Sociedad

MENDOZA

Cantando “el agua de Mendoza no se negocia”, finalizaron las jornadas sobre problemáticas socioambientales

El viernes 13 de marzo a la tarde en la sede central del Sute fue la cuarta jornada, luego de las realizadas en Santa Rosa, Tupungato y General Alvear. Expusieron destacadas personalidades como Maristella Svampa, Marcelo Giraud, Enrique Viale, Hernán Scandizzo, Fabián Navas y otros/as docentes que contaron experiencias pedagógicas.

Luis Verdugo

Geógrafo

María Marta Bernabeu

Geógrafa - Becaria de Conicet

Domingo 15 de marzo | 16:34

Más de doscientas personas estuvieron presentes en ésta actividad organizada por el Sute junto a la Asamblea del Pueblo de General Alvear, la Asamblea Socioambiental de Santa Rosa, la Asamblea de Tupungato por el Agua Pura, Asamblea Popular por el Agua y el IES 9-028 Prof. Estela Quiroga.

Todas las exposiciones hicieron referencia a las jornadas de lucha de diciembre en defensa de la 7722. Maristella Svampa dijo que fue única por la cantidad de población que salió a las calles, que fue realmente una pueblada. Enrique Viale también ponderó esa lucha y dijo que marcó un antes y un después.

Comenzó Maristella Svampa con algunos conceptos clave para comprender las problemáticas socioambientales. En primer lugar, el antropoceno, que hace referencia a que el ser humano se ha convertido en una fuerza de transformación de alcance geológico, debido, por ejemplo, al cambio climático, por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (de los cuales son 90 empresas las que aportan casi el 70%), la pérdida de biodiversidad, entre otros elementos. El antropoceno tiene que ver con una visión instrumental de la naturaleza, es decir, que es algo exterior, una visión donde el ser humano no forma parte de ella. También el antropoceno es productivista porque se tiene la idea de crecimiento sin fin o una visión eldoradista, muy ligada a los procesos históricos vividos en América Latina, considerada desde hace siglos un reservorio infinito de recursos naturales. Primero fue el oro durante la colonización, luego la plata, el caucho, el petróleo, la soja, el gas, el litio, etc. etc.

Luego habló del neoextractivismo a partir de los dos mil en América Latina, que fue un proyecto que se impuso de manera vertical y sin consultar a la población, como lo fue el fracking en Mendoza. Se hablaba de expansión de derechos y del capital, pero, explicó Svampa, que la expansión del capital implica la pérdida de derechos, como la de los pueblos indígenas a sus territorios. Mencionó diversos conceptos relacionados con los movimientos socioterritoriales como justicia ambiental o ambientalismo de los pobres que hacen referencia a que siempre en las problemáticas ambientales los más perjudicados son los sectores populares. Ella utiliza el término giro ecoterritorial porque articula lo ambiental con la defensa del territorio y los pueblos indígenas. Además destacó el protagonismo de las mujeres y la juventud en las luchas socioambientales. Finalmente destacó ésta actividad por vincular las luchas ecoterritoriales con las sindicales.

Enrique Viale, luego de ponderar la lucha mendocina por la 7722, comenzó su exposición con el coronavirus y cómo las enfermedades están relacionadas con problemáticas ambientales como la tala de árboles, la pérdida de su hábitat de ciertas especies, venta de especies animales exóticas, etc. Y que ésto se relaciona con la idea de desconexión entre el ser humano y la naturaleza, la idea que si expoliamos los recursos naturales no habrá consecuencias.

Hernán Scandizzo explicó qué es el fracking y mostró un video muy didáctico que les compartimos a continuación. En su exposición explicó por qué Neuquén no es el modelo que intentan vendernos, sino que es una provincia endeuda que no le paga a sus docentes, y por qué el fracking no “nos va a salvar” ya que requiere grandes inversiones y subsidios, que más allá de los gases los impactos se extienden a todo el territorio, ya que se encarece el costo de vida de las y los trabajadores. Por ejemplo, Añelo (un pueblo donde se practica fracking en Neuquén) pasó de tener 2400 habitantes a 7000 en dos años, y actualmente el precio de m2 es más caro que en Puerto Madero (la zona más cara de Buenos Aires). Hoy Neuquén tiene graves problemas de vivienda y la toma de tierras más grande de Argentina. El hecho de tener tres empresas recuperadas de cerámicas ahogadas por los altos costos de los servicios y que el gobierno provincial no haga nada por reactivar esa industria, demuestra que no es cierto que se quiera diversificar la matriz productiva.

Fabián Navas aportó su punto de vista sobre la relación entre el fracking y la salud, donde en primera instancia marcó que quienes niegan el efecto del fracking sobre la salud de las personas utilizan una definición del concepto bastante acotada, una definición que la contrapone con enfermedad y deja por fuera otros aspectos que hacen a la salud como integralidad y como relación, como por ejemplo el medio ambiente. Explicó que las “herramientas” que utilizan quienes defienden el fracking, comienzan por negar (que se usa agua, que contamina, etc.) y utilizar palabras más livianas como “aditivos” en lugar de “compuestos químicos”, así como también expresar las cantidades que se usan de los mismos en porcentajes en lugar de decir realmente los litros.

Comentó los riesgos que conlleva según edad, sexo y otros factores el convivir expuestos a sustancias como el sílice que es una de las usadas en la arena mezclada con agua y que causa enfermedades pulmonares, también mencionó la gran cantidad de benceno (1 gota contamina 1500 litros de agua) que se utiliza para realizar la fractura. Planteó que se trata, en general, de enfermedades “silenciosas” y que no manifiestan síntomas por lo cual cuando se descubren en general es tarde. Siempre se habla de los aspectos económicos y se brinda una visión sesgada desde el estado sobre la salud.

Marcelo Giraud, además del repaso por la lucha de la 7722, hizo aportes sobre lo que se dice de la ley, para deslegitimar, que condiciona mientras esté vigente, 19 proyectos megamineros cuando en realidad varios de ellos están dentro de áreas naturales protegidas provinciales (que impedirían su avance) y otros dentro del área donde las actividades extractivas están prohibidas por la Ley nacional de Glaciares.También mencionó la comparación que se hace sobre el uso de sustancias tóxicas en otras actividades como el uso de ácido sulfúrico en la refinería Luján de Cuyo que utiliza 12 toneladas mensuales (según la presentación de las mineras en los juicios contra la 7722) vs 12.000 toneladas mensuales que pretendía usar Minera San Jorge en San Juan en caso de hacer el proyecto "biprovincial". Hizo un repaso sobre la situación de Malargüe y las expresiones del intendente Ojeda acerca que en “éste departamento puede hacer lo que quiera dentro de su territorio”, cuando en realidad no es tan así pues el mismo es parte de toda una cuenca que tendría consecuencia mucho más graves. Los discursos llenos de sentidos común y datos falsos de políticos y medios de comunicación son una campaña sistemática contra la Ley 7722, por eso es tan importante seguir con la tarea de difundir y clarificar.

Por último Sergio Onofrio hizo un aporte sobre cómo hacer que los conocimientos sean significativos en el aula, para que se interesen les estudiantes y planteó romper con el pensamiento memorístico de estudiar para aprobar y no para saber qué hacer. “Debemos formar estudiantes preguntones” expresó y desandar el conocimiento sobre conceptos que están bastante arraigados acríticamente como el de Recursos Naturales, progreso y desarrollo, que implican una visión utilitaria de la naturaleza y pensarlo, planificarlos y plantearlos desde otra perspectiva. Realizó un relato de algunas experiencias en las aulas que pregnan en esos estudiantes y permanecen a lo largo de los años ya que permitieron que se apropien de las luchas.

Finalmente, hubo un cierre al canto de “La cordillera que linda está y si la tocan qué quilombo se va a armar” e hizo su presentación la murga de estilo uruguayo “La chancha y las veinte”.

Una importante actividad impulsada por el sindicato de lxs trabajadorxs de la educación de Mendoza, el más grande de la provincia, el cual fue parte activa y protagonista de la lucha por la defensa de la 7722. La presencia de docentes, pero también integrantes de las Asambleas es expresión de esta alianza que copó las calles en diciembre y le torció la mano al gobierno, el PJ y su alianza con los lobbys mineros.







Temas relacionados

#Ley7722   /    SUTE   /    Fracking   /    Ecología y ambiente   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO