Sociedad

SOCIEDAD

Bahía en el siglo XXI: miles de familias no tienen acceso a la red de gas natural

Estos días hemos soportado temperaturas muy bajas. El frío de la madrugada y las mañanas se hacen duras para todos. Pero más duras se hacen para aquellas miles de familias que la pasan sin los servicios elementales .

Daniela Rodriguez

Docente y delegada Suteba | Bahía Blanca

Viernes 26 de junio de 2015 | Edición del día

En la Bahía del siglo XXI, los contrastes no sólo son agudos, sino insoportables. Si tomamos en cuenta que en una localidad cercana, Gral Cerri, se halla una planta bombeadora de gas como TGS a través de cuyos gasoductos pasa el 63% del gas producido en todo el país, y que en el muelle de Ingeniero White se encuentran dos buques metaneros que descargan GNL para inyectarlos en la red nacional, suministrando desde aquí el 8% del total del gas consumido, lógicamente, no tendría porqué pensarse en carencias de gas natural en las viviendas.

Sin embargo, este parecer lógico, se convierte en un padecer tan irracional como inhumano. Es que el 16% de los hogares en nuestra ciudad no tienen acceso a la red de gas natural. Es decir, decenas de miles de familias, que en su mayoría habitan en las barriadas populares, no sólo sufren el frío del clima, sino las consecuencias de una falla infraestructural, cuya causa radica en una política municipal, que tras gobiernos radicales y peronistas, no ha cambiado en lo más mínimo.

El actual gobierno municipal del massista Bevilacqua mantiene la prioridad en el abastecimiento de gas al lucro de las grandes empresas, dejando a los hogares el sobrante. Tomemos sólo un dato que grafica la cuestión: en el año 2012 de los 850 mil millones de metros cúbicos de gas entregados, el 72 % fue dirigido a la industria y las centrales eléctricas ( 41,5% y 30,6 % respectivamente ), mientras que al sector residencial sólo se destinó un 21% de la demanda.

Las consecuencias estallan por todas partes. Entre ellas hemos visto por estos días el colapso del sistema eléctrico que provoca cortes del suministro de luz en toda la ciudad, dado que muchas familias recurren a todo tipo de calefacción eléctrica, y encima quedan sin electricidad. Con hartazgo, la población empieza a salir a las calles a protestar como lo hicieron en Villa Miramar con piquetes, acciones a las cuales saludamos.

Ante esta situación, ninguna de las variantes patronales ya sean del FPV, del PRO, del FR o los radicales de Integración Ciudadana tiene salida seria, o más bien, han colaborado en sostener.

Mientras los funcionarios duermen tranquilos, con sus hogares calefaccionados, sabiendo que rinden bien su pleitesía a los empresarios, miles de familias trabajadoras sufren el drama de la precariedad en sus condiciones de vida.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda somos los únicos que planteamos un plan para terminar con estos problemas. Hay que invertir la política municipal estableciendo como prioridad las necesidades sociales contra el lucro empresarial. En primer lugar, que el suministro de gas natural tenga como principal destinatario al pueblo trabajador, para que no haya ninguna familia que carezca de acceso al gas natural en sus viviendas. Declarar un plan de emergencia habitacional, para solucionar las carencias en los hogares, con el desarrollo de un plan de obras públicas e infraestructura en el que se incluya la construcción de viviendas populares con todos los servicios básicos, la instalación de redes de gas natural, agua potable y la urbanización de todas las barriadas. La planificación de dichas obras tiene que estar en manos de los propios trabajadores y vecinos, con colaboración de profesionales, universidades, ingenieros, ya que son los trabajadores los verdaderos interesados y los que saben las falencias a erradicar. El presupuesto se puede lograr creando un fondo de emergencia habitacional, y que el mismo provenga de gravar con impuesto a las grandes fortunas de las empresas cerealeras y petroquímicas radicadas en el puerto de Ing.White.

* Ambos autores son precandidatos en la lista del PTS en el Frente de Izquierda. Mauro Vargas a intendente y Daniela Rodriguez a concejal.







Temas relacionados

Gas   /    Provincia de Buenos Aires   /    Bahía Blanca   /    Sociedad   /    Urbanismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO