Mundo Obrero

NOTA DE TAPA

Coca Cola: crece la lucha contra despidos y persecuciones

La pelea de los trabajadores contra los despidos discriminatorios en varias de las plantas que tiene la empresa en el país continúa avanzando y suma apoyo de numerosos sectores. Este lunes 14/9 se manifestaron en el centro porteño y desde el gabinete de Carlos Tomada se tuvieron que comprometer a recibirlos el martes por la tarde.

Mayra Amaya

@ClockworkWoman

Martes 15 de septiembre de 2015 | Edición del día

Foto: Enfoque Rojo

La llegada de una nueva gerencia desde México y Colombia a las oficinas locales de la multinacional Coca Cola coincidió con una nueva tanda de despidos, esta vez en la planta del barrio de Pompeya. Estos se sumaron a otros anteriores en la misma planta, así como a muchos previos en un depósito de zona oeste y en la planta de Monte Grande. Como vienen denunciando los operarios, la empresa busca sacarse de encima a quienes han tenido que ver con la organización de sus compañeros para conseguir mejores condiciones de trabajo. Es el paso previo a implementar medidas para empeorarlas nuevamente, incrementando la producción mediante el aumento de los ritmos de trabajo, entre otras cuestiones.

Pero los trabajadores decidieron no resignarse a recibir estos ataques pasivamente, sino que se vienen organizando para resistirlos. Los despedidos no están solos: cuentan con el apoyo de sus compañeros dentro de las fábricas y el de numerosos sectores de trabajadores y organizaciones que se reunieron con ellos la semana pasada para acompañaros en un plan de lucha cuya primera medida se concretó el día de ayer.

La pelea de los despedidos de Coca va cobrando, con sus denuncias, una gran repercusión no sólo entre los sectores combativos, sino en importantes medios nacionales e incluso del exterior.

Corte y movilización al Ministerio de Trabajo

La jornada arrancó temprano el lunes 14, a las 7 de la mañana ya se empezaban a alistar bombos y banderas para hacer efectivo el corte en Callao y Corrientes que los trabajadores de Coca Cola venían anunciando desde la semana pasada. Distintas organizaciones sindicales y estudiantiles participaron dando su apoyo a la medida. El objetivo fue sacar a la luz el conflicto que se desató a partir de los despidos discriminatorios y persecutorios que está llevando adelante FEMSA, la empresa de capitales mexicanos que produce y distribuye Coca Cola en gran parte de Latinoamérica.

Durante casi dos horas los trabajadores mantuvieron la acción. Luego marcharon por Corrientes hasta el Ministerio de Trabajo en la calle Alem, siempre cantando y agitando las banderas, especialmente al llegar al obelisco, donde se exhibe una gran marquesina con publicidades de Coca Cola. Los trabajadores llegaron al Ministerio donde presentaron una denuncia contra los despidos persecutorios pidiendo la intervención en el conflicto. Desde el Ministerio les ofrecieron una audiencia con funcionarios para hoy a las 17 hs. Los trabajadores analizaron en asamblea la propuesta y decidieron asistir junto a sus abogados. El sector de los despedidos que está luchando por su reincorporación son trabajadores que reclamaban mayores derechos y mejoras en el convenio y se organizan en la Agrupación Marrón.

Al Ministerio llegaron con la columna que estaba con ellos desde temprano. Los acompañaron trabajadores del Subte, telefónicos de la Agrupación Violeta, aeronáuticos de El Despegue, docentes de la Corriente Nacional 9 de abril, estatales de la Agrupación Marrón y de Rompiendo Cadenas, ferroviarios de la Agrupación Naranja, de la línea 60, de Shell como Gustavo Michel que también está en lucha por su reincorporación, el Partido de los Trabajadores Socialistas, entre otros. Por su parte, los estudiantes secundarios de Berazategui, de la sede Avellaneda del CBC de la UBA, de la Escuela Municipal de Bellas Artes de Quilmes, de las Secretarías de Género y Diversidad del CECESA (Universidad Nacional de Quilmes) y del CESACO (Universidad Nacional de Lanús) también se hicieron presentes.

“No queremos que la empresa se salga con la suya porque creemos que fuimos despedidos injustamente. Ellos acusan que es un despido por legajo y sabemos que no es así, que se trata de persecución sindical porque nosotros estamos organizados dentro de la fábrica y tratamos de mantener mejores condiciones laborales. Hoy en día lamentablemente la nueva gerencia que trajeron directamente desde México quiere imponer peores condiciones para los trabajadores”, le dijo a este diario Cristian, uno de los trabajadores en lucha. Los despedidos de planta Alcorta, como ya dijimos, pertenecen a la Agrupación Marrón, que los apoya desde adentro y también afuera de la fábrica, organizando la solidaridad y realizando las acciones con ellos. Manuel Medi, de Monte Grande, nos decía esta mañana: “queremos que el gobierno intervenga para que nos reincorporen a nuestros puestos de trabajo”.







Temas relacionados

Coca-Cola   /    Carlos Tomada   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO