Internacional

FRANCIA

Chalecos amarillos: la provocación de Macron contra una mujer herida por la represión

El presidente se refirió a la mujer que se encuentra internada tras ser golpeada por la policía. Un amplio repudio respondió a la provocación presidencial.

Miércoles 27 de marzo | 00:30

La imagen de una mujer en el piso, luego de ser herida en el cráneo por una carga de la represión policial en la manifestación de los Chalecos Amarillos del sábado pasado dio la vuelta al mundo. El hecho sucedió en Niza y la mujer, Geneviève Legay militante de los derechos humanos de ATTAC, continúa en grave estado, internada en terapia intensiva.

Varios días después de una nueva avanzada represiva ordenada por el gobierno francés, que incluyó el despliegue de militares en París, el presidente Macron se refirió al hecho con una provocadora frase: dijo que la mujer la próxima vez sea “más inteligente” y no asista a una manifestación prohibida.

La nueva “frasecita” (como denomina el propio Macron a sus provocaciones) presidencial disparó críticas por la violenta justificación al accionar policial que sin miramientos reprime las marchas de los Chalecos Amarillos.

Macron no dudó, en una entrevista en el diario Nice Matin, en advertir a la mujer que “para tener tranquilidad, usted necesita comportarse con responsabilidad. Yo le deseo una rápida recuperación y posiblemente un poco de inteligencia. Cuando uno es frágil, uno no va a lugares que han sido definidos como prohibidos y uno no se involucra en situaciones como estas”. Básicamente el jefe de estado dejó en claro que mientras cualquier francés decida manifestarse corriera el peligro de correr la suerte de Geneviève Legay o de las decenas de personas que han perdido un ojo y otra parte de su cuerpo por los disparos y golpes policiales.

Te puede interesar: Los chalecos amarillos se movilizaron en una Francia militarizada por Macron

Delphine, la hija de Geneviève, respondió que ella sentía “náuseas” ante la frase de Macron. ”Uno se pregunta quién necesita una forma de inteligencia. Yo no creo que sea digno de un presidente”.

Jean Luc Mélenchon, líder de Francia Insumisa, también respondió al jefe de Estado. ”Señor Macron, nuestra Geneviève de Niza no necesita sus lecciones de inteligencia. Usted tiene mucho que aprender de ella”.

Desde la izquierda se pronunciaron en apoyo a Geneviève. El NPA (Nuevo Partido Anticapitalista) aseguró en un comunicado que “Desde el inicio de la movilización de los chalecos amarillos, 8700 personas han sido puestas bajo custodia, 2000 fueron sentenciadas de las cuales 800 fueron condenadas a prisión. Casi 1800 están esperando su juicio. Además, desde noviembre, la violencia policial mató a una persona, Zineb Redouane, de 80 años de edad, quien recibió una granada de gas lacrimógeno, e hirió a otros miles, entre ellos 222 heridos en la cabeza, 22 heridos y cinco heridos. manos arrancadas” . El comunicado asegura que “la reacción de Macron, quien recomienda a Genevieve Legay "una forma de sabiduría" es absolutamente indecente, porque es el jefe de estado y sus prefectos los que son responsables de la violencia policial contra los manifestantes”. La organización concluye mostrando su “su pleno apoyo a Geneviève”.

La frase de Macron es una expresión más del giro autoritario buscado por el ejecutivo francés para contener a los chalecos amarillos.







Temas relacionados

Represión en Francia   /    Emmanuel Macron   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO