Política

LESA HUMANIDAD

Causa Operativos Policía Federal en 1977: pedido de perpetuas para todos los acusados

En el marco del juicio oral en el que se imputa a seis ex policías federales por los crímenes cometidos durante un raid represivo en octubre de 1977, hicieron su alegato el Ministerio Público Fiscal y la querella de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo.

Mario Frias Casado

Enfoque Rojo

Miércoles 14 de diciembre de 2016 | 09:52

Ph: Mario Frias Casado

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2 de La Plata, integrado por Jorge Michelli, Nelson Jarazo y Alejandro Esmoris, continuó con los alegatos del juicio oral que juzga los homicidios de Adela Esther Fonrouge, Juan Oscar Cugura y de un hombre apodado “La Chancha”; la privación ilegal de la libertad, las lesiones graves y tormentos sufridos por Juan José Libralato; la privación ilegal de la libertad de Mauricio Emeraldo Mansilla y de Irma Guzmán de Arteaga, y el robo de objetos en la casa de Mansilla.

Los Alegatos comenzaron con el Ministerio Público Fiscal representado por el fiscal Juan Martín Nogueira, quien pidió penas de prision perpetua para todos los imputados por los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad, robos y tormentos cometidos en el Operativo realizado por fuerzas conjuntas de la delegación La Plata de la Policia Federal y el Ejercito entre el 11 y 13 de Octubre de 1977. Nogeria indico, en base a las investigaciones realizadas durante la instrucción del juicio sobre el exp. 223/77, que el operativo fue pergeniado para eliminar a los militantes políticos de la columna 27 de la organización Montoneros.

La fiscalía relató como el operativo significo la privación ilegal de la libertad, lesiones graves y tormentos sufridos por Juan José Libralato, asi como también la privación ilegal de la libertad de Mauricio Emeraldo Mansilla y de Irma Guzman de Arteaga y ademas el robo de objetos en la casa de Mansilla. También se los imputa por el homicidio de un hombre llamado Jorge apodado “La Chancha“, de Adela Esther Fonrouge y Juan Oscar Cugura.

Libralato sigue desaparecido a pesar de los habeas corpus presentados por los familiares, en tanto los restos de Fonrouge fueron exhumados en el 2004 de una tumba NN del cementerio de La Plata y posteriormente identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Nogueira se refirió al caso de Adela Esther Fonrouge, quien se encontraba embarazada, indicando que llevaba en el vientre “una persona por nacer“.

La audiencia continuo con el alegato de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, representada por los abogados Emanuel Lovelli y Colleen Torre.

La querella de Abuelas se refirió al caso de la víctima Adela Esther Fonrouge, como homicidio calificado, ya que según el informe del Imputado Zuñiga sobre que la causa de la muerte seria la ingesta de una ampolla de cianuro, y entonces ¿como podría aparecer luego en una morgue con un disparo en la cabeza? Se pregunta la querella.

Teniendo en cuenta además que el hecho que llevara a Fonrouge a tomarse el cianuro seria en todo caso la coacción de una patota que tenia el objetivo de eliminar a los así calificados elementos subversivos (Militantes Politicos), que llevaron al operativo el antídoto previendo ese desenlace. Y que además uno de los integrantes de la Patota ya fallecido Adalberto Maciel, es quien mas tarde ingresa el cuerpo de Adela Fonrouge a la morgue indicando muerte por perdida de masa encefálica.

El alegato continuo con la descripción del contexto histórico y las normativas que prueban la injerencia del ejercito en otras fuerzas represivas a fin de llevar adelante el plan de eliminar a la columna 27 de Montoneros, bajo las ordenes del jefe del Destacamento de Inteligencia 101 Alejandro Agustín Arias Duval y el responsable del Área 113 Coronel Roque Carlos Presti.

Luego se refirieron al imputado Roberto Arturo Gigli, quien se ocupó de la documentación en el caso de Guillermo García Cano quien luego de detenido necesitaba pasaportes para una posible salida del país hacia Sudafrica, relacionando que tiempo después de este hecho muere Fonrouge y que el superior Di Pascuale (Condenado en el Juicio por los crímenes cometidos en el Centro Clandestino de detención La Cacha) del destacamento de inteligencia 101 de la plata, es quien recomienda a Gigli.

La querella de Abuelas de Plaza de Mayo pidió la prisión perpetua de todos los imputados, señalando que todos firmaron el informe del expediente 223/77 a pesar de lo criminal de los hechos descriptos por el imputado Zuñiga quien alega como defensa que los incluyo a todos solo para facilitarles el ascenso.

Emanuel Lovelli relata que Gigli había declarado en la instrucción, que su condición de judoca esta filosofía le impedía dañar a otros. Pero esto no le impidió participar en la muerte de una mujer embarazada (Fonrouge) y sostener igual que el resto de los imputados que esa era su firma.

Los abogados de Abuelas relataron que la familia de Adela Fonrouge busco al hijo de esta creyendo que había dado a luz, por mas de 30 años hasta que finalmente el EAAF (Equipo Argentino de Antropología Forense) pudo localizar sus restos y descartar esto.
También contaron como la hija de Libralato, Julia, no solo no fue con su familia biológica después del operativo sino que además no pudo declarar en este juicio a causa de los perjuicios provocados por el terrorismo de estado, teniendo en cuenta que pudo haber sido parte de los mas de 400 jóvenes apropiados de los que todavía se desconoce su paradero.

Finalmente pidieron que se hagan informes médicos para evaluar las prisiones preventivas y las domiciliaras sobre todo en el caso del imputado Romero viendo que este contrajo tuberculosis en su casa, planteando que quizás seria mejor que sea trasladado a un hospital del servicio penitenciario para su mejor atención.







Temas relacionados

Policía Federal   /    Juicio a Genocidas   /    Juicios por la dictadura   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO