Internacional

BRASIL

Bolsonaro apela a la Policía contra el testigo que lo vinculó al asesinato de Marielle

Tras la bombástica revelación del noticiero de Globo, crecieron los indicios de vínculo entre Bolsonaro y los asesinos de la concejala de izquierda Marielle Franco. El presidente señaló que utilizará a la Policía Federal para desarmar esta nueva pieza clave para el caso: el testimonio del conserje.

Jueves 31 de octubre | 00:36

El informe del noticiero del canal Globo reveló el testimonio de conserje del condominio en el que reside el presidente de Brasil y uno de los sospechosos del asesinato de Marielle Franco, Ronnie Lessa, junto con la planilla de control de acesso del lugar. El noticiero señaló que, según esa información, otro sospechoso, Élcio Queiroz, visitó la casa de Ronnie el día del crimen.

Sin embargo, el hecho más chocante revelado por el testimonio del conserje fue que Élcio habría pedido autorización para ir a la casa de Bolsonaro. Además, según el testigo, al solicitar permiso para el ingreso por el portero eléctrico, una voz que identificó como la de Bolsonaro le habría dado la autorización.

El propio noticiero ponderó que, en el día de los hechos, Bolsonaro participó de votaciones en la Cámara de Diputados a las 14 y a las 20:30 horas en Brasilia, según registros oficiales.

De inmediato, Bolsonaro transmitió un live por las redes sociales, donde aparecía visiblemente descontrolado e iracundo, acusando al informe televisivo de calumnias y alegando que el canal actúa en campaña permanente de persecusión en su contra. Bolsonaro también levantó sospecha sobre la investigación, acusándola de manipular el testimonio del conserje.

Este miércoles, Bolsonaro afirmó estar en contacto con el ministro de Justicia Sérgio Moro para que tome as medidas correspondientes para que la Policía Federal convoque al conserje para que vuelva a declarar.

"El conserje o se equivocó o no leyó lo que firmó. Puede que el comisario [de la Policía Civil] haya escrito lo que le pareció y el conserje, una persona humilde, terminó lo firmando. Eso puede haber pasado. Estoy conversando con el ministro de Justicia qué se puede hacer para que podamos tomar, para que la policía tome la declaración otra vez. La declaración, ahora, de ese conserje, por la Policía Federal", dijo.

Según las revelaciones, la declaración del conserje se transformó en la pieza clave de la investigación de la muerte de Marielle Franco, que lleva más de un año sin solución. El objetivo de Bolsonaro al accionar a la Policía Federal a través de Moro es evidente: desarmar la principal prueba que establece una vinculación directa entre Bolsonaro y los sospechosos del asesinato.

Vale recordar que no es la primera vez que Bolsonaro intenta intervenir en las investigaciones. El presidente se compró una pelea con el Ministerio Público Federal de Rio de Janeiro que terminó con el alejamiento del superintendente del MP local, justamente en razón del curso de las investigaciones con respecto al caso Queiroz y las relaciones del clan con las bandas paramilitares.

Por su parte, el Procurador General de la República, Augusto Aras, salió rápidamente a defender la inocencia de Bolsonaro y aceptó el pedido de Moro para abrir una “investigación de la investigación” del caso de Marielle, en un intento por blindar al presidente.

El mismo miércoles por la tarde, Aras declaró que “no hay nada” que indique que Bolsonaro está involucrado en el asesinato, y que el presidente podría estar siendo víctima de una denuncia calumniosa contra su nombre. El procurador también informó que aceptó el absurdo pedido del ministro de Justicia Sérgio Moro, para abrir una “investigación de la investigación”, un claro ataque a la búsqueda de respuestas en el caso Marielle Franco.

Bolsonaro ya había dicho, cuando Aras fue nombrado, que el cargo sería considerado su “dama”, en una metáfora con el juego de ajedrez. Una cosideración completamente autoritaria, ya que el papel de la Procuradoría General de la República es, entre otras funciones, el de investigar al Ejecutivo federal, mientras que la función de la dama en el ajedrez es la protección del rey, en este caso, Jair Bolsonaro. La declaración de Aras deja claro que la procuraduría está actuando, como un relámpago, para proteger al presidente.

El asesinato de Marielle, ocurrido en marzo de 2018, generó una gran conmoción dentro y fuera de Brasil. La concejala de izquierda, una joven mujer negra, lesbiana y procedente de una favela, se había caracterizado por su enérgica labor como defensora de los derechos humanos y por sus denuncias contra la violencia policial en Río de Janeiro. Las investigaciones del caso caminan a paso de tortuga, controladas por diversas interferencias e intereses.

El Movimiento Revolucionario de Trabajadores, que impulsa Esquerda Diário en Brasil, viene exigiendo al Estado las condiciones para el funcionamiento de una comisión independiente de investigación, donde actúen organismos de Derechos Humanos, los familiares de Marielle Franco y Anderson Gomes, los parlamentarios del PSOL, movimientos populares entre otros, con todos los recursos necesarios y pleno acceso al proceso para hacerle seguimiento a todos los pasos dados por la policía y avanzar con iniciativas propias que que garanticen el castigo a los culpables.







Temas relacionados

Intimidación policial    /    Jair Bolsonaro   /    Marielle Franco   /    Sergio Moro   /    Río de Janeiro   /    Violencia policial   /    PSOL   /    Policía   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO