Política

TRUMP Y EL FMI EN ARGENTINA

Contra el G20: ocho reclamos y banderas para llevar a la marcha de este viernes

Ellos son la guerra, la deuda, la miseria. Nosotros somos la caravana inmigrante, los chalecos amarillos, las huelgas obreras, los pañuelos verdes, la lucha antimperialista. Por qué marchamos.

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Miércoles 28 de noviembre de 2018 | 00:20

Porque el G20 es el gran circo donde los líderes imperialistas “debaten” cómo se reparten el mundo. Allí estarán los presidentes de 19 países y la Unión Europea, pero también los jefes del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC). O sea, los organismos internacionales que comandan el saqueo a la Argentina y cientos de pueblos del mundo.

Porque vamos a repudiar a esos “líderes” como los repudian en sus países. Saqueadores, racistas, misóginos y guerreristas. A Donald Trump, el millonario que gobierna EEUU y le ha declarado la guerra a las familias trabajadoras migrantes, encarcelando hasta a sus hijos. A Xi Jinping, que puso la mayor parte del armamento para la Cumbre, con el mismo espíritu represivo con el que persigue en su país a huelguistas y homosexuales. A su “gemelo” Vladimir Putin. A Angela Merkel, la canciller alemana que diseñó el brutal ajuste a Grecia. A Emanuel Macron, cuya imagen cayó al 25% tras las reformas previsionales y el aumento de los combustibles. A Giuseppe Conte, el primer ministro italiano que quiere expulsar 500.000 inmigrantes a los que sus funcionarios llaman “esclavos”. Al golpista y ajustador Temer, que no pudo traer de compañero de viaje al "facho" Bolsonaro, como hubiera querido. A Peña Nieto, el presidente mexicano que termina su gestión con los asesinos de los estudiantes de Ayotzinapa impunes. A Sebastián Piñera, el derechista mandatario chileno experimentado en reprimir estudiantes y asesinar mapuches. A Theresa May, la heredera de Tatcher que sigue con la ocupación inglesa de las Malvinas.

Porque nos sentimos cada uno de los agraviados y agraviadas por esos “líderes”. Somos las familias migrantes hondureñas que caminan día y noche hacia la frontera. Somos los estudiantes chinos que apoyan las huelgas y los sindicatos independientes en Jasic y decenas de fábricas. Somos los obreros indios de la Royal Enfield y Hyundai que cumplen 50 días de huelga. Somos los huelguistas de Amazon en Alemania y España, que se rebelan contra sus pésimos salarios. Somos los inmigrantes que huyen de las guerras que siembra el imperialismo en África y Asia, los “esclavos” que arriesgan sus vidas en el mar y ante los guardacostas europeos. Somos los “chalecos amarillos”, los ferroviarios y los jóvenes franceses que dicen “¡abajo Macron!”. Somos los comuneros mapuches. Somos los 43 de Ayotzinapa.

Porque somos las cientos de miles de mujeres que marcharon en EE.UU. rechazando al misógino Trump. Somos el movimiento LGTBI que enfrenta el régimen opresivo de Putin. Somos las jóvenes sudafricanas que denunciaron ante el presidente Cyril Ramaphosa que su país tiene el récord mundial de violaciones y los femicidios no paran de crecer. Somos las estudiantes chilenas por la educación pública. Somos las pibas de la marea verde que hicieron temblar Argentina y su grito sacudió a las mujeres de otros países.

Somos esa bandera internacionalista que se agita delante de cada lucha de la clase trabajadora, del movimiento de mujeres y de la juventud del mundo que enfrentan a los más odiados.

Porque vamos a rechazar que Argentina se siga arrodillando ante las grandes potencias. A repudiar la entrega que Macri sigue haciendo de nuestros recursos y la explotación de la clase obrera. Porque quiere firmar acuerdos con EE.UU. para explotar Vaca Muerta, con China para “obras públicas” y con otras potencias para que los dos tercios de las grandes empresas del país sigan estando en manos del imperialismo. Pero sobre todo, para seguir pagando “religiosamente” la deuda a los especuladores. En el Presupuesto 2019 acaban de destinar $ 600.000 millones para “intereses de deuda” a pedido del FMI.

Porque vamos a repudiar el operativo represivo que montó la impresentable ministra Bullrich con los jefes militares y de inteligencia de Trump, Putin, Xi Jiping y Merkel. Porque van a gastar $ 12.085 millones en logística y armamento para sitiar la ciudad con 20 mil efectivos de fuerzas propias y extranjeras. Todo ese arsenal para intentar amedrentar y desalentar a quienes quieran movilizarse. Por eso vamos a defender el derecho a manifestarnos, vamos a rechazar la criminalización de la protesta que en los últimos días se cobró dos víctimas populares y a repudiar la militarización de la ciudad.

Porque vamos a rechazar el saqueo de nuestros recursos, la contaminación y la destrucción del medio ambiente que los líderes del G20 vienen a consagrar. En los últimos días un informe científico denunció que “el cambio climático está transformando dónde y cómo vivimos, y presenta un desafío creciente para la salud pública y la calidad de vida, la economía y los sistemas naturales que nos ayudan a vivir”. Trump dijo “no le creo” y se niega a firmar los acuerdos para la reducción de emisión de dióxido de carbono y el calentamiento global. Quieren destruir el planeta para las futuras generaciones.

Por todo eso, este viernes tenemos que estar allí. Para levantar nuestra voz y nuestras banderas contra los poderosos que hunden a millones en guerras, hambre y miseria. Para rechazar la entrega del país, el pago de la deuda y el saqueo en marcha. Para hacer nuestras cada causa de la clase trabajadora, las mujeres y la juventud que se levanta contra este sistema de explotación y miseria.

Vení con el PTS en el Frente de Izquierda al acto antiimperialista y anticapitalista, y después a marchar con nosotros. Este viernes 30 a las 13:00 horas, en Av. San Juan y 9 de Julio.







Temas relacionados

#FueraTrump   /    Donald Trump   /    Patricia Bullrich   /    Mauricio Macri   /    G20   /    FMI   /    Emmanuel Macron   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO