Deportes

BÁSQUET

Básquet: a 12 años de uno de los logros más importantes del deporte argentino

12 años ya pasaron del histórico triunfo de nuestra selección ante los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.El torneo se coronó con una medalla de oro. Inolvidable.

Sábado 27 de agosto de 2016 | Edición del día

12 años ya pasaron de aquel triunfo de nuestra selección ante los Estados Unidos en Atenas 2004. Ya se los había vencido 2 años atrás en el Mundial de Indianápolis 2002, pero como éste torneo se culminó con un Oro en un Juego Olímpico, se recuerda más.

Tras la eliminación en cuartos de final de la selección masculina de básquet en los últimos Juegos Olímpicos, sólo quedaron aplausos. ¿Por qué? Porque daban su última función los jugadores que pusieron al básquetbol argentino en lo más alto. Lo que quedaba de la famosa "Generación Dorada".

Por aquí pasaron varios jugadores, que más allá de su calidad individual, la cosa pasaba más por lo colectivo. Ese valor colectivo que sobrepasó el deporte. Sin embargo, no se puede ganar un torneo sólo llevándose bien. Además de la parte grupal, que es importantísima, la mayoría de los jugadores de la “Generación Dorada”, tuvieron un paso por la NBA. El base “Pepe” Sánchez y el “Colo” Wolkokyski fueron los primeros en ingresar (2000), dos años antes del Mundial de Indianápolis donde se vencería al Dream Team por primera vez y se conseguiría el 2° puesto.

Tampoco podemos dejar en pensar en uno de los mejores -sino el mejor- pívot de la historia de nuestra Selección, Fabricio Oberto, ganador del anillo con los Spurs.

Y no hace hablar de lo que llegó al final este año. Luis Scola, Nocioni, Delfino y el mejor de todos, Manu Ginóbli. 5 años antes de Atenas 2004, el escolta ya era fichado por los San Antonio Spurs. Manu fue la figura y estrella en Indianápolis y en Atenas.

Pero vamos a centrarnos en el aniversario. A Estados Unidos ya se le había ganado en su casa en el 2002, se demostró que eran humanos y ya en Atenas sabían que si había un equipo que podía vencerlos, ese era Argentina. Con el juego colectivo como estandarte (tal vez mamado de los Spurs de Popovich), el conjunto en ese entonces dirigido por Magnano pero que pasó por las manos de Julio Lamas y Sergio Hernández, dio el gran batacazo.

Ellos lo hicieron otra vez, vencieron a la potencia. Es cierto que si hay que elegir un gran seleccionado de Estados Unidos en su historia éste no se acerca ni de casualidad al podio, pero aún así es Estados Unidos.

La victoria fue en Semifinales 89-81. Ya el resultado lo demuestra, ganarle por 8 a los norteamericanos es cosa seria.

La victoria en fase de grupos en Indianápolis 2002 se había convertido en el triunfo más importante de la historia del básquet argentino, pero no se pudo coronar con el campeonato. En el caso de Atenas, ya con esa experiencia, era más posible soñar con el batacazo.

Además, se pudo coronar. Ya no estaba la otra gran potencia, Yugoslavia. Así que si se vencía al Dream Team en semifinales lo más probable era llevarse la de Oro ante Italia.

Esa victoria significó mucho más que un pasaporte a una final Olímpica. Significó la consolidación de un gran grupo, adentro y afuera de la cancha, demostrándolo en números. Esto que le pasó al básquet argentino es muy difícil que vuelva a suceder con esa magnitud. Pero con el legado que se deja es más posible. Además hay cada vez más jugadores que emigran a la NBA, por una política de la competencia, pero también por el nivel nacional y como nos miran.

Brussino, Garino y el interés en Laprovittola es consecuencia de estos monstruos. Además del presente de Facu Campazzo.

Ésta generación del 2004, y este partido como su estandarte, van a quedar en el recuerdo de lo más alto del deporte argentino por mucho tiempo. Además de su excelente juego y táctica, por el legado.

Fue un proceso largo, ya lo dijo Manu tras caer con Estados Unidos en Río: “Ésta generación no somos ni nosotros 4 ni 12, es algo conformado por alrededor de 30 personas”. Un jugador, que como pocos, logró combinar el buen juego y el espíritu deportivo en resultados más que positivos, coronándolo con títulos. Un poco la idea de Guardiola, llevándolo al fútbol.

Éste año fue el último, pero hace 15 que comenzaba. Y un día como hoy, pero hace 12 años se lograba lo más importante y éstos muchachos colocaron al básquet argentino en el lugar de potencia mundial, no siendo el mismo un deporte de los más vistos en nuestro país.

12 años no son nada... ¡Gracias, muchachos!







Temas relacionados

Emanuel Ginóbili   /    Luis Scola   /    Juegos Olímpicos   /    Estados Unidos   /    NBA   /    Basquet   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO