Mundo Obrero

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Con el triunfo de las escuelas nocturnas, ahora vamos por más

Gran repudio popular. Ganaron los que trabajan y quieren estudiar. Ganaron las miles de mujeres y jóvenes trabajadores que a pesar de trabajar muchas horas y ser sostenes de familia, quieren terminar el secundario. Ganaron las docentes. Hay que poner la fuerza de las mujeres y la juventud, para organizarse y pelear contra los planes del Gobierno y el FMI y por el no pago de la deuda externa.

Marilina Arias

Docente CABA Miembro del Consejo Directivo de Ademys

Viernes 1ro de febrero | 12:50

Estas semanas anticiparon este desenlace. La ministra de Educación porteña Soledad Acuña y Rodríguez Larreta, habían mandado a medir en clave electoral con una encuesta de la consultora Areco, el impacto que tenía el cierre de las escuelas nocturnas. Luego de esto y con resultados negativos, salió un insólito video donde la ministra juraba y re juraba que no se cerraban escuelas sino que se habían abierto 54. Esta gran mentira cayó por su propio peso. Justo cuando la misma Soledad Acuña era una de las posibles candidatas del Macrismo en la Ciudad. Ante un enorme rechazo popular, tuvieron que derogar la resolución 4055.

Algo que queda claro es que la derogación de la resolución no cayó del cielo. El gobierno atacó en un lugar muy sensible que son las escuelas nocturnas, aquellos espacios donde concurren trabajadoras, jóvenes mujeres que son madres y van con sus hijos, y a pesar de todo quieren terminar el secundario. Donde concurren centenares de jóvenes trabajadores que están en los trabajos más precarios y no pueden estudiar en otra modalidad, o debieron abandonar sus estudios por trabajo.

Muchos fueron los actores políticos y del periodismo como Nelsón Castro que rechazaron de lleno esta política. Justo en una Ciudad donde más de 400 mil personas de 21 años en adelante no han terminado la secundaria, en la Ciudad más rica de América Latina. Fueron muy importante las medidas de organización de los docentes que tejieron unidad con la comunidad educativa, que convocaron a sus propias asambleas, y decenas de actividades como los semaforazos, donde juntaron miles de firmas. Se logró un gran apoyo popular.

Hay ejemplos muy importantes. En escuelas como el Pueyrredón, donde la organización de les delegades de base y anti burocráticos de la Lista Marrón junto a decenas de compañeras independientes, jugaron un rol importante y se pusieron a la cabeza de organizar asambleas y convocar a docentes de otras escuelas cercanas. Desde allí y junto a otras escuelas se impulsó los petitorios e inscripciones y acciones de visibilización del conflicto, repartiendo volantes como en el Parque Lezama. También hubo acciones contundentes como cortes en la autopista Richieri y las manifestaciones y el rechazo a los actos públicos truchos, que juntaron a la comunidad educativa y lograron tirarlos atrás.

Acuña pasó a ser una de las ministras mas odiadas del gobierno de la Ciudad. Es que en la Ciudad la política del FMI viene avanzando hace un largo tiempo. Hoy este enorme triunfo tiene que poner en cuestión la truchada del cierre de los 29 profesorados donde el gobierno no consiguió ni un pedagogo que pueda sostener semejante medida, como la UNICABA. O que sigue habiendo en la Ciudad más de 11 mil chicos sin vacantes en un nivel tan importante como el nivel inicial. Mientras tanto los presupuestos educativos pasaron a ser los más bajos de la historia.

Pero hay que estar atentos y organizados, para no dar el brazo a torcer. La nueva resolución dice que se realizará una mesa de trabajo para discutir programas de escuelas nocturnas pero nosotros no ponemos ninguna confianza en un gobierno que dice dialogar pero vota leyes como la UniCaba de espaldas a la comunidad educativa. No es casual que la derogación sea a fines de Enero, si se hubiese continuado con esta política para el inicio del ciclo lectivo, la Ministra estaba en mayor problema.

¡Las mujeres y la juventud al frente!

Hay que destacar que fuimos las docentes y estudiantes que luchamos junto a nuestros compañeros y la comunidad educativa desde abajo en asambleas y en cada escuela, plazas y barrios y logramos imponer que no se cierren las Nocturnas. Fuimos parte de las movilizaciones contra los tarifazos uniendo nuestra pelea a las del conjunto de los sectores populares que salieron a las calles contra el ajuste. Las estudiantes madres, trabajadoras, precarizadas podrán seguir estudiando y trabajando.

Junto a la juventud que tiene los trabajos más precarios y muchos han tenido que abandonar la escuela para salir a trabajar y llevar el pan a sus familias. Aquellos para los que el gobierno no tiene más que ofrecerles trabajar a destajo en un Rapy o en Mac Donals. Ellos fueron los que se pusieron a la cabeza de parar este ataque.
Es una gran lección de cómo hay que luchar. Lo que quedó demostrado que las fuerzas sobran para pelear de conjunto contra todos los planes educativos del Gobierno de la Ciudad y el Nacional. La política para educación del FMI es muy clara al respecto, cerrar escuelas y bajar presupuestos. Esto sumado a los brutales tarifazos, despidos y suspensiones, y una imparable inflación. Por eso desde el primer momento exigimos a las conducciones de los sindicatos que se pongan a la cabeza de enfrentar este ataque.

Sabemos que el ajuste recae principalmente en las mujeres que son sostenes de hogares, y en la juventud que tiene los trabajos mas precarios. Por esto es imperioso fortalecer la alianza entre trabajadoras, estudiantes y el movimiento de mujeres de conjunto para potenciar todas nuestras luchas, en un gremio que somos en su mayoría compañeras, madres de familia que concurren a la escuela pública y miles de estudiantes jóvenes que pelearon a la vanguardia por el derecho al aborto.

Algunos dirigentes sindicales como Hugo Yasky habían planteado que este año no era el momento de hacer algún paro. Todo lo contrario, hay bronca y se puede ganar. Por eso a las conducciones de los sindicatos les planteamos que tienen que convocar a asambleas en todas las escuelas junto a la comunidad, y poner toda la fuerza que demostró las nocturnas al frente de la pelea contra el ajuste.

¡Hay que ir por más!

Hay que ir por más y esta lucha no queda solo acá. Desde la agrupación Marrón queremos sacar las mejores conclusiones de este conflicto. Ante el ataque del FMI se hace necesario luchar por el no pago de la deuda externa que es ilegal, ilegítima y fraudulenta y que ese dinero sea destinado a salud, educación, trabajo y viviendas, donde también podríamos conseguir becas integrales para todas las estudiantes.
Además de la necesidad de construcción de escuelas en la Ciudad ante la crisis de vacantes en todos los niveles, junto a la histórica lucha por Educación Sexual Integral con perspectiva de género y de comedores de calidad para todos los niños.

Se hace imprescindible construir una corriente docente nuestra agrupación Marrón para dar pelea por recuperar los sindicatos, y poner en discusión la necesidad de un sindicato único de toda la docencia porteña.

Como docentes del PTS y del Frente de Izquierda, de la agrupación Marrón también contamos con nuestras diputadas y diputados, que nos acompañan y se ponen al frente de cada lucha.

Este 8 de Marzo, tenemos que poner este triunfo al servicio de fortalecer todas nuestras peleas.

Un gran paso en ese sentido seria sumarnos junto a nuestras estudiantes a la primer asamblea convocada por el movimiento de mujeres para preparar esa jornada, el próximo viernes 8 de febrero en la Mutual Sentimiento. Allí, entre otras cosas, tenemos que nutrir la exigencia a las centrales sindicales de un gran paro efectivo con movilización para el día internacional de las mujeres. Para que la tierra tiemble. Para eso, necesitamos impulsar asambleas desde el primer día de regreso para empezar a discutir esta perspectiva en los colegios.







Temas relacionados

#NoAlCierreDeEscuelasNocturnas   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO