Mundo Obrero

ENSENADA

Copetro contrata al cuervo Julián de Diego, de oscuro prontuario

A un hombre se lo puede conocer de distintas maneras: por sus acciones, sus declaraciones, para quién trabaja. Un repaso por la trayectoria de Julián de Diego, quien desembarca en la región de la mano de Copetro.

Federico Surila

Excandidato a intendente de Berisso por el FIT

Luciano Sivori

Abogado del CeProDH

Miércoles 25 de mayo de 2016 | Edición del día

Un currículum “intachable”

Recibido como abogado en la Universidad Católica Argentina, pronto comenzó a trabajar como profesor de esa casa de estudios de tradición reaccionaria y anti-obrera. Allí se forman buena parte de los abogados de Recursos Humanos de las grandes empresas. Desde 1979 se convirtió en docente de Derecho del Trabajo, hasta llegar a ser su máximo referente, como titular del Posgrado en Recursos Humanos de la Escuela de Negocios y del Master en Asesoramiento Jurídico de Empresas.

En los 2000 artículos que ha publicado como especialista, no hay ni uno destinado a explicar qué derechos tienen los trabajadores y cómo defenderlos. Todo lo contrario: son críticas a los derechos conquistados por el movimiento obrero y “manuales” de cómo limitar y desconocer esos derechos.

Además es un asiduo columnista de los diarios patronales, como La Nación, La Prensa y El Cronista Comercial, desde donde se escandaliza ante cada huelga y reclama orden social.

Un estudio millonario

De Diego & Asociados está considerado uno de los principales 40 estudios de la City, esos que cobran honorarios millonarios no sólo por planificar los ataques de las empresas contra los trabajadores, sino por realizar fusiones de empresas y otros procedimientos.

De Diego representa a 60 cámaras empresarias y 1600 empresas en su estudio, donde trabajan 230 abogados y profesionales. Entre ellas la American Chambers of Commerce (AmCham), la Cámara Franco-Argentina, la Asociación de Bancos (ABA) y los grandes laboratorios.

AmCham es para decirlo más sencillo, la cámara que nuclea a las grandes multinacionales yanquis. McDonald’s, Ford, PepsiCo, Kraft, entre muchas otras. Para tener una idea del rol de De Diego y su ejército de cuervos, a través de sus servicios a las empresas buitres nortamericanas, se convirtió en el asesor de Kraft-Terrabusi durante el duro conflicto de 2009. Los trabajadores se habían rebelado en defensa por la falta de cuidados contra la Gripe A, y la empresa, el gobierno y la Embajada desataron una guerra contra los trabajadores, que incluyó despidos, represión y una persecución a los activistas. En aquel momento De Diego denunció el “estado asambleario” de las trabajadoras de Kraft y reclamó orden.

El rechazo a los trabajadores no debe confundirse con la amistad que tiene con los capos sindicales. En la misma época del conflicto, se lo pudo ver bailando en una fiesta el carnaval carioca abrazado a Rodolfo Daer, secretario general del gremio alimenticio.

Su verdadero pensamiento

Pero quizá una forma más clara de conocer a De Diego es su pensamiento, las frases llenas de odio de clase que elige para atacar y despreciar los reclamos obreros. Un brevísimo repaso lo pinta de cuerpo entero:

Salarios: “Los salarios tienen que estar detrás de la inflación y no delante” (Infobae 1/2/2016).

Planes sociales: “Ya no existen desocupados, existen subsidiados” (La Nación 6/7/2014).

Nuevo gobierno: “Hay que volver a transitar la cultura del trabajo y del esfuerzo, con acento en la productividad y la competitividad de las empresas” (El Cronista 6/1/2016).

Derecho de huelga: “El recurso de la "huelga salvaje", utilizada en forma inédita durante los 12 años del gobierno anterior, colocó a una serie de delitos, ilícitos y daños como un medio extorsivo para lograr alcanzar las reivindicaciones y apetencias sindicales”. (La Nación 28/2/2016).

Despidos en el Estado. “La detección y expulsión de los ñoquis es un deber fundamental de los actuales funcionarios públicos, pero mayor es aún el deber de denunciar y someter a juicio a quienes en forma dolosa hicieron las designaciones” (El Cronista 25/2/2016).

Derecho de huelga II: “Hoy los paradigmas han cambiado, hemos vuelto a la cultura del trabajo, a la meritocracia y la doctrina de los premios y castigos. Como planteó el ministro Triaca, hay que discutir el descuento de los días de huelga, el ausentismo, y los problemas generados en las industrias y servicios por baja performance”. (El Cronista 18/5/2016).

Ley antidespidos. “La ley antidespidos será un freno contra las inversiones y desalentará el empleo”. (El Cronista 10/5/2016).

Persecución sindical. “En la justicia laboral se fue generalizando reinstalar a un trabajador "supuestamente agraviado por una hipótesis de discriminación antisindical", en decisiones livianas y hasta insustentables. Así, se ha ordenado la reinstalación de "supuestos activistas", de "amigos solidarios con el delegado", de "personas allegadas" al sindicato, de "participantes de asambleas sindicales", de integrantes de "listas negras" de activistas”. (El Cronista 9/3/2016).

Modelo sindical. “El escenario pone en evidencia la necesidad de la unidad del movimiento obrero en una CGT única, liderada por un dirigente moderado y dialoguista como Héctor Daer (Sanidad) y una tregua de dos años, para posibilitar la construcción de un nuevo horizonte sobre nuevos paradigmas”. (El Cronista 2/2/2016).

Convenios colectivos. “Los convenios de empresa lograron avances en nuestro sistema legal que se contraponen con las reformas legislativas que convalidaron un sistema arcaico y anacrónico que no se adapta a las nuevas tecnologías ni a las nuevas formas de organizar el trabajo. (El Cronista 23/10/2013).

Izquierda y reclamos desde abajo. “Han aparecido de vuelta los grupos de izquierda que están operando en búsqueda de una escala institucional dentro de estructuras sindicales. Pero lo más grave de todo el proceso es que el reclamo viene también desde abajo”. (blog Economía para Todos).

Izquierda y reclamos de las bases II. “Hay un avance de los sectores de izquierda que han aprovechado espacios. Pero también hay una demanda muy fuerte de los delegados gremiales y de las bases de que los sindicatos sigan defendiendo el poder adquisitivo del salario.” (Radio Mitre)

Un enemigo de los trabajadores

Vale conocer la presentación que hace De Diego en la página de su estudio: “no es una sorpresa que el Estudio brinde asesoramiento a una serie de cámaras de comercio importantes respecto de temas laborales y sindicales. Julián de Diego es “sobresaliente” y es el profesional más recomendado por ser “prácticamente incomparable” en temas sindicales. Se lo considera “una autoridad en el campo”, y cuando trabaja en la resolución de conflictos está “siempre bien preparado y con una actitud combativa en la medida en que sea necesaria”.

Queda claro. Julián de Diego no es más que un empleado de las grandes empresas. Con su trabajo en tribunales y con sus artículos periodísticos, busca justificar los ataques a los derechos obreros, el aumento de la explotación, los techos salariales, la persecución sindical y el modelo sindical burocrático.

Hoy luego del Veto de la ley antidespidos por parte de Macri, Julian de Diego se puso al servicio de despedir y perseguir en la fábrica Copetro de Ensenada, ser el que da ese primer bautismo. Son los trabajadores los que nuevamente se organizan y enfrentan está situación.

Es importante para los trabajadores conocer a sus enemigos de clase. Tan importante como saber que esa alianza no es invencible. La fuerza y unidad obrera, y su alianza con trabajadores de otras empresas y gremios, con estudiantes y organizaciones políticas que defienden sus intereses, con abogados que están de este lado, le ha torcido muchas veces el brazo a los De Diego y sus clientes. Como se han hecho en miles de oportunidades, y como recientemente se hizo en la lucha de los trabajadores del puerto (Tec-Plata). De este lado también habrá que estar “bien preparados y con una actitud combativa”.







Temas relacionados

Copetro   /    Julián de Diego   /    Ensenada   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO