Política

IMPUNIDAD

Benefician con domiciliaria a Etchecolatz: amplio repudio

Se la concedió el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata en medio de un amplio repudio de organizaciones de DD.HH., políticas y sociales. Una verdadera provocación a pocos días de cumplirse 10 años de la desaparición de Jorge Julio López.

María Luz Santos Morón

Abogada CeProDH // Integrante de la querella de Justicia Ya!

Sábado 20 de agosto de 2016 | Edición del día

La resolución judicial que le otorga el beneficio al genocida se dio en el día de ayer luego de una nueva jornada que protagonizaron los organismos de Derechos Humanos junto a organizaciones políticas, estudiantiles y sindicales durante la mañana en las puertas del Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata.

Este tribunal decidió concederle la prisión domiciliaria a Miguel Osvaldo Etchecolatz con voto mayoritario de Castelli y Esmoris, y disidencia de Lemos Arias, dando lugar así al pedido de la defensa en el marco de las causas de los Pozos de Quilmes y Banfield cuyo juicio oral comenzará en pocos meses.

El juez Germán Castelli decidió que por “motivos humanitarios” el represor debía continuar el arresto en su domicilio, desoyendo el pedido de las querellas de que se investiguen los informes del Cuerpo Médico Forense y se atienda que al día de hoy el estado de salud es estable y no presenta gravedad. Por su parte el juez Alejandro Esmoris, conocido por absolver genocidas, consideró que el hecho de tener más de 70 años (cumplir con el requisito etario) es causa suficiente para que automáticamente se otorgue este beneficio.

Sin embargo, la prisión domiciliaria no se hará efectiva por el momento ya que falta definir el mismo pedido en una de las causas y la semana pasada el Juez Kreplak de primera instancia consideró que no se daban los requisitos para otorgarle el beneficio. Es decir que será la Cámara Federal la que resuelva definitivamente si Etchecolatz vuelve a su casa.

Queda claro que lo resuelto por el Tribunal en el día de ayer es un paso muy grave con el cual el exjefe de la Bonaerense, con seis condenas por delitos de lesa humanidad y genocidio durante la dictadura cívico militar, va camino directo hacia su casa en el bosque de Peralta Ramos en Mar del Plata.

Durante el gobierno anterior la justicia le concedió a cientos de genocidas el beneficio de la prisión domiciliaria. Según el Ministerio Público son, a junio de este año, 462 los detenidos por crímenes de lesa humanidad que se fueron a su casa. Como vienen denunciando los organismos de DD.HH., organizaciones políticas y sociales esta decisión de otorgarle la domiciliaria a Etchecolatz se enmarca en un salto de la política de impunidad a los responsables del genocidio, donde en tan solo ocho meses de gobierno macrista, 51 fueron los genocidas que recibieron este beneficio. Es más, la Secretaria de Derechos Humanos dependiente del Ejecutivo Nacional en los juicios donde es querellante decidió no oponerse a ningún tipo de privilegio solicitado por las defensas. La fiscalía, por su parte, manifestó que no presentara objeción alguna frente al pedido de domiciliaria, sin tener en cuenta que este genocida se encuentra clínicamente estable pudiendo recibir atención en el Hospital Penitenciario de Ezeiza y que sus 87 años los pasa en la cárcel porque fue el propio estado el que le garantizó treinta años de impunidad.

La concesión de la domiciliaria a Miguel Osvaldo Etchecolatz no es una más. Fue uno de los mayores responsables que llevó adelante el plan genocida en la Provincia de Buenos Aires, como Director de Investigaciones de la policía y mano derecha de Ramón Camps. Se conoce que dirigía y aplicaba las torturas en los centros clandestinos del denominado “Circuito Camps”, es por eso que el avance de la domiciliaria deja abierta la posibilidad de que más represores que hoy cumplen sus condenas en la cárcel puedan gozar de este mismo beneficio.

En el décimo aniversario de la segunda desaparición de Jorge Julio López y sin ningún imputado, ni investigación seria en la causa, el principal sospechoso es premiado por la Justicia y los gobiernos, y queda un paso más cerca de volver a su casa. Una verdadera provocación.

Ante el repudio generalizado que provocó la noticia de la posibilidad cierta del otorgamiento de la prisión domiciliaria los organismos de Derechos Humanos, ex detenidos y familiares refuerzan la lucha para que eso no suceda y continuar la exigencia de juicio y castigo a todos los genocidas por todos los compañeros.

El fallo completo:

cedula-domiciliaria







Comentarios

DEJAR COMENTARIO