Economía

FRAUDE DE AEROLINEAS ARGENTINAS

Citan a declarar a la procuradora del Tesoro por la causa de “vaciamiento” de Aerolíneas Argentinas

Angelina Abbona, la procuradora del Tesoro de la Nación, fue citada a declaración indagatoria para el 26 de marzo acusada de no adoptar acciones contra el grupo español Marsans. En la causa ya están denunciados el ministro de planificación Julio De Vido y el presidente de Aerolíoneas Mariano Recalde.

Lucía Ortega

@OrtegaLu_

Viernes 20 de febrero de 2015 | Edición del día

Días atrás, los trabajadores tercerizados de Aerolíneas Argentinas realizaron medidas de fuerza contando la autopista Ricchieri en rechazo del despido de un trabajador candidato a delegado y en reclamo de mejoras salariales. Sin embargo, las novedades respecto a la aerolínea de bandera vienen por otro carril distante a una respuesta a los tercerizados, se trata ahora de la causa por el supuesto fraude de la empresa.

El juez federal Luis Rodríguez, quien lleva adelante la causa caratulada “Recalde Mariano y otros s/abuso de autoridad (...)”, citó a Angelina Abbona a declarar el próximo 26 de marzo debido a su responsabilidad como procuradora del Tesoro de la Nación de no haber denunciado los delitos cometidos en perjuicio del Estado. Esto es, el pago de millones de dólares a Marsans por la expropiación de la empresa y otros millones que han sido por condonación de deuda. Como decía hace poco otro trabajador de una empresa tercerizada de Aerolíneas, en este caso Falcon Aeroparque, “Con el tiempo se puede juzgar mejor el balance de los proyectos. Para cuando Aerolíneas Argentinas se estatizó se generaron ilusiones en millones de argentinos y en particular entre la mayoría de los trabajadores aeronáuticos que veníamos de años de vaciamiento en manos de Marsans. En la última paritaria Recalde (el millonario), explicitó el fracaso de la estatización en “clave camporista”: los 20 mil millones que salieron del bolsillo de los contribuyentes fueron utilizados con total discrecionalidad.”

Pero fueron más de 20 mil millones. Según un informe de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, realizado a pedido del propio Ministerio de Planificación, el Estado le pagó a Marsans (anterior propietaria de Aerolíneas Argentinas) más de 832,8 millones de dólares por la expropiación, le perdonó una deuda impositiva de 319 millones de pesos y se hizo cargo de 500 millones de pesos de un pasivo post concursal. Asimismo, mientras Aerolíneas fue administrada de manera conjunta por Marsans y el Estado se agregaron 310 millones de dólares de nueva deuda, y que en 2011, cuando ya estaba estatizada, se pagaron otros 500 millones por un acuerdo preventivo del 2002.

La causa que inició el senador radical jujeño Gerardo Morales en el 2013 también señala que la empresa que está actualmente en manos de Recalde no presentó sus balances contables a la IGJ, por lo tanto es imposible conocer el destino de sus fondos. En la misma se atribuye a los tres acusados (De Vido, Recalde y Abbona) los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público, marvelsación de caudales públicos y encubrimiento. Ahora hay un nuevo capítulo, luego de un año y medio, pero sin grandes perspectivas.

Para la gran masa de trabajadores, que quizás no se siente involucrada con estas idas y vueltas de la justicia y encubrimientos políticos, significa no obstante una gran estafa. De una parte, para los contribuyentes que sustentan con sus bolsillos la enorme masa de recursos destinada a financiar a una empresa buitre como Marsans que se dedicó a extraer ganancias durante años con una nula inversión y el auspicio del Estado bajo la conducción kirchnerista que, como se denuncia, avaló y financió el vaciamiento. De otro lado, las enormes pérdidas que actualmente está incurriendo la estatizada, con un déficit diario de 2 millones de dólares, cuando en un principio el Plan de Negocios que presentó el gobierno establecía un superávit desde el 2012 hasta hoy. Y finalmente, los trabajadores de la empresa directamente contratados por Aerolíneas, sufriendo paritarias a la baja y las condiciones de explotación naturalizadas desde la postconvertibilidad: la tercerización y precarización laboral.

Queda claro con este manejo discrecional y vaciador que atribuir las pérdidas económicas a la estatización es un falso argumento de los partidarios de la privatización. La salida a esta crisis será, como dice Martín Brat de la agrupación El Despegue, que “nuestro planteo de estatización es muy distinto al que promueve el gobierno (…) la verdadera salida a la crisis de Aerolíneas pasa por el control real de los trabajadores sobre todo el presupuesto asignado. Los aeronáuticos conocemos como nadie las necesidades de nuestra línea aérea para salir adelante y somos los que verdaderamente estamos interesados que así sea”. “La caja política y el desfalco a la que es sometida nuestra empresa en manos de La Cámpora, sólo se puede frenar haciendo causa común con la usuarios y los trabajadores, votando veedores elegidos en asamblea que lleven adelante la gestión económica de la empresa.”







Temas relacionados

Grupo Marsans   /    Fraude   /    Vaciamiento   /    Julio De Vido   /    Agrupación El Despegue   /    Mariano Recalde   /    Aerolíneas Argentinas   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO