Cultura

MUSICA // FESTIVAL

Buenos Aires Subsuelo

Entrevistamos a Sebastián Gomes Maciel, cantante de la banda “Expreso Calavera” y productor de festivales alternativos. Nos cuenta su experiencia, quien al igual que muchos jóvenes, ha tenido que lidiar con abusos en el mundo de la música.

Nico Sad

@NikoRamone1

Viernes 4 de marzo de 2016 | Edición del día

Por las fuertes persecuciones, despidos y cierres de espacios culturales que viene sufriendo la Ciudad de Buenos Aires en manos de un gobierno que, como buenos empresarios, están más interesados en un buen negocio que en el acceso real al arte y la cultura, brotan de entre los suelos de la ciudad con aires de resistencia, festivales auto-gestionados de una juventud que ante la falta de oportunidades ponen manos a la obra construyendo espacios propios de expresión y valores. Reivindicando el derecho a ser y expresarse en sus propios términos, promoviendo la libertad personal, retejiendo relaciones, expresando disconformidad y actuando libremente contra las presiones, los limites, la autoridad, el convencionalismo y la discriminación que sufren muchos jóvenes artistas.

LID: ¿Qué te motivo a ingresar al mundo de la organización de festivales alternativos y de rock?
Fue en el año 2000, tenía 18 años y recién empezaba a tocar con mi primera banda. Un día pasó que me crucé con un “productor” en una de mis primeras fechas que me ofreció aparecer en un programa de cable a cambio de 200 pesos (…) Era pibe, había tocado solo tres veces en vivo, y uno arranca sin saber, así que acepté juntarme con él en una reunión. Unos pibes más grandes y con más experiencia con los que venía laburando, me advierten que el tipo me iba a cagar y por esa razón le digo que no. Cuando le digo que no, el tipo me llama a mi casa y recuerdo que me dijo que era un mediocre, que me iba a cerrar todas las puertas posibles, que me despida de mi “carrera”, etc. Entonces en mi cabeza empezó a rebotar una idea determinada, que es la de las puertas. Porque alguien me iba a cerrar una puerta? (…) Con el pasar del tiempo llegue a la conclusión de que si generaba mis propias puertas, tendría la llave. Y si tenía la llave, la puerta no me la iba a poder cerrar nadie y lo mejor de todo es que podría abrirlas para que otros como yo transiten libremente. El problema es que no sabía cómo. A partir de ahí estuve tratando de encontrar una manera de generar mi propio camino, haciendo, escuchando, aprendiendo a hacer.

LID ¿Cómo fueron los comienzos?
Ya con otra banda llamada “Orquídea”, empecé a laburar en un ciclo de rock alternativo que se titulaba “Seattle is Buenos Aires” organizado por Romina, la bajista de Nihilismo y cantante de Las Vinup. Le hacia los flyers y le imprimía los afiches. Ahí aprendí bastante, entendí la idea de estructura, como armar un festival, como buscar las bandas, nuclearlas un poco y todo lo necesario a nivel producción artística de una noche. Cuando Romina pega laburo, se queda sin tiempo para seguir encabezando el festival y me pregunta si no quería continuar con la movida. Pensá que hablamos de dos o tres años después de Cromañon. El under de Capital Federal estaba devastado por la corrupción en torno al ente de habilitaciones a espacios y bares, las bandas no tenían donde tocar. Muchas se iban a tocar al Gran Buenos Aires. Festivales alternativos no habían en Capital y me gustaba mucho la onda de lo que sonaba en los festis, lo que venía ocurriendo. Ahí fue que dije esto tiene que seguir pasando, llego el momento de largarse. Recuerdo que en el primer festival que hizo Romina que participamos, accedimos porque no encontrábamos espacios para lo que hacíamos con “Orquídea”. No nos servía lo que nos planteaba el under en ese momento tan crítico. Eso de ir a venderle anticipadas a la abuela de, a la tía de, a la vieja de, o a la mía…para eso vengan a mi casa! No me pagues una entrada al pedo para que un tranza se llene los bolsillos sin hacer nada más que un poco de agenda. Prefiero cantar la canción para vos en el living de mi casa que darle de comer a esos parásitos! En busca de espacios con otro contenido, me acerco a este lugar (CBGB), a este festival de Romina y cuando ella se corre, ahí me pareció que había que seguir. Era el momento de abrir una puerta.

LID ¿Y como continuaron?
Me acuerdo que solíamos juntarnos con un grupo de bandas under en un bar y de ahí salió la idea de un festival al que llamamos “Grungeapalooza”, que ya hace siete años vengo haciendo. Los pibes de estas bandas me daban una mano y a partir de ahí me empecé animar hacerlo solo. En los últimos años a su vez me di el gusto de empezar a producirlo con mi mujer (Camila), a quien conocí justamente en estos festivales. Hacemos especiales under en video además de las bandas que tocan. Pasamos música de bandas de acá, que no suenan en las radios mainstream. La idea es que llegues a un lugar a descubrir bandas, a conocer. A su vez, con la entrada editamos un compilado de bandas under. Por ende vos venís a ver 4 bandas en vivo, y a su vez escuchas y ves videos de otras 25 y te llevas un compilado con 10 bandas más. O sea, conoces o escuchas 35 – 40 bandas del under. Este festival lo hicimos de manera ininterrumpida hasta que la cosa se puso más complicada con los alquileres y la persecución cultural nos dejó sin espacios. Cuando empezamos a quedarnos sin lugares paramos de hacerlo por un tiempo y arranque con el proceso de mi banda actual, “Expreso Calavera”. Mini, guitarrista de Expreso, vino un día y me dijo que tenía ganas de hacer una fiesta, que su idea era que se llame Buenos Aires Subsuelo. Me pareció increíble el nombre porque somos de Buenos Aires, y venimos desde el subsuelo, básicamente descriptivo y ahí fue que por primera vez sentí conseguía un verdadero socio en todo esto de la Buenos Aires Subsuelo.

LID ¿De qué trata la Buenos Aires Subsuelo?
En líneas generales, tocan cuatro bandas arriba del escenario, pasamos música, proyecciones, sorteamos discos, licores caseros, y siempre alguna data nueva se suma.
Con los años empezaron aparecer movidas satélites, otros eventos como el Festibardo, que es el resultado de haber compartido tantas Subsuelos y Grungeapaloozas con “Camiones en la Casa”, “Orquesta de Diablos” y “Queimada”, bandas muy amigas. AsÍ que directamente decidimos que teníamos que tener un festival propio, organizado por las cuatro bandas.
Lo que nosotros buscamos en realidad es que uno sienta ese pico emocional que por ahí yo siento por ejemplo cuando veo a Pearl Jam en vivo, con la diferencia que cuando los veo nos gastamos si o si 2500 pesos para ir con mi mujer y la entrada de la Subsuelo te vale 50 mangos. La fiesta es un poco de todos también, tanto de nosotros como productora independiente, de Expreso como banda, de todas la bandas que pasan por ella, de todos los que somos, de la gente que viene y la hace propia.

LID ¿Entonces hacen todo ustedes? ¿Como se organizan?

En la subsuelo laburan Abel “Mini” Micheli (Guitarrista de Expreso Calavera) que es a su vez productor artístico, está Pachu Cerviño que es fotógrafa del Grungeapalooza y la DJ residente de las Bs As Subsuelo, después trabaja Pepe Castro que es periodista de rock y viene hace como diez años acompañando el under, también trabaja Leo De Mattei que es fotógrafo, periodista y productor del under. Somos 5, además de los otros Expreso que colaboran, en una especie de productora que fuimos generando y con la cual nos encargamos de todo, desde el reparto de volantes, el agite, la programación, que cuajen los números, toda la data. Ahora se le sumo Luza a Martu también que nos da una mano con la gráfica, ellos son los diseñadores del grupo. En sí, somos un grupo de laburo de gente que hace esto por convicciones personales y grupales, que tuvo la suerte de encontrarse.

LID ¿Cómo hacen para bancar económicamente las movidas?
Acá lo que tiene es que nadie pone un peso de su bolsillo, la fiesta se banca con la taquilla y la entrada, teniendo en cuenta el primer nivel del lugar (Club V) es de las más baratas. Tratamos de encontrar el balance donde todos estén cómodos y salgan satisfechos, tanto el dueño del lugar, como la gente, las bandas, todos! Hacer agenda para revender espacios en escenarios a cambio de X cantidad de anticipadas, eso no es producir, eso es un curro al que nos acostumbraron en el under! Al principio nos costaba pagarle a las bandas porque estábamos arrancando, pero hoy por hoy la fiesta ya llego a su edición 15° y no solo no pagan las bandas para tocar, sino que le estamos pudiendo pagar a los músicos, con las entradas bien accesibles. Nosotros no ganamos un peso quizá en la noche con la data, y estamos bien así, no lo hacemos por la guita.

LID ¿Qué opinan de los medios masivos de difusión y los espacios para las nuevas bandas?
Creo que lo que esta pasando hoy es que estamos ante el nacimiento del nuevo rock nacional. Esto no lo dice mucha gente del periodismo institucional mainstream de rock porque no le conviene. Todos sabemos lo que es el periodismo en líneas generales, siempre tienen un línea editorial, política y comercial que les pesa, por encima. Dentro del rock pasa lo mismo. Y no es que no exista la profesión, si no que esta bastardeada. El periodista hoy no sale a buscar, no sale a encontrar para compartir. Habla de Dread Mar I por ejemplo que ya lo conocemos todos y te lo quieren meter hasta en la sopa. Entonces te tenés que fumar a un montón de viejos completamente almidonados sentados en sus super estudios radiales diciéndote: "El rock está muerto”. Para vos que te volviste gris el rock está muerto! en tu vida el rock está muerto! vos estás muerto en cierto punto! La gente quiere salir, participar, ser parte, sumarse, encontrarse. Lo único que hacemos nosotros es ofrecer un espacio para ello. Esto de los mega medios en el cual la tele, la radio, el celular e internet repiten lo mismo, esa alineación de información genera un montón de gente con la cabeza cooptada, como programada, pero también genera la contra cultura. La megaradio de alto alcance, es el enemigo para mi, en ese medio, es muy simple sonar, te sentás en una oficina y viene una persona que agarra y te dice: “Esta es la pauta para sonar acá”, y así como paga un político, como paga Daniel Scioli o Mauricio Macri que te queman el bocho para que lo votes, pagan tantísimas bandas que se quieren vender.

LID ¿Cómo ves el futuro del rock nacional con respecto a estos temas?
Hoy pibes de 20 años vienen y me dicen “yo en mi vida pague ni pienso pagar para tocar”, yo en cambio no puedo decir eso, alguna vez no supe como hacer para tocar y tuve que pagar, vender anticipadas para que un tipo que no es músico ni entiende de música se llene los bolsillos con mis ganas de subirme a un escenario. Ellos, la generación próxima a la nuestra, son el resultado de pibes de nuestra edad que se subieron a un escenario y dijeron: “loco, no paguen para tocar, no lo hagan!” Tengo una mirada positiva con respecto al futuro del rock. Como público, sigo muchísimas bandas under nacionales y las veo crecer, las veo suceder. Y la verdad es que hay alto semillero en el rock argentino.

LID ¿Cuándo es la próxima Buenos Aires Subsuelo?
La cita es este próximo sábado 5 de Marzo, 23 hs. en Club V, Corrientes 5008, tocamos los Expreso Calavera junto a Orquesta de Diablos, Poveglia y Residual.

Contacto de Facebook: BUENOSAIRESSUBSUELO







Temas relacionados

Música   /    Rock nacional   /    Rock   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO