CORDOBA

Despidos en Valeo: más falso que preventivo de crisis

Jueves 9 de octubre de 2014 | Edición del día

El despido de 35 trabajadores por parte de la patronal de Valeo está avalado legalmente por la apertura absolutamente fraudulenta de un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC). Este es un mecanismo que utilizan las empresas para justificar supuestas crisis y, de esa forma, facilitar el despido de trabajadores y ajustar los salarios y jornadas de trabajo de los que quedan laburando. Esta medida le permite a la patronal despedir con indemnizaciones al 50% y suspender a los trabajadores.

Es necesario hacer varias aclaraciones por que los medios de comunicación más importantes de la provincia, con poco rigor periodístico, vienen informando muchas cosas que no son del todo correctas y que inclinan la cancha para un lado.
Ayer, en su edición digital, La Voz del Interior, señalaba que “el delegado de la UOM, Leonardo Sánchez, rechazó el procedimiento preventivo de crisis, pero los trabajadores manifestaron estar dispuestos a discutir suspensiones para evitar despidos”.

En primer lugar, suena “raro” que un solo delegado se oponga, sin preguntarse qué hicieron los otros, que hizo el gremio y, por último y más importante, que fueron resolviendo los trabajadores en sus asambleas.

En el mismo artículo se cita a Rubén Urbano. Se dice allí que “el titular de la UOM, Rubén Urbano, dijo que la firma propuso realizar suspensiones y pagar el 75 por ciento de los salarios caídos, por encontrarse en procedimiento preventivo de crisis, pero señaló que ese ofrecimiento fue rechazado por una asamblea”.

Que el dirigente sindical no haya salido a aclarar que esto no es lo que ocurrió en las asambleas y en las negociaciones contribuye a que haya más confusión. Intentaremos desentrañar estas “extrañas confusiones” que se ventilan en el principal medio gráfico de la provincia.

En las asambleas que se realizaron entre los trabajadores estos rechazaron siempre el Preventivo de Crisis que proponía la empresa. La oferta de la empresa era suspender a los trabajadores pero en el marco de ese preventivo.

La verdad, según informan los mismos trabajadores, es que estaban dispuestos a discutir alternativas a los despidos pero NO a aceptar el procedimiento de crisis. Esto se confirma si se revisan las actas de las audiencias en el Ministerio de Trabajo de la provincia que se hicieron el 5/8/14 y el 10/9/14. Allí se puede ver como la conducción de la UOM y los delegados de los trabajadores señalan que esa crisis era una mentira.

En el acta de la reunión del 5/8, se puede leer que la UOM declara: “durante los días del fin de semana próximo pasado (sábado y domingo, 2 y 3 de agosto) en el establecimiento se han realizado HORAS EXTRAS (…) todo lo cual demuestra a las claras la inexistencia de la “supuesta” SITUACIÓN DE CRISIS INVOCADA”. Es importante aclarar que esas horas extras se hicieron en los sectores de Montaje, Matricería y en Inyección, mostrando que la planta estaba produciendo bien.

Además en esa misma acta se señala que “en el establecimiento productivo se están llevando adelante OBRAS DE AMPLIACIÓN que (pese a la “supuesta” situación de crisis invocada) NO SE HAN DETENIDO NI REDUCIDO. Además se denuncia que “para montar el “supuesto” estado de crisis (…) se ha DERIVADO LA REALIZACIÓN DE TRABAJOS vinculados a la producción de DUCTO y MANIJA Toyota, al establecimiento de la firma PLASTEN”.

En el acta de la reunión realizada el 10/9, los representantes de los trabajadores ratifican todo lo dicho en la reunión anterior y le piden a la autoridad presente (el Ministerio) que se “abstenga de declarar precedente el pedido de APERTURA DE PROCEDIMIENTO PREVENTIVO DE CRISIS DE EMPRESAS”. Es decir, un rechazo total.

Pero, increíblemente, en la Audiencia que se realizó el 10 de setiembre, el Ministerio de Trabajo aprueba este pedido y declara abierto el Preventivo de Crisis. Sin que se pueda encontrar explicación alguna, el Ministerio de Trabajo, o sea el gobierno provincial, le da el aval legal a las empresas para despedir.

El acta de esa reunión dice textualmente “Sin que lo que esta Autoridad del Trabajo manifieste, implique reconocimiento alguno de los hechos, ni derechos alegados, ni reconocimiento de la situación de crisis invocada por la empresa, por imperativo legal se procede a DECLARAR ABIERTO EL PROCEDIMIENTO PREVENTIVO DE CRISIS”.

Mientras De la Sota sale por los medios nacionales a criticar a algunas empresas porque la levantaron en pala en estos años y ahora suspenden y despiden, su ministro de Trabajo les garantiza que lo pueden hacer sin ningún tipo de consecuencia legal.

Esta medida, que toma el Ministerio, es absolutamente arbitraria, fraudulenta, y además aprobada en tiempo record. Es una precedente que no puede pasar porque significa un avasallamiento lisa y llano donde el Ministerio de Trabajo, bajo formas legales, le da el aval a las empresas para despedir.

Intentar mostrar a los delegados de Valeo como “los intransigentes” que llevaron a sus compañeros a esta situación de despidos es un intento pobre que no solo subestima la inteligencia, las preocupaciones y el honor del conjunto de los trabajadores, sino que es un insulto al noble oficio de los periodistas. El reclamo de los despedidos en Valeo tiene que ser un reclamo de todos los trabajadores de la UOM.







Temas relacionados

Valeo   /    Despidos   /    Opinión   /    Córdoba

Comentarios

DEJAR COMENTARIO