ACTUALIDAD

"Decreto Berni”: prohíben en Gesell tomar alcohol en playas, plazas y calles

Tras los dichos del Ministro de Seguridad, el intendente Barrera decretó que no se podrá tomar alcohol en playas, plazas, actividades artísticas y culturales. Para garantizarlo habrá multas y más policías.

Miércoles 22 de enero | 20:23

El crimen de Fernando Báez Sosa por parte de una patota de rugbiers sigue generando conmoción. El debate se ha instalado en la sociedad y el mundo político. En ese marco ha tomado protagonismo la figura de Sergio Berni, secretario de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

Desde que se conoció el caso, Berni eligió poner en el centro del problema el “consumo de alcohol de la juventud”. “Lo que ha pasado en Villa Gesell fue una desgracia. El alcohol exacerbó la violencia en un grupo de jóvenes”, dijo.

Te puede interesar: Violencia, abusos y machismo: otra realidad detrás de los “valores” del rugby

Pero no se quedó allí. Este miércoles se conoció un decreto del intendente de Villa Gesell Gustavo Barrera (Frente de Todos), quién decretó una prohibición al consumo de bebidas alcohólicas en la calle, playas y otros espacios públicos. Además prevé multas de hasta 5.000 pesos para las personas que sean identificadas en alguna de esas situaciones.

La medida, que deberá ser aprobada también en la Legislatura donde cuenta con quórum propio, plantea en su primer artículo que “se prohíbe en el ámbito del partido de Villa Gesell, el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, playa, espacios públicos, interior de estadios, polideportivos u otros sitios de igual naturaleza cuando se realicen en forma masiva actividades deportivas, culturales, educativas y/o artísticas".

El decreto tiene el sello inconfundible de Berni. Por eso el ministro adelantó esta semana que reforzará la presencia de las fuerzas de seguridad en la Costa Atlántica. Uno de los responsables de hacer efectivo el decreto será el secretario de Seguridad de Villa Gesell, Mauricio Andersen. Se trata de un comisario de la Policía Bonaerense que irá a juicio oral acusado de vinculaciones con una banda que asaltaban a vecinos de la zona.

Desde el próximo viernes nadie podrá tomar, por ejemplo, una cerveza en una plaza, la playa o un espectáculo cultural al aire libre. Lo tendrá que hacer en su casa o tendrá que tener el dinero para hacerlo dentro de los paradores top de los balnearios, un bar o dentro de Le Brique, donde comenzó a gestarse el crimen de Fernando.

Las autoridades podrán requisar bolsos y heladeras, decomisar las bebidas y aplicar multas bastante elevadas. Para todo eso contarán, obviamente, con un reforzamiento del operativo policial que ya inunda las plazas y calles de la Costa.

El decreto, además de un acto de demagogia ante la conmoción social por el crimen, termina teniendo un efecto represivo sobre la juventud y la comunidad en general. Berni no quiere hablar de las causas profundas que llevan a una patota a golpear a un pibe hasta matarlo. No quiere hablar de los empresarios de la noche que lucran con el tiempo libre de la juventud. Tampoco quiere hablar de la policía y los patovicas que “custodian” el negocio a piñas y bastonazos, ni mucho menos de los que hacen negocios con los consumos problemáticos de la juventud. Elige prohibir la posibilidad de tomar una cerveza en la playa o un parque, elige poner los ojos de la policía otra vez sobre la juventud, elige poner al alcohol como único responsable de la violencia.

No se sorprendan si ahora vienen los “operativos para la tele” con el ex carapintada rodeado de micrófonos.

Te puede interesar: La ética rugbier y el espíritu del capitalismo







Temas relacionados

Fernando Báez Sosa   /    Operativo Sol   /    Villa Gesell   /    Sergio Berni

Comentarios

DEJAR COMENTARIO