Política

ACTO DEL FIT POR EL 1° DE MAYO

Del Caño: "Llegó el momento de dar vuelta la historia y sacarnos de encima al FMI"

El precandidato a presidente cerró el masivo acto que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores realizó en Plaza de Mayo.

Miércoles 1ro de mayo | 00:14

Nicolás del Caño: Acto del Frente de Izquierda por el Día Internacional de los Trabajadores - YouTube

En el marco del paro nacional y la movilización que tuvo lugar este martes 30, el Frente de Izquierda realizó un acto en Plaza de Mayo, a partir de las 17 horas. Este acto constituyó la única tribuna desde donde se planteó la necesidad de derrotar el ajuste del FMI, Macri y los gobernadores, en el marco del Día Internacional de los trabajadores.

El precandidato a presidente, Nicolás del Caño, fue el encargado del cierre de la jornada que contó con la participación de otros referentes políticos del espacio y del sindicalismo combativo.

Te puede interesar: Gran acto del Frente de Izquierda: todos los discursos y videos

A continuación, reproducimos su discurso:

"Buenas noches, compañeras y compañeros. Queremos saludar a las importantes delegaciones de trabajadoras y trabajadores que se han hecho presentes en este acto y a toda la militancia del FIT.

En primer lugar quiero, como ya lo hizo Néstor Pitrola al comienzo de este acto, que el Frente de Izquierda rechaza el intento golpista en Venezuela auspiciado por el imperialismo yanqui, apoyado por Macri y por toda la derecha continental. Y llamamos a todo el pueblo venezolano, sin dar ningún apoyo político a Maduro, a no depositar confianza, en las fuerzas armadas que negocian con los golpistas y a llevar adelante el repudio y el rechazo a este golpe con los métodos de la clase trabajadora y el pueblo, como se hizo en el 2002 cuando se derrotó la intentona golpista auspiciada por el imperialismo yanqui.

También desde este acto queremos homenajear a los que en todo el mundo, luchan contra sus explotadores, como los “chalecos amarillos” en Francia, como los miles y miles que tomaron las calles en Argelia y en Sudán y a todos los pueblos del mundo que se levantan contra el hambre, la miseria y la explotación de los gobiernos capitalistas.

¡Viva el 1° de Mayo, día internacional de los trabajadores!

A pesar del boicot de la CGT y de muchas conducciones sindicales, en la jornada de hoy vimos cómo se plegaron trabajadoras y trabajadores inclusive de gremios que no convocaron.

En la jornada de hoy compañeras y compañeros vimos un paro muy importante, de amplios sectores de la clase trabajadora, que expresaron la voluntad de lucha contra el gobierno y las patronales. Y a pesar del boicot de la CGT y de muchas conducciones sindicales, vimos cómo se plegaron trabajadoras y trabajadores inclusive de gremios que no convocaron, como pasó con la rebelión de los choferes de la UTA contra la conducción de Fernández.

Podés leer: #ParoNacional: un acto que no llamó a continuar la lucha, pero sí a votar al peronismo

Pero a diferencia de esos dirigentes sindicales alineados con el kirchnerismo muchos de ellos, que hablaron en esta plaza más temprano y de los burócratas de la CGT que también algunos pasaron a otro récord Guinness convocando un paro en un día feriado, los que estamos acá somos independientes de todos los bandos patronales. Levantamos un programa para que a esta crisis la paguen los grandes capitalistas y no el pueblo trabajador.

Compañeras y compañeros, estamos viviendo la “crónica de una catástrofe anunciada”. ¿Quién podría esperar otro desenlace de la sumisión al FMI?

Mientras el pueblo trabajador sufre consecuencias terribles, hay unos pocos que hacen ganancias millonarias, como las privatizadas, los bancos, las petroleras, como el propio presidente y sus ministros, que tienen sus fortunas en los paraísos fiscales.

Todos sabemos que la inflación no para de aumentar, todos vemos cómo se pulverizan los salarios, las jubilaciones, que muchas familias tienen que endeudarse para poder pagar la luz o el gas. El otro día una jubilada se tiró a las vías del subte para quitarse la vida porque ya no tiene para comprar los remedios. Me hizo acordar al jubilado que se prendió fuego en Grecia en el pico de la crisis. O al joven que se inmoló en Túnez, dando comienzo a la “primavera árabe” en 2011.

Porque mientras el pueblo trabajador sufre consecuencias terribles, hay unos pocos que hacen ganancias millonarias, como las privatizadas, los bancos, las petroleras, como el propio presidente y sus ministros, que tienen sus fortunas en los paraísos fiscales.

Escuchamos a Macri decir permanentemente, que lo peor ya pasó. Pero sabemos que lo peor está por venir. Del 2020 al 2023 hay que pagarles al FMI y a los nuevos buitres 40.000 millones de dólares al año. Todas las exportaciones agrarias llegan a 28 mil millones de dólares al año. Es decir, que ni siquiera con todas las exportaciones del campo alcanzaría para pagar la deuda.

Todo el peronismo, incluido el kirchnerismo, nos dice que hay una salida a la crisis favorable, sin romper con el FMI. Pero sabemos que eso es mentira. Eso significa seguir por el mismo camino, es más ajuste, es aplicar el combo de las contra reformas que quiere aplicar el gran capital, como lo están implementando en muchos países. La reforma laboral, para seguir precarizando el trabajo y que trabajemos sin derechos, sin protección como pasa en Rappi, en Glovo, en Uber, en tantas otras empresas. La reforma previsional, para aumentar la edad jubilatoria y bajar las jubilaciones. La reforma tributaria, para bajarle más los impuestos a los ricos y subir los que pagamos todos nosotros, como el IVA.

Pero nosotros no somos como ellos, hablamos con la verdad, como siempre lo hemos hecho. Seguir con el FMI es seguir por el mismo camino que hoy estamos viviendo. Es el recorte a los planes sociales, a la salud y educación. Es dejar sin futuro a nuestros jóvenes, que son los que tienen los peores trabajos y los índices más altos de desocupación.

Si queremos tener un futuro, tenemos que dejar de complacer a los poderosos y poner al pueblo trabajador como la prioridad de nuestra economía.

Hoy la economía se organiza en función del pago de la deuda a los especuladores. Parece que existiera una ley para Macri, para todos los opositores peronistas, que dice que primero hay que pagar y después hay que arreglarse con lo poco que queda. Por eso es mentira que sufren por lo que está pasando en el país, con lo que le pasa al pueblo trabajador.

Si queremos garantizar que el salario y las jubilaciones cubran lo que cuesta la canasta familiar, si queremos que haya recursos para salud y educación, si queremos tener un futuro, tenemos que dejar de complacer a los poderosos y poner al pueblo trabajador como la prioridad de nuestra economía.

Creemos que llegó el momento de dar vuelta la historia y estamos seguros de que el comienzo de este nuevo capítulo es sacándonos de encima al FMI.

  •  Hay una forma de parar la fuga de capitales: nacionalizando la banca y el comercio exterior.
  •  Hay una forma de terminar con el saqueo de las privatizadas, que nos revientan con los tarifazos: nacionalizando todo el sistema energético bajo gestión de los trabajadores.

    El poder tiene que cambiar de manos y pasar de los explotadores que nos llevaron a esta decadencia a manos de la clase trabajadora, la única capaz de sacar al país del atraso y la dependencia.

  •  Hay una forma de terminar con la desocupación y que ningún compañero o ninguna compañera tenga que depender de los planes estatales: repartiendo las horas de trabajo entre desocupados y ocupados y poniendo en marcha un plan de obras públicas gestionado por los trabajadores.

    Como decimos desde el Frente de Izquierda: el poder tiene que cambiar de manos y pasar de los explotadores que nos llevaron a esta decadencia a manos de la clase trabajadora, la única capaz de sacar al país del atraso y la dependencia.

    Leé también: Sinceramente: el libro de Cristina Kirchner en el que habla del papa, Duhalde y Magnetto

    En su reciente libro, la ex presidenta dice que tendrían que haber conciliado aún más con los dueños del país. Sabemos que muchas compañeras y compañeros tienen expectativas en que con Cristina o alguna variante del peronismo las cosas pueden mejorar. Pero reflexionemos lo siguiente: ¿es con los gobernadores del PJ que le votaron todas las leyes a Macri que vamos a torcer el rumbo? ¿Es con los burócratas sindicales traidores? ¿Es junto a la cúpula de la Iglesia que niega el derecho al aborto legal y gratuito? ¿Es con la gran patronal nacional que junto al imperialismo orquestó la dictadura genocida? Por supuesto que no, compañeras y compañeros. Para torcer el rumbo hay apostar a la organización y el programa que realmente defiende los intereses de la clase trabajadora.

    Este saqueo que estamos padeciendo está generando las condiciones para acciones históricas independientes del pueblo trabajador. Un adelanto lo vimos en diciembre de 2017, cuando nos movilizamos masivamente contra la reforma previsional. Y a pesar de que no pudimos impedir que se apruebe esa ley, que contó con el apoyo de casi todos los gobernadores incluida Alicia Kirchner, le pusimos un freno parcial a Macri y a partir de allí comenzó a aumentar el rechazo popular a sus políticas. Para cambiar el rumbo necesitamos que millones de trabajadores y trabajadoras salgan a las calles. Necesitamos un verdadero plan de lucha que empiece con un paro general activo de 36 horas y que culmine en la huelga general política, para derrotar al FMI, a Macri y a los gobernadores.

    Para evitar esta perspectiva, ayer lo escuchaba a Massa, ya están preparando salidas a espaldas del pueblo, pactos entre los partidos tradicionales. Eso es lo que propuso Massa, con las cúpulas empresarias, de la Iglesia y la burocracia sindical, Contra esos pactos y contra el régimen del FMI, planteamos la lucha por una Asamblea Constituyente libre y soberana, donde se pueda discutir y resolver sobre todos los principales problemas que afectan a las mayorías trabajadoras. El Frente de Izquierda es el único que plantea una salida democrática de emergencia! ¡Abajo los pactos a espaldas del pueblo!

    Este 29 de mayo se cumplen 50 años del Cordobazo, esa gran huelga activa, donde miles y miles de obreros y estudiantes derrotaron a las fuerzas represivas en las calles e hirieron de muerte a la dictadura de Onganía, que decía que iba a quedarse en el poder por veinte años.

    ¡Viva el Cordobazo y todos los levantamientos obreros y populares que marcaron la historia de nuestra clase!

    No podemos esperar ni un minuto, tenemos que salir a organizar a decenas de miles con nuestros métodos, bajo nuestro programa, para poder disputar la conciencia de millones y millones de trabajadores y trabajadoras.

    Sabemos que se vive una fuerte incertidumbre. Y más allá de la forma en que se desarrollen los meses previos a las elecciones, sabemos que antes o después habrá levantamientos por parte de los trabajadores y el pueblo pobre, como los que vimos en 2001 cuando echamos a De La Rúa. Pero la diferencia, es que desde la izquierda obrera y socialista tenemos muchas más herramientas, mucha más militancia, mucho más reconocimiento en la realidad política nacional.

    Por eso no podemos esperar ni un minuto, tenemos que salir a organizar a decenas de miles con nuestros métodos, bajo nuestro programa para poder disputar la conciencia de millones y millones de trabajadores y trabajadoras.

    No hay medias tintas. Son ellos o nosotros. Con la fuerza de esos miles de luchadoras y luchadores que hay hoy aquí, salgamos a dar la pelea, impulsando una respuesta activa del movimiento de masas a esta crisis y fortaleciendo al Frente de Izquierda.

    Sabemos también compañeros que esta pelea es a nivel internacional. Por eso seguimos levantando la bandera y dando la pelea en múltiples países, como lo hacemos en la Fracción Trotskista, para construir la herramienta internacional de los trabajadores y las trabajadoras,de construir la Cuarta Internacional fundada por León Trotsky.

    ¡Viva el 1° de Mayo! ¡Viva el Frente de Izquierda!"







  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO