Internacional

Chile

Movimiento estudiantil

Chile: dirección estudiantil se baja de la mesa de diálogo

Tras una semana de dialogo y negociaciones, la Confech abandona el Plan de Participación Ciudadana, que tiene como objetivo discutir los proyectos de la reforma educacional. Mientras, se sigue desarrollando la movilización estudiantil y de sectores de trabajadores.

Claudia Moreno

Antofagasta, Chile

Miércoles 3 de septiembre de 2014 | Edición del día

Fotografía: Prensa PTR

El pasado sábado 30 de agosto la mesa directiva de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) decidió abandonar el Plan de Participación Ciudadana, mesa de diálogo impulsada por el Ministerio de Educación (Mineduc) que tiene como objetivo discutir los proyectos de la reforma educacional con los distintos actores sociales.
Esta determinación fue tomada en la última plenaria de la Confech en la Universidad de Concepción, un panorama que dista mucho de la penúltima plenaria en la Universidad de Santiago, en donde confirmaban que se mantendrían (con la diferencia de un solo voto) en el programa del Mineduc.
Dirigencias divididas
Una vez finalizada la plenaria, las opiniones no se hicieron esperar de ningún sector de la política nacional. En una entrevista a ElDinamo.cl, la presidenta de la emblemática Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Melissa Sepúlveda, manifestó que "Ya no puede haber bajada de un proceso que está terminando y donde ya se presentaron las propuestas de las distintas organizaciones, por lo tanto es más bien un rechazo al Plan de Participación Ciudadana como instancia de definición de la reforma educacional".

Por otra parte, la presidenta de la Federación de la Universidad Católica, Naschla Aburman, declaró que la decisión tomada por la Confech se basó en que "El proceso no asegura que sea realmente incidente en la reforma educacional, por lo tanto hacemos un llamado hoy a que se genere un nuevo espacio de conversación en el diálogo de propuestas, que sea realmente vinculante y resolutiva".
Desde la "bancada estudiantil" en el parlamento Karol Cariola, ex dirigente estudiantil y actual diputada del Partido Comunista, lideró los cuestionamientos y fundamentó que “Es una muestra de que quizás a los líderes de la Confech y a la actual conducción, les hace falta un poco más de reflexión respecto del rol que están jugando (…)”.
En las calles

Con este escenario de ajustada división en las alturas, el movimiento estudiantil sigue perfilándose como un movimiento multitudinario que sigue movilizándose por las demandas que lo impulsaron desde el 2011. Como demostró este 21 de agosto con decenas de miles de estudiantes y trabajadores en las calles, se mantiene como un problema crucial para el régimen, marcando el debate político y empujando a nuevas movilizaciones.
Dauno Totoro, consejero por la Facultad de Filosofía y Humanidades en la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, manifestó que “las diferencias expresadas por la dirección de la Confech no han sido fruto de la deliberación en las bases estudiantiles, que han hecho un pronunciamiento contundente este 21 de agosto, por la educación gratuita y de calidad y por el fin de la educación de mercado heredada de la dictadura”. Agregó que “una nueva cita nos convoca este 4 de septiembre, cuando los trabajadores marcharán en todo el país en defensa de sus derechos”. Varias organizaciones estudiantiles secundarias y universitarias, entre ellas la ACR, han manifestado su apoyo activo a la marcha nacional convocada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en respuesta a otra reforma muy comentada en el país: la Reforma Laboral que impulsa el Gobierno.
La llamada autonomía
El vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde, se abstuvo de calificar la decisión del retiro de los estudiantes para señalar que las puertas al diálogo seguirán abiertas con todos los actores de la sociedad civil. "Creemos que la reforma educacional debe llevarse adelante con participación de la ciudadanía y por tanto deben ser escuchadas todas las miradas. Ahora, los distintos movimientos sociales, en el marco de su autonomía, pueden sumarse o no a las iniciativas del Gobierno".
El Ministerio de Educación por su parte durante la mañana de este lunes 1 de septiembre abrió una jornada de conversación y análisis sobre el proyecto de educación enviado al Congreso junto a ex líderes estudiantiles en donde el ministro Nicolás Eyzaguirre enfatizó tras la bajada de los estudiantes en el respeto a la "Autonomía de los movimientos sociales" y que de todas formas la mesa de participación "Pudo generarse casi en un 100 por ciento porque efectivamente los diálogos ciudadanos ya se estaban terminando".
Frente al adverso resultado, la conducción de la Confech ha contemplado la posibilidad de establecer una mesa de diálogo paralelo para negociar. Tal fue el caso del Colegio de Profesores durante estas semanas que llevo adelante un "diálogo directo", con el Ministerio y el Secretario de Estado. Respecto a esta petición de una instancia de conversación directa, Eyzaguirre manifestó: “Ya les he dicho que estamos abiertos al diálogo con todas y todos; me han visto en terreno”.
Continúa la herencia Pinochetista
Este mes se cumplen 41 años de la dictadura militar y 34 del comienzo de la privatización de la educación en Chile. Esta mercantil herencia que ha dejado Augusto Pinochet y sus continuadores del neoliberalismo, hoy es defendida férreamente por los sectores de la derecha que quieren conservar a toda costa sus subsidios y empresas dedicadas al "rubro" de este derecho que se ha convertido en un privilegio.
El Gobierno de la Nueva Mayoría frente a esta empecinada defensa se ha mostrado en los hechos dispuesta a negociar tanto con los empresarios de la educación como con la propia derecha a través de una reforma que no ataca de raíz el problema del mercado en la educación.







Temas relacionados

Movimiento estudiantil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO