PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Berisso: recolectores de basura despedidos, bloquean portón del Corralón Municipal

El Municipio rescindió contratos a los 24 trabajadores tercerizados que recolectaban residuos no habituales en la ciudad. Son la totalidad de empleados que realizan esa tarea. Según trascendidos, serían reemplazados por dos máquinas compactadoras de una empresa de La Plata.

Miércoles 3 de agosto de 2016 | 12:37

Fotografía: infoberisso

A las 6.30 de la mañana de hoy, los trabajadores recolectores de residuos no habituales (quienes recolectan ramas, escombro, etc.) iniciaron un bloqueo al portón del Corralón Municipal (18 y 153) de la ciudad de Berisso para impedir el inicio de las tareas de recolección diarias y exigir al Intendente mantener las fuentes de trabajo.

La ciudad no cuenta con empleados municipales para ese tipo de recolección (residuos no habituales) y tampoco contrata a una empresa para la tarea, sino que trabaja subcontratando a titulares de 12 camiones con un peón y chofer cada uno, es decir que emplea de manera indirecta a 24 personas. Estos contratos finalizan a fin de año, y hasta el lunes 1 de agosto, todo funcionaba de la manera habitual, pero el día de ayer, sin mediar aviso previo, fueron rescindidos, lo que motivó el descontento de los trabajadores que hoy están realizando la medida de lucha en exigencia a las autoridades.

"El argumento del sr. Torres (Ricardo, Director de Servicios Públicos de la Municipalidad de Berisso. N.delaR.) es que no está satisfecho con el trabajo que estábamos haciendo (…) nosotros cumplimos con los dos viajes diarios al CEAMSE que nos exigían y en cada carga llevábamos entre mil y dos mil kilos de deshechos (…) tenemos todos los tiquetes con las cifras porque con eso justificábamos los días de trabajo", contó esta mañana un chofer en diálogo con el medio local "Berisso Ciudad", así mismo agregó que entre ellos hay quienes trabajan desde hace 10 años en esas tareas y que la exigencia al municipio no es cobrar por el contrato total hasta diciembre, sino mantener las fuentes de trabajo.

Por un mes en el que se realicen las tareas todos los días, el municipio paga a estos titulares de camiones 32 mil pesos, los cuales se destinan a sueldos del personal, gastos en combustible, pago de impuestos, monotributo, seguros, etc. Cada empleado, además de estar en condiciones de precariedad (porque su contrato puede terminar y al no ser renovado puede quedar desempleado sin percibir ningún tipo de indemnización), no tiene aportes jubilatorios y su sueldo promedio es de 300 pesos diarios.







Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Berisso   /    Recolectores   /    Despidos   /    Provincia de Buenos Aires

Comentarios

DEJAR COMENTARIO