios de sus empleados e incluso hasta sus Ceos. Mientras las recuperadas quedan en el olvido.

Ingrid Hirsch

Abogada de fábricas recuperadas

Lunes 1ro de junio | 14:21

Las y los abogados del CEPRODH, quiénes trabajamos junto a diferentes empresas recuperadas, queremos denunciar la grave y escandalosa situación en la cual se encuentran. Mientras las Empresas millonarias, Monopolios y Grandes Grupos económicos se aprovechan del cobro del Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP) las empresas recuperadas no son beneficiadas con ninguna medida.

El Programa ATP o la avivada de los empresarios

Desde el 20 de marzo y el inicio de la Cuarentena, no hubo una sola medida efectiva que beneficie al sector de recuperadas.
Por ahora continúa la promesa de un cobro individual mediante el Programa de Trabajo Autogestionado, Línea 1. El mismo consta de $6.400 por mes por el sólo plazo de dos meses y dependerá de que cada trabajador sortee los requisitos para poder percibirlo.

Pero son las grandes Empresas multimillonarias y Grupos Económicos las que descaradamente aprovecharon y solicitaron el ATP, bajo la excusa o extorsión de "No poder pagar los sueldos, por encontrarse en una crisis económica producto de la cuarentena".

Estas avivadas se convirtieron en regla y así fue como grandes grupos económicos y empresarios "zafaron" de pagarle parte de los salarios a sus trabajadores. Al punto que grandes empresas internacionales como Mc Donald’s que ganan millones y millones de pesos y tienen a sus trabajadores precarizados, fueron beneficiados con el Programa.

Podemos seguir con otros ejemplos como La Nación, el Grupo Clarín junto a sus empresas como Pol-ka, Radio Mitre, Lan (hoy LATAM) que rebaja el 50% del salario a los trabajadores, pero sin ningún problema se pone en la fila de los empresarios que piden la Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción, la fila es larga llegando hasta Jujuy, en donde el Ingenio Ledesma también hizo de las suyas, como bien denunció Myriam Bregman, abogada y referente de empresas recuperadas desde el 2001 "La empresa de los Blaquier se anotó para cobrar ATP; consiguió acuerdo con el sindicato papelero para bajar salarios un 30%. Entre 2018 y 2019 mejoraron sus ganancias un 128%, continuaron trabajando en cuarentena y como el resto de los ingenios ya arrancó la zafra. Hermoso todo".

Sus subsidios y los nuestros

Como bien sabemos los que trabajamos con las Cooperativas y solicitamos algún subsidio, de los pocos disponibles, sólo para la adquisición de insumos o alguna herramienta, nos piden completar formularios, denunciar todos los datos de la empresa, entrega de carpetas con la situación de cada laburante, balances económicos y proyecciones entre otros documentos. ¿Pero cómo es que las grandes Empresas llegaron a percibir éste subsidio de Emergencia? ¿Qué papeles les fueron solicitados? ¿Qué se comprobó de todo ello?¡Esta descarada desigualdad es inaceptable!

Así es como las y los trabajadores de las empresas recuperadas comenzaron a hacer oír su voz. Esto lo tomó Bercovich en su programa radial Pasaron cosas de fecha 21 de mayo del corriente año cuando explicó que se favorecieron con el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción los grandes grupos económicos y empresas que tienen sedes en paraísos fiscales, las famosas empresas "Mamushkas", que se encargan de engañar al fisco para no pagar impuestos, empresas que compraron dólares y fugaron divisas. Y expresó "Pero para las cooperativas no hubo ni IFE, ni ATP (...) el contraste es mucho, las Cooperativas también necesitan ayuda. El gobierno por ahora las está olvidando".

El colmo total fue enterarse de que los directivos y gerentes de éstas grandes empresas como por ejemplo Techint, se anotaron ellos mismos para cobrar el ATP. Lo que seguramente para ellos fue un vuelto, para los trabajadores de las recuperadas significa poder completar su plato de comida todos los días.

Lo grosero del contraste desnuda una situación que cada vez toma más relevancia.
Esta denuncia, nosotros los abogados que sabemos la realidad de cómo viven las Cooperativas, la vamos a levantar e informar ante quién sea necesario porque es totalmente discriminatoria y desigual.

Mientras los millonarios se aprovechan las Cooperativas de Trabajo se solidarizan

Son las Textiles de Neuquén, que pusieron su producción para confeccionar barbijos y prendas para la pandemia generando puestos de trabajo mientras las patronales despiden, es la Cooperativa de Trabajo Madygraf que reconvirtió su planta para la producción de alcohol en gel y mascarillas con el objetivo de donar a quienes más lo necesitan, como ya han hecho a los hospitales y en la 31, es la Cooperativa BAUEN, que ofreció sus instalaciones para que pueda utilizarse en función de lo que se necesite frente a la pandemia.

Te puede interesar: Villa 31: "El barrio está en crisis y la ayuda de los trabajadores de Madygraf es muy importante"

También es Zanón que también puso a disposición su fábrica para las necesidades de la sociedad. Y así podríamos continuar con los ejemplos. Mientras tanto los empresarios millonarios que se favorecieron con las medidas no han donado ni un peso para ésta crisis sanitaria, económica y social.

Estos reclamos y denuncias, como tantas otras del sector de recuperadas, fueron tomados por el Frente de Izquierda y el día miércoles 27 de mayo el Diputado Nicolás del Caño junto con la Legisladora Myriam Bregman presentaron un Proyecto de Ley para que las empresas recuperadas, sean incluidas en el Programa de Emergencia de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), sin ninguna incompatibilidad.

Esta exigencia se expande y tiene que ser bandera de todos y todas. Muchas cooperativas, vienen coordinando para pelear por la inclusión al Programa ATP, como se reflejó en la solicitada que publicó la Cooperativa Tiempo Argentino el domingo 31 de mayo. También muchas recuperadas se unen con los sectores de desocupados y movimientos como la UTEP para pelear por un aumento del Salario Social Complementario que hoy es la mitad de un Salario Mínimo Vital y Móvil cuando el monto a cobrar con el Programa ATP sería de uno o más de dicho salario.

Las recuperadas frente a las avivadas de los empresarios muestran su solidaridad y presentan pelea para cambiar las cosas. Por eso es un orgullo para nosotras y nosotros representarlos, acompañarlos, porque luchamos juntos todos los días frente a éstas injusticias.







Temas relacionados

Empresas recuperadas   /    ATP   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO