Política

Conurbano Bonaerense

Balas sí, salud no: en el conurbano ante la crisis sanitaria refuerzan la presencia de la Policía Bonaerense

En el marco de la cuarentena obligatoria, a partir del lunes 30 de marzo, se aumentó el número de oficiales de la Policía Bonaerense en los barrios del conurbano bonaerense. Un peligro para las libertades democráticas.

Martes 31 de marzo | 21:27

Tal como acordaron el presidente Alberto Fernández, la ministra de seguridad Frederic y el gobernador bonaerense Kicillof en la reunión que mantuvieron la semana pasada, a pedido de los intendentes del conurbano, se reforzó la presencia de la policía en la zona.

Efectivos de los Cuerpos de Infantería y de Caballería de la Policía de la Provincia de Buenos Aires serán ubicados en puntos estratégicos del Gran Buenos Aires. Mientras que efectivos recién graduados vigilarán bancos y centros comerciales.
El gobierno trata de lavarle la cara a las fuerzas represivas.

En algunos barrios los maquillaron con tareas sociales, poniéndolos a repartir bolsones con alimentos que a las familias no les alcanza para una semana. Pero estas mismas fuerzas son altamente cuestionadas por ser cómplices y partícipes del delito organizado y colaborar con las redes de trata. ¿A quiénes pueden cuidar?

Como si no bastaran los casos de violencia por parte de las fuerzas para tomar otra decisión en un país donde hay un caso de gatillo fácil cada 22h. Salieron a la luz varios casos de abuso de autoridad a la largo de esta semana como ocurrió en el Barrio Las Tunas. En la localidad de Tigre donde el cuarenta por ciento de la población tiene trabajos informales y se duplicó la asistencia a comedores. Además se suman esta semana 150 efectivos que se alojarán en polideportivos.

A su vez, en Moreno, uno de los distritos de la provincia con altos índices de pobreza y viviendas precarias se destinaron 100 efectivos que suman a la ya instalada base operativa de las fuerzas especial GAD y UTOI en La Reja, los dos Centros de Prevención Urbana y a los ocho móviles de Gendarmería Nacional que realizan recorridas locales y regionales.

Otros intendentes exigen tener más injerencia en estas políticas desde las policías municipales que van recorriendo los barrios amedrentando con megáfonos como en José C. Paz y Malvinas o cerrando varias entradas a la ciudad como en Pilar.

Te pueden interesar: [Vídeo]Moreno: así se maneja la policía

¿La solución al corona virus es fortalecer el aparato represivo?

El fortalecimiento y mayor presupuesto de las fuerzas represivas acompañado de una campaña para denunciarse entre vecinos, como es “Ojos en Alerta” en San Miguel, no resuelve la crisis sanitaria, económica y social en curso. Empeora la vida de miles que se ven obligados a salir de sus casas para trabajar, comprar e ir a buscar comida. El presupuesto destinado a perseguir y criminalizar a los vecinos, debe ser destinado a buscar una solución de fondo. Ya lo señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS) “test, test y más test”. Sumado a aumentar el presupuesto a la salud para garantizar las medidas necesarias para las trabajadoras de la salud, la prohibición de despidos, la reconversión de fábricas y el no pago a la deuda externa. Madygraf en pleno cordón industrial de Zona norte está haciendo alcohol en gel y barbijos. La fábrica Ford y VW pueden reconvertirse para que en cada hospital no falten respiradores o ambulancias. Entonces ¿por qué destinar presupuesto para armas, represión y hostigamiento en vez de destinarla para combatir integralmente la pandemia?

Te puede interesar:#VIDEO: Los trabajadores de las empresas recuperadas marcan el camino







Temas relacionados

Pandemia   /    Brutalidad policial   /    Libertades Democráticas   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO