Cultura

La Plata

Bibliotecarios de la provincia se organizan en defensa de la cultura

Ayer, las y los trabajadores bibliotecarios del Colectivo de Bibliotecas Populares en Lucha, cortaron la esquina de 5 y 47 en La Plata, donde se ubica el Ministerio de Cultura, para hacer oír sus reclamos.

Sofía Martínez Naya

Estudiante Psicología UNLP | Vice-presidenta del CEPsi

Martes 6 de diciembre de 2016 | 18:53

1 / 3

Son más de cuatrocientas las bibliotecas que se encuentran registradas en el Sistema de Bibliotecas Dependientes del Estado Provincial, que siguen sin recibir el subsidio que les corresponde para mantener en pie sus espacios y sus puestos de trabajo.

Si bien se encuentra vigente la Ley 14.777, sancionada en diciembre de 2015, que prevé la creación de un fondo para las Bibliotecas Populares, actualmente sólo están recibiendo el subsidio estipulado bajo el Decreto de Ley 9.319 ya derogado. Incluso ese cobro se vio afectado por enormes irregularidades y retrasos a lo largo de todo este año.

Pasan los meses y a pesar de haber tenido reuniones y audiencias con las autoridades para exigir la regulación de los subsidios, aún no hay respuestas concretas. Es por esto que están haciendo valer su derecho a manifestarse por lo que les corresponde.

Otro ataque a la cultura

Si bien durante el kirchnerismo, la falta de pago de los subsidios era recurrente, con el macrismo, esta política de vaciamiento a la cultura se viene profundizando. Así lo demuestran las bibliotecas en donde las facturas de luz, gas y agua se acumulan, incluso con tarifazos que agrandan las cifras de impuestos a pagar. Mientras tanto, el dinero que el Estado debería destinar para mantener estos espacios tan importantes en los barrios no llega.

A esto hay que sumar la situación de los laburantes que sacan de sus bolsillos para mantener su puesto de trabajo y el lugar de contención y formación de miles de jóvenes.

Esta situación se da en el marco de un gobierno que viene cerrando impunemente centenares de Centros Culturales de la provincia, dejando gente en la calle, despojándolos de su fuente de trabajo, y negándole a la juventud sus espacios de desarrollo.

Frente al ajuste la salida es la organización

"Nosotros, con muchísimo esfuerzo, estamos usando las redes sociales, los canales de comunicación que pudimos establecer para entrar en contacto con todas las bibliotecas. Pero últimamente nos venimos juntando en distintos puntos, acordamos un temario y nos organizamos para que nos reciban. El problema es que las respuestas siempre son dilatorias", contó Noel, bibliotecaria de Escobar. Y agregó que "estamos visivilizando el conflicto con este corte de calle y volanteada para que la gente se entere lo que está pasando".

"En la época de Sarmiento las bibliotecas funcionaban con voluntarios", "no sé para qué las bibliotecas necesitan bibliotecarios", fueron algunas de las frases absurdas con las que las autoridades respondieron a la organización de trabajadores, subestimando su laburo cotidiano y haciendo referencia a una época bastante atrasada.

Nuevamente queda en evidencia que la salida a los ajustes del gobierno y a las políticas vaciadoras es la organización de los de abajo. Los bibliotecarios se organizan y salen a las calles a luchar y así consiguen pequeños logros como ser recibidos en una audiencia, aunque la respuesta sea dilatante. Es por esto que es necesaria la unidad de los distintos sectores sociales para hacerle frente a este gobierno.

Desde los Secundarios de la Juventud del PTS en el Frente de Izquierda nos hicimos presentes dejando a disposición de los trabajadores este medio como herramienta de lucha y organización, y solidarizándonos con la situación que están pasando, con el objetivo de unir la lucha entre estudiantes y trabajadores y expandirla.







Temas relacionados

bibliotecas   /    Subsidios   /    La Plata   /    Secundarios   /    Provincia de Buenos Aires   /    Educación   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO