Sociedad

MALVINAS ARGENTINAS

Desidia estatal en el Centro de recepción de menores en Nogués

Trabajadores del establecimiento denuncian faltan de elementos de higiene y de personal para asistir a los jóvenes allí alojados.

Jueves 6 de agosto | 10:00

Construido en 2005 el de Pablo Nogués es uno de los 27 centros cerrados de recepción y contención de menores en el conurbano bonaerense, dispositivo del Organismo de niñez y adolescencia que pertenece al gobierno provincial.

Te puede interesar: Ya son 21 las personas muertas en cárceles y comisarías desde el inicio de la cuarentena

Antes de la pandemia residían entre 60 y 70 jóvenes de entre 16 y 20 años, actualmente ese número se redujo a 50 quienes están en el Centro bajo tutela judicial, privados de su libertad. La pandemia llegó para acentuar la realidad de los centros de detención menores, el hacinamiento provoca que queden expuestos al contagio y vulnerando sus derechos.

Esta semana se dio a conocer la exigencia de las y los trabajadores del lugar ante una escalada de contagios de COVID- 19 en la institución. Hasta el momento son 14 asistentes y una empleada de cocina terciarizada infectados, 30 aislados en total son quienes se encuentran cumpliendo cuarentena en sus hogares.
Una trabajadora en esa circunstancia nos comenta: “Los aislados somos parte del personal que estuvo en contacto estrecho, pero no fuimos hisopados porque desde el 148 nos dijeron que si no teníamos síntomas solo debíamos hacer el aislamiento preventivo”

“ Desde el equipo de salud, junto a otros compañeros se le pidió a la dirección del Centro de Nogués que se armara un equipo de crisis para ir generando medidas que se adaptara a las necesidades del establecimiento, pero la postura de la dirección siempre fue manejarse sin escuchar a los trabajadores. Una de las cosas que planteamos cuando se supo los casos positivos es que el organismo se articule con el Ministerio de Salud para realizar testeos masivos, al personal y a los jóvenes alojados.”

Por ultimo agregó: “a raíz de tantas personas aisladas hoy trabajan 2 o 3 asistentes por modulo, donde hay más de 20 jóvenes, y esto hace que no se puedan desarrollar las actividades normalmente y los pibes se quedan sin recreación, además de la sobrecarga laboral”

Otra trabajadora de la salud del lugar nos comentó: “solo recibimos diez camisolines de friselina, que se descartan en un uso. La provincia envió protocolos pero no las herramientas para llevarlos a cabo. Particularmente a los insumos del área de salud lo hemos comprado nosotros desde que empezó la pandemia porque lo que recibimos no alcanza. Si bien la pandemia es mundial, en Argentina vino a profundizar la crisis en el área de salud, porque ya es una falla estructural que venimos padeciendo de años de gobiernos. Gobiernos que jamás se ocuparon ni de la salud ni de la educación pública”

A más de 130 días del aislamiento social, el gobierno no tomó medidas de fondo para superar la crisis sanitaria exponiendo a las y los trabajadores esenciales. Para que la crisis no recaiga sobre los que están en la primera línea es necesario dar pasos unitarios en la organización para enfrentar la crisis económica y sanitaria a la cual nos enfrentamos. Por eso este sábado 8 la Agrupación Marrón de salud, que forma parte del Movimiento de Agrupaciones Clasistas convoca a un plenario abierto a nivel nacional de manera virtual.

Te puede interesar:Salud: "Tenemos que coordinar entre trabajadores públicos y privados"







Comentarios

DEJAR COMENTARIO