Política

ELECCIONES 2019

Crónica de un domingo con Nico del Caño en la feria de Domínico

El precandidato a presidente por el FIT-U fue recibido cálidamente por feriantes y vecinos. Muchos ya lo conocían y entre fotos de celular, apretones de mano y abrazos, recordaron: "es el único candidato que visita la feria y se acerca a hablar con nosotros”.

Carla Libertad

I.S.F.D. N° 1 Avellaneda

Lunes 29 de julio | 00:01

Fotos: Enfoque Rojo

Después de una semana de laburo y clima lluvioso, por fin salió el sol este domingo y las familias y jóvenes de Avellaneda y alrededores, aprovecharon para visitar la feria de Villa Domínico y disfrutar del parque.

A pocos días de las elecciones primarias, no faltaban afiches y volantes de los precandidatos. Pero en esta ocasión, las propuestas del Frente de Izquierda-Unidad, las llevó el mismo candidato a presidente, Nicolás del Caño, que desde el mediodía estuvo recorriendo el laberinto de puestos, charlando con feriantes y con las personas que allí paseaban.

Muchos ya lo conocían: “es el único candidato que visita la feria y se acerca a hablar con nosotros”. Fotos con el celular, apretones de manos y abrazos transcurrieron en todo momento de la caminata. Así se rodeaban de fuerza y de entusiasmo las breves charlas y debates políticos que proponían los transeúntes, con quienes Del Caño dialogaba con la naturalidad de ser un político de los nuestros, un trabajador que, al ser electo diputado, donó siempre su dieta para luchas populares y que puso el cuerpo donde había que estar.

Algunos retazos de conversaciones

“Quiero saludar al futuro de la política” manifestó un hombre de unos 40 años, con cálido optimismo al acercarse a Nicolás. “Yo voto a la Izquierda, porque estoy cansada de los mismos de siempre. Los jóvenes no tienen futuro con Macri o con los Fernández-Fernández” dijo una mujer de 60 años que atendía un puesto. Otra feriante de unos 50 años expresó con indignación: “estoy cansada de la política de todos los panqueques. Del Caño me parece más acertado que cualquier otro político. No deberíamos seguir pagándole al FMI para que ellos se lleven todo y no nos dejan nada a nosotros”. “Hay una grieta sí, entre pobres y ricos”, sentenció con sabiduría concisa otro trabajador de la feria.

Damián y Gisela, que iban con sus cuatro hijos, además se quedaron para filmar un video para la campaña. Es que, como explicaba Nicolás a quienes se acercaban, el FIT-Unidad es la única lista que no recibe financiamiento de empresas, y difunde sus propuestas a pulmón y con la colaboración de sus simpatizantes. “Yo apoyo a Nicolás del Caño y sus propuestas, ojalá que cambie todo esto y más para el futuro de los chicos”, dijo Damián ante la cámara del celular, señalando con un gesto de sus ojos a su bebé en brazos. En otro video corto un feriante dice “Hace años que vengo votando a Del Caño, necesitamos otro tipo de política”.

Entre las charlas no faltó la preocupación por la falta de trabajo, los despidos. Los precios altísimos de las góndolas, las tarifas de servicios públicos impagables y de los impuestos municipales. “Por esto es necesario invertir las prioridades de la economía, que se deje de beneficiar a los especuladores y grandes empresarios y que se destinen los recursos en salud, vivienda, trabajo y educación.” -planteaba Nicolás. “Además es necesario nacionalizar los servicios y recursos energéticos y que sean manejados por sus propios trabajadores”. –agregaba Fernando Luna, candidato a concejal y trabajador de la refinería Shell que localizada en Dock Sud, contamina todo el barrio.

¿Qué dice la juventud?

“Nico del caño, Nico del Caño, Del Caño…” cantan con alegre complicidad les jóvenes que se acercan. A Nicolás también le divierte mucho el trap que le hicieron y responde “basta de engaño, con la Izquierda este año”. Una chica de 15 años, se lamentaba de no poder votar aún por su edad, al candidato que “banca a los pibes y pibas y que está por el derecho al aborto y la separación de la Iglesia del Estado”. Otro joven de 20 dijo “Yo voto a Del Caño porque está con los trabajadores.” Uno de los debates más ricos fue el que le planteó un joven de 19 años, que veía que pagarle al FMI era entregar su futuro, pero que dudaba de las consecuencias que podía traer. Al final quedó satisfecho y convencido de su voto a la Izquierda, porque “si no enfrentás a los poderosos, la única que queda es aceptar todo esto”. “Y si no ¿qué futuro nos queda a les pibes más jóvenes?” –agregaba Mauro Espínola- que, con 18 años, es el más joven candidato a Consejero Escolar de Avellaneda “Salir a laburar sin poder terminar la secundaria. Trabajos horribles como los de Globo y Rappi. Hay que plantarse, no va la de resignarse. Nosotros tenemos que cambiar esta historia.”

La campaña del Frente de Izquierda Unidad continúa, rodeándose de la energía y la fuerza sus simpatizantes y colaboradores, de aquellos jóvenes, mujeres y trabajadores que no quieren resignar su futuro y en estas elecciones apuestan a dejar un mensaje contundente a los empresarios y al FMI de que hay millones dispuestos a enfrentar sus planes contra el pueblo trabajador.

¿Te sumás vos también?







Comentarios

DEJAR COMENTARIO