Mundo Obrero

CÓRDOBA // GREMIALES

Con este “modelo” pierden los trabajadores

La semana pasada, el titular del SMATA nacional, Ricardo Pignanelli, realizó un acto en Córdoba. Llamó a defender el “modelo” y respaldó a su par del gremio local, Omar Dragún. Los trabajadores metalmecánicos no tienen nada que ganar con estos dirigentes.

Martes 21 de julio de 2015 | Edición del día

Pignanelli aprovechó una visita a Córdoba por motivos personales, según él mismo aclaró, para encabezar un acto en un local céntrico junto a Omar Dragún.

El acto no tuvo como objetivo la defensa de los puestos de trabajo perdidos en la industria automotriz, tampoco reclamar por las suspensiones que sufren las plantas de Fiat y Volkswagen.

Sucede que en octubre próximo habrá elecciones en el SMATA Córdoba y, al parecer, Dragún necesita un poco de respaldo para lograr su reelección. “Lo mejor que le puede pasar a Córdoba es que sigan los destinos (del gremio) en manos de Dragún”, dijo Pignanelli ante unos 600 asistentes. Dragún es un histórico delasotista, pero se acercó al kirchnerista que dirige nacionalmente a los mecánicos cuando dejó el cargo de Ministro de Trabajo en el 2011. De todas maneras, estos burócratas tienen más acuerdos que diferencias, como escribíamos hace un tiempo.

Las “perlitas” del acto de la burocracia y la salida de la izquierda

Pignanelli recordó que el sector atravesó una crisis grande en el 2009 y otra en este año. Cínicamente, destacó que esta vez fue “sin pérdida de trabajo”. No debe haber leído las estadísticas del propio gobierno provincial, que indican que la actividad industrial cayó de conjunto 5,9% entre 2013 y 2014, con una gran baja de 21,5% en el cordón automotriz.

Otra “perlita” del acto fue el recuerdo de José Rodríguez, antecesor de Pignanelli al frente del gremio: “hay que amar el SMATA como los viejos dirigentes nos enseñaron”, afirmó. Recordemos que Rodríguez, que había accedido a la conducción del gremio en 1970 y fue parte de la CGT de Rucci, murió en el 2009 sin haber sido procesado por su participación como entregador de los obreros de Mercedes Benz desaparecidos durante la última dictadura militar.

Pignanelli también pidió que se apruebe una ley impulsada por el SMATA para elevar el contenido nacional al 50,55% en la industria automotriz. Parece una burla viniendo de alguien que no sólo no movió un dedo por la gran lucha de los obreros de Lear el año pasado, sino que además avaló la importación de mazos de cables por parte de la patronal para aprovisionar a la Ford. Este verdadero fraude tuvo el visto bueno del gobierno nacional vía Carlos Tomada del Ministerio de Trabajo. Dragún no se diferencia en nada: unas semanas atrás, mientras Volkswagen Córdoba suspendía a gran parte de sus obreros, se importaban piezas de Brasil.

El jefe del SMATA repitió también una frase muy utilizada por burócratas de todo tipo y pelaje: “hay muchas cosas que reclamar pero para poder hacer eso tenemos que tener laburo”. Esa excusa usó Dragún para justificar el convenio flexibilizador de Renault: se crearán mil puestos de trabajo, pero los trabajadores que entren cobrarán 30% menos que el salario actual. Sin olvidar que desde fines de 2013 la empresa despidió a más de 800 trabajadores.

Con estos dirigentes, los trabajadores no pueden ganar. Es necesario pelear por la más amplia democracia sindical para correr a estos dirigentes que han usurpado nuestros gremios. La lista “Renovar y Fortalecer el FIT”, que a nivel nacional encabeza Nicolás del Caño de cara a las PASO del 9 de agosto, lleva en sus boletas a miles de trabajadores que día a día dan esta pelea en sus lugares de trabajo. Sergio Folchieri y Maximiliano Ortiz de Volkswagen son expresión de esto. El alto porcentaje de votos que nuestras listas obtuvieron en las fábricas y talleres demuestran que el Frente de Izquierda es una opción política de peso que los trabajadores y trabajadores empiezan a ver. Nuestras candidaturas están puestas al servicio de la organización de estas peleas.







Temas relacionados

Omar Dragún   /    Smata   /    Ricardo Pignanelli   /    Córdoba   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO