Géneros y Sexualidades

SANTA FE

Con cinco años de tardanza, echan a empleado judicial pedófilo en Vera

Se trata de Raúl Bolaño, quien fuera detenido en 2011 por los delitos de corrupción de menores, promoción de la prostitución infantil y violación. Recién ahora es cesanteado por el gobierno.

Miércoles 20 de enero de 2016 | Edición del día

En el día de ayer, con las firmas del Gobernador, Miguel Lifschitz, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, el Poder Ejecutivo aceptó el pedido elevado por la Corte Suprema de Justicia de la provincia en el mes de octubre de 2015 y dispuso el cese inmediato de funciones del agente Raul Bolaño. Esta persona se desempeñaba como Jefe de Despacho de los Tribunales de Vera y fue condenado con sentencia firme a ocho años de prisión, por el delito de abuso sexual con acceso carnal reiterado, en perjuicio de una menor de 13 años, durante el año 2011.

La resolución del Poder Ejecutivo afirma que están dadas las condiciones administrativas y legales para decretar la inhabilidad del agente judicial por la causa referida y la consecuente destitución del cargo que detentaba en los Tribunales Provinciales de Vera.

La cesantía del Jefe de Despacho de los Tribunales de Vera llega con 5 años de tardanza. Raúl Bolaño fue detenido en Abril de 2011, cuando tenía 57 años, junto con otras seis personas adultas acusadas todas de integrar una organización secreta que pagaba para tener sexo con menores de edad. Todas las víctimas se hallaban en situación de pobreza y sus padres estaban desocupados.

El caso

La investigación comenzó en enero de 2011, cuando una mujer presentó una denuncia ante la policía local por la desaparición de su hija de 11 años. Tres meses después, la niña fue hallada en la casa de un hombre de 73 años. La niña declaró que mantenía relaciones sexuales con este hombre y también con otras personas a cambio de un pago de 30 pesos. La madre de la víctima radicó la denuncia a partir de la cual fueron detenidos Bolaño y otros seis hombres de entre 44 y 84 años.

En el marco de la investigación, la justicia determinó la existencia de otras cinco víctimas, de entre 12 y 16 años, las que al igual que ella recibían 20 ó 30 pesos por cada acto sexual. Las investigaciones determinaron que "las menores involucradas viven en condiciones humildes, y pertenecen a hogares cuyos padres están desocupados".

Las penas para estos delitos van de 6 a 15 años de prisión, ya que en el caso de las chicas menores de 13 años la acusación es “calificada”. Sin embargo, Raúl Bolaño no tuvo la pena máxima sino solo 8 años. Cinco años después de la denuncia de una víctima de 11 años, el gobierno se digna a cesantear al pedófilo. Un ejemplo más de las prioridades que los derechos de las mujeres y niñas tienen en la provincia de Santa Fe.







Temas relacionados

Miguel Lifschitz   /    Pedofilia   /    Santa Fe   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO