Sociedad

Cerro Catedral: ¿quién se quedará con la joya de la abuela?

El principal atractivo turístico de Bariloche devela los negocios millonarios que se disputan y que contrastan con la realidad de la población local cada vez mas excluida del goce de esos recursos.

Viernes 1ro de marzo | 02:47

La historia y la economía de Bariloche están íntimamente ligadas al desarrollo del cerro. A pesar de haber surgido como una comunidad agrícola-ganadera, con la creación en la década del ´30 de la Administración de Parques Nacionales, la ciudad rápidamente volcó sus esfuerzos en convertir este paraje en un destino turístico para la burguesía argentina, siendo el Cerro Catedral su atractivo principal.

En un primer momento 2 empresas explotaban el centro de ski, pero en 2003 todo el complejo quedó en manos de una de ellas; la empresa SkiWorld SA, que luego se llamó Catedral Alta Patagonia. Esta empresa explotaba el sector norte desde 1992 y en el 2001 entró en concurso preventivo de acreedores alegando pérdidas por 10 millones de dólares debido a factores climáticos. A pesar de haber incumplido el plan de inversiones y tener discrepancias con la liquidación del canon, en el 2004 se firmó un Contrato de Adecuación Contractual que extendió la concesión hasta 2026, el cual se encuentra aún vigente. En este contrato se establece un canon de 12.500 pases diarios (de adulto en temporada alta) que la empresa paga anualmente en 2 cuotas al municipio y ese mismo valor es el que la empresa debe invertir por año en modernización del cerro. Cabe destacar que el canon establecido equivale a un día de ski de alta temporada, en el cual alrededor de 13.000 personas visitan el cerro pagando un pase de alrededor de 2500 pesos cada uno.

El cerro se encuentra en claro deterioro, esto es por falta de inversiones para el mejoramiento y mantenimiento de la infraestructura y su falta de modernización; excusas que utiliza la empresa para realizar el negocio inmobiliario. Habría que preguntarles ¿cómo es que, habiendo cumplido con todas las inversiones (tal como dice el proyecto presentado), el cerro esté en el estado en el que se encuentra?. Es tentador deducir que con los bajos estándares pautados, de un canon de 12.500 pases de inversión, se están llevando bastante más de lo que invierten y aun así pretenden más, dejando a Bariloche sólo con el pasivo ambiental, tema que merece un capítulo aparte que saldrá en una próxima nota.

A fines del 2017 el intendente Gennuso quiso prorrogar el contrato con la empresa hasta 2056 de forma arbitraria y directa. A través de este pacto se le condonan las deudas existentes; se establece un monto de u$22 millones para modernización del centro de ski a realizarse en los próximos 5 años pero nada dice de los siguientes 25. Además se le otorgan 1.5 hectáreas para un Hotel Ski in-out por encima de la alturapermitida para construcción, para que los turistas más adinerados puedan “salir esquiando desde la puerta del hotel” ycomo si esto fuera poco también se le otorgan 70 hectáreas para un desarrollo urbanístico con la figura de fideicomiso.

Este proceso se realizó incumpliendo ordenanzas vigentes, sin tener en cuenta la Guía de Peligros Geológicos que establece el área del Cerro Catedral como no apta para urbanización.Tampoco existen informes correspondientes de las áreas técnicas competentes; ni de la Municipalidad, ni de Parques Nacionales, ni de la Dirección de Bosques provincial, ni tampoco un Estudio de Impacto Ambiental. Parece que Gennuso tenía que hacer el negocio rápido; para que,desde Nación, sigan enviando los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) para tapar los agujeros del déficit municipal de más de $200 millones.

Bariloche segregada

El negociado que pretendían realizar el gobernador de Río Negro y el intendente de Bariloche, con la empresa concesionaria del Cerro Catedral, se encuentra detenido por una cautelar presentada por un legislador provincial, luego de que la municipalidad cajoneara el proyecto de iniciativa popular avalado por 5641 firmas de vecinos barilochenses. Hoy el Superior Tribunal de Justicia (STJ) tiene el poder absoluto de decisión sobre el destino del recurso económico más importante de Bariloche.¿Qué pasará después de los comicios?

En un año de elecciones no sorprende que la justicia burguesa, siempre alineada al poder económico y político, no se expida sobre la concesión del cerro a Catedral Alta Patagonia SA (CAPSA), ya que se encuentran expectantes del resultado de las próximas elecciones y por consiguiente a quien se beneficiará con el recurso más importante de la ciudad.

En Bariloche el turismo y actividades comerciales conexas representan algo más del 50% del PBI y el complejo turístico (hotelería y gastronomía, construcción, comercio y manufacturas vinculadas) aporta alrededor del 45% de los puestos laborales. Cabe destacar que estos empleos son estacionales, muchas veces ocupados por trabajadores golondrina o los trabajadores de las zonas más humildes y olvidadas de Bariloche, sumiendo a la población más segregada a la precarización e inestabilidad laboral.

Por otro lado, la actividad comercial, donde los turistas gastan su dinero, se concentra en el centro y oeste de la ciudad, donde la clase media/alta desarrolla sus micro, pequeños y medianos emprendimientos (MiPyMEs). De llevarse a cabo el proyecto en el cerro a 15 km de la ciudad con hotelería, gastronomía y comercio propio, condenaría a las MiPyMEsde Bariloche a la quiebra y dejaría a los trabajadores en la calle, ya que los turistas pueden acceder directamente desde el aeropuerto al cerro sin tener que pisar la ciudad. De esta forma se concentrarían en manos de los hermanos Trappa (dueños de CAPSA) un gran porcentaje de ese 50% del PBI que representa la industria del turismo.

Bariloche es una ciudad donde más de 12 mil jóvenes están bajo la línea de la pobreza. Y la desocupación y la crisis social aumentan. Pero también cuenta con los recursos y atractivos de la Patagonia, recursos que podrían ser utilizados en beneficio de mejorar la calidad de vida de todos sus pobladores, de generar fuentes de trabajo genuinos, planes de vivienda y espacios recreativos, deportivos y de ocio accesibles a todos. La única salida realista para cambiar esta situación la anulación de los contratos y gestionarlo por parte del Estado y administrarlo bajo control de sus trabajadores.

A diferencia de otros procesos, éste, tiene el beneficio de que el cerro es propiedad del pueblo trabajador de Bariloche. El acceso estaría disponible con un fin social y no de lucro, para que más gente que hoy no tiene identificación con este recurso, pueda sentirse parte, disfrutando el cerro, de nuestro entorno natural y así defenderlos y cuidarlos.

Se acercan unas elecciones importantes en Río Negro, donde se abre la posibilidad de discutir soluciones profundas a las necesidades y desigualdad social. Sin embargo la joya de la abuela, en manos de empresarios y funcionarios de turno solo genera riqueza y bienestar para unos pocos. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores se presenta por primera vez en la provincia y se propone ser la voz en la legislatura y en las calles, de las peleas por la disputa de los recursos en mano y para las familias trabajadoras de la región.







Temas relacionados

Elecciones 2019   /    San Carlos de Bariloche   /    Desocupación   /    Control obrero   /    Desigualdad   /    Río Negro   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO