Sociedad

MEDIOAMBIENTE

Córdoba respira residuos peligrosos

Miércoles 26 de noviembre de 2014 | Edición del día

Recientes estudios demuestran que la empresa Porta S.A contamina el aire de la capital provincial.

El último peritaje en el barrio San Antonio (contiguo a la fábrica Porta S.A. ubicada en la avenida Valparaíso al 4800) arrojó alarmantes cifras. Dicho informe fue presentado ante la justicia y los vecinos esperan el pronto cese de la producción de la alcoholera. La fiscalía dictaminará que sucederá con la fábrica que, desde hace más de dos años, viene produciendo 100.000 litros diarios de bioetanol frente al patio de las viviendas contiguas.

La alcoholera, desde su apertura, funciona sin un pertinente informe ambiental. Desde inicios de 2012 los habitantes de barrios aledaños a la fábrica Porta S.A. sintieron como la salud se les deterioraba progresivamente. Lo que comenzó con un fuerte ¨olor a levadura¨ trajo en primera instancia dolores de cabeza, irritaciones oculares, infecciones respiratorias y alergias. Hoy los informes médicos que compilaron los vecinos hablan de jaquecas crónicas, edemas de pulmón, cinco casos de cáncer de páncreas fulminante y diversas complicaciones cutáneas crónicas.

El petitorio presentado por los vecinos de barrios aledaños el martes 18 del presente mes, tenía como objetivo el cese de actividades de la factoría que produce bioetanol a pocos kilómetros del centro de la ciudad. El peritaje en San Antonio reafirma la urgencia del pedido, la fábrica no debía ni debe permanecer produciendo bioetanol en esta zona.

Residuos fuera de ley

Formaldehido, tolueno, xilenos cloro-etino. Éstos son compuestos que se encontraron en el último relevamiento ambiental en San Antonio, realizado el 14 de noviembre de 2014. Los mismos están categorizados por la Ley nacional como residuos peligrosos.

También se encontró propanol, cloro-propanol e hidrocarburos como hexano, pineno, beta-mirceno, metil ciclopentano. Si la mezcla éstas de sustancias supera el 0,1% de peso de la mezcla de compuestos respecto al aire, también se los consideran como residuos peligrosos: en dicho informe, se registraron valores de 1.16% y 2,15% de peso de la mezcla en el aire, lo que reafirma algo indiscutible: las muestras superan ampliamente los valores permitidos por las leyes nacionales.

La ley penal 24051 responsabiliza a quien genera residuos peligrosos a hacerse cargo de ellos hasta que desaparezcan. El peritaje realizado evidencia que actualmente Porta S.A. sobrepasa los límites del Decreto 831/93 y la Resolución 224/94 por lo que la empresa no debería continuar con la producción de bioetanol porque está poniendo en riesgo la integridad física de los habitantes de la zona.

El efecto ¨Pluma¨

Sería muy ingenuo creer que solo barrio San Antonio está afectado por las emanaciones de la fábrica. El viento dispersa los residuos en el ambiente, produciendo el ¨efecto pluma¨. No es de extrañarse que vecinos de barrio Inaudi hoy también sean querellantes en la causa; los efectos nocivos son visibles en los informes médicos que ya no pueden seguir cajoneados por mucho más tiempo. Los vecinos afirman que los días de fuertes vientos el olor a ¨levadura¨ se siente en barrios alejados como San Fernando e Iponá (ubicados detrás de Ciudad Universitaria, a varias decenas de cuadras de la planta).

Conciencia luego de la explosión

El lamentable incidente en la química de Alta Córdoba, ha despertado el interés y la preocupación de los cordobeses por aquellas industrias que presentan irregularidades. Si pensamos en un desperfecto en la fábrica de bioetanol, se debe de imaginar la cantidad de material combustible que existe dentro de dicha industria. El resultado sería catastrófico y alcanzaría cómodamente la zona urbana de la capital cordobesa.

“Pongo más sillas por cábala”- una vecina de San Antonio preparaba la pequeña sala parroquial para la junta vecinal que excedió por mucho sus expectativas iniciales. La reunión contó con personas que asistían por primera vez a la junta informativa, se sumaron nuevos barrios, docentes de la Facultad de Agronomía y personas solidarizadas con la causa, como estudiantes de la cátedra de Psicología comunitaria de la UNC, además de aquellas que anteriormente estuvieron realizando los cortes esporádicos como la organización V.U.D.A.S. (Vecinos Unidos por la Seguridad y la Salud), entre otros.

Mientras transcurría la reunión, se hizo evidente la necesidad de tomar parte en esta causa que nos concierne a todos y por una -conveniente- desinformación fue silenciada durante años: Porta S.A. está contaminando con impunidad en el patio de todos los cordobeses.

“Ahora sabemos qué estuvimos respirando estos últimos años (…) resta saber cómo limpiamos el aire de nuestro barrio, el aire que respiran nuestros hijos, nuestras abuelas, nuestras embarazadas” reza el último párrafo del peritaje realizado por la Fiscalía en Barrio Parque San Antonio.

Los vecinos se sienten esperanzados, pero han aprendido a no confiarse luego de años paseando por diversas oficinas gubernamentales y se encuentran a la expectativa de la respuesta de la fiscalía. Están seguros que Porta S.A. volverá a argumentar que son una industria segura pero esta vez sus palabras chocarán de frente con el informe que los desmiente.







Temas relacionados

Contaminación   /    Ecología y medioambiente   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO