Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Despidos en Bunge: las empresas comienzan el ataque al convenio químico

Las químicas y petroquímicas quieren avanzar sobre el convenio colectivo. Los trabajadores lo rechazaron en diciembre en asamblea. Ayer ratificaron luchar para defenderlo y reincorporar a los despedidos.

Mariano Saleh

@duroms

Viernes 19 de enero de 2018 | Edición del día

La Cámara que nuclea a las empresas de la Industria Química y Petroquímica presentó en diciembre una propuesta para modificar el convenio colectivo de trabajo que abarca a los trabajadores de la zona Zárate-Campana. Sin esperar a las negociaciones, que comenzarían el 5 de Febrero, intentan empujar a los trabajadores a aceptar peores condiciones de trabajo a cambio de los puestos de trabajo.

Este miércoles la asamblea de afiliados al Sindicato Químico y Petroquímico de Zárate, luego de que la multinacional agrícola Bunge y Born comunicara el despido de 135 operarios del Complejo Industrial Campana, resolvieron por unanimidad llevar adelante un plan de lucha, a definir por la directiva del sindicato, por la reincorporación de los trabajadores cesanteados y en defensa del convenio colectivo de trabajo. Comenzaría con una movilización a la sede del ministerio de trabajo de Campana el próximo lunes.

Según consignaron a La Izquierda Diario, los despidos en Bunge son solo la punta de lanza para avanzar sobre las conquistas del convenio químico regional. “Nos costó mucha lucha el convenio y no lo vamos a resignar así nomas” declaró un trabajador, en referencia al duro conflicto que protagonizaron en 2007 con la paralización de las 14 empresas químicas y petroquímicas de la zona, que incluyó provocaciones de la policía, represión y detenidos. “No vamos a volver al pasado, el convenio no se negocia” sentenciaron.

Te puede interesar: [VIDEO] En Campana los empresarios no dejan tomarse vacaciones a los trabajadores

¿Despidos ilegales?

Según informó la empresa, la idea es continuar produciendo pero menos productos, con el 40% del personal actual y con un convenio mas flexibilizado. Algo similar a lo ocurrido en Carboclor, también en Campana, que se “reconvirtió” a una terminal portuaria para la importación de productos químicos. En el caso de Bunge nunca adujo crisis financiera ni trascendió que haya tramitado un Procedimiento Preventivo de Crisis, requerido por la legislación nacional para poder despedir o suspender a mas del 15% del personal.

Ventas récord

La empresa es una de las multinacionales mas grandes del mundo en el rubro de los agronegocios. Durante 2016 reportó ganancias por mas de 46 mil millones de dólares a nivel global. Los trabajadores aseguran que cerraron diciembre con producción récord de fertilizantes nitrogenados. Fue entonces que la empresa decidió paralizar la producción y trasladar el stock de producto a su sede en Ramallo, Provincia de Buenos Aires.

Según datos de la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa), por segundo año consecutivo la comercialización de fertilizantes llegó a niveles récord, aumentando un 40% con respecto a 2015. La empresa Bunge decide aumentar su cuota de exportación sustentada en la liberación de las importaciones y el bajo precio de los fertilizantes a nivel global.

Cambio de época

Los químicos ante el cierre de Carboclor, Latinoquímica, TFL, Lanxess y Quipro en algunos casos solo exigían el pago de completo de las indemnizaciones. Ayer reclamaron pelear por los puestos de trabajo. El panorama poco alentador de miles de despidos y saturada la capacidad de abrir cervecerías artesanales, hace mas cercano el horizonte del desempleo. Similar es el caso de la plástica Bopp del parque industrial de Campana. A pesar de que su sindicato se negó a hacer algo contra el despido de 60 trabajadores fin de este mes, son ellos los que comienzan a organizarse para evitarlos.







Temas relacionados

Bunge   /    Zárate   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO